Publicidad
Dom Ago 20 2017
21ºC
Actualizado 09:08 am
Lunes 23 de Abril de 2012 - 06:12 AM

"Somos un desastre": Bolillo, luego de la derrota del DIM

La que se proyectó como una tarde de celebración del Medellín por sus 98 años, terminó en la peor humillación en mucho tiempo.
Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
"Somos un desastre": Bolillo, luego de la derrota del DIM
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL)

El domingo, en el estadio Atanasio Girardot, el equipo rojo perdió por 3-0 ante Chicó, cayó al puesto 16 de la clasificación de la Liga Postobón-I, volvió a acercarse al descenso e hizo añicos el orgullo de sus hinchas.

Había que ver a ‘Caretorta’ caminar de regreso a casa, cabizbajo, con el rostro desencajado y la bandera roja y azul tirada sobre la espalda, como sus ilusiones, para sentir de cerca la tristeza de la afición escarlata que empezó a abandonar el escenario después del tercer gol del visitante.

"Esto ya no da ni rabia, ¡qué tristeza!", expresó Gabriel Acosta, un hincha que creció saltando y vibrando en ‘Rexixtenxia Norte’, pero que no tuvo ni alientos de protestar.

La pesadilla comenzó a los siete minutos con el tanto de James Castro. El mismo jugador la aumentó a los 65 y la cerró Juan David Pérez, a los 85%¬.

Del encuentro, además de la pobreza futbolística de los anfitriones que tuvieron como invitados de honor a viejas glorias de equipo, como Efraín ‘Caimán’ Sánchez, Ponciano Castro, Uriel Cadavid y John Wílmar Pelusa Pérez (¡qué vergüenza con ellos!), hay que resaltar el buen planteamiento táctico del entrenador Alberto Gamero, también exjugador del Medellín, para superar en todos los aspectos al rival.

Y pudieron ser más de tres goles en contra, pues el DIM, que en su escaso juego estrelló dos balones en los palos con Ricardo Calle y John Hernández, lució sin luces e ido de la cancha ante la impotencia de su cuerpo técnico.

SUFICIENTE ILUSTRACIÓN

La declaraciones de Hernán Darío Gómez, en la rueda de prensa que ofreció, con la gallardía que lo caracteriza, retratan lo que fue el desempeño del ‘Poderoso’, equipo que abandonó el campo en medio de silbatinas y abucheos.

"Yo vine aquí por respeto a ustedes (periodistas) y que la gente sepa que somos un desastre. Me debí haber ido del estadio cuando empezó el segundo tiempo, la hinchada del Medellín tiene que estar berraquísima, una hinchada tan fiel tan querida tiene que estar así".

Bolillo, con la cabeza ‘nublada’, dijo que no tenía respuestas a las inquietudes y frente al desastre futbolero de la tarde dominical, "hoy nos tenemos que ir todos, yo por malo también. Soy mal técnico, porque todos los cambios que hice fueron malos, porque nos ganaron por fuerza, por velocidad, por ganas, por actitud. Nos ganan por todo, son mejores que nosotros".

Su vergüenza era tal que se atrevió a manifestar que ojalá los partidos que le restan en casa (dos) fueran lejos del Atanasio, "porque a mí me da pena venir a dar una presentación aquí.

Este estadio y esta hinchada, para mí, son sagrados, y yo no quiero venir más a esta clase de espectáculos".

Y añadió: "no tengo nada que argumentar, no tengo más cuentos o más carreta, no tengo más que decir ni de táctica ni de por qué si, ni por qué no. Esto es ganando, esto es metiendo, pero así como estamos tenemos que irnos todos. Si no estamos en capacidad de ser profesionales y yo no estoy en capacidad de dirigir, así como estoy dirigiendo, también soy otro malo, igual a todos".

Publicada por
Sin votos aún
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad