Publicidad
Sáb Sep 23 2017
22ºC
Actualizado 06:39 pm
Lunes 13 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Paternidad ‘matecaña’

Las dos caras de la moneda se vieron ayer en el estadio Alfonso López, puesto que un partido que estaba 2 – 0 a favor del Bucaramanga, y que estuvo a un palo de aumentar la ventaja a 3, terminó empatado a dos e incluso el Deportivo Pereira tuvo con qué llevarse los tres puntos.
Jaime del Río / VANGUARDIA LIBERAL
Luis Alexánder Mosquera sigue demostrando su olfato goleador. El atacante superó al central del Deportivo Pereira en el salto y al minuto 4 marcó el primer tanto del Atlético Bucaramanga. Al final el partido terminó empatado a dos tantos.
(Foto: Jaime del Río / VANGUARDIA LIBERAL )

La primera cara y el primer tiempo fue para el local, que arrolló en el comienzo del partido y antes del minuto 8 ya ganaba 2 – 0 con doblete de Luis Alexánder Mosquera (4’ y 7’).
En ambas jugadas participó Daniel Murillo, quien actuó como volante carrilero y respondió a la confianza del estratega en un arranque impecable.
Los cambios posicionales implementados por el técnico Álvaro de Jesús Suárez respondían a la perfección y el equipo enamoraba a la afición, al punto que cuando generaban alguna jugada de riesgo, los aplausos producían un eco que hacía varios años no se escuchaba. La gente volvió al estadio y el equipo daba un recital de buen fútbol.
Pero el descanso enfrió al equipo amarillo, que para el segundo tiempo saltó al campo con la tranquilidad del marcador y empezó a dejarle espacios al rival.
‘Michi’ Sarmiento fue sustituido por Gustavo Dávila y el manejo en el mediocampo se perdió. Bucaramanga empezó a dejar grandes espacios entre líneas y Pereira, que hasta ese momento no había mostrado mayor cosa, empezó a respirar.
Al minuto 13 de la complementaria se presentó una jugada que marcó el futuro del duelo. Murillo recuperó un balón, se la pasó a Baena, este se la filtró a Mosquera y el atacante gambeteó a dos defensores, se sacó al arquero y le devolvió favores a Murillo, dejándolo solo frente al arco. El improvisado volante hizo lo imposible… la estrelló contra el horizontal. La jugada, de no creer, generó inconformismo entre sus compañeros, que le reclamaron por no haber concretado el gol. El arquero Vikonis fue el que le protestó de manera más airada y esa situación desconcentró al grupo.
No había pasado un minuto del increíble desperdició, cuando Andrés Santamaría le cometió una falta innecesaria a José ‘El Mono’ Herrera en el área, y el central no dudó en pitar el penal. Julián Barahona cambió la falta por gol.
Con el marcador 2 – 1 Pereira empujó y se montó en el partido. Al minuto 28 se presentó una falta cerca del área y Carlos Salazar, en una gran cobro, marcó el 2 – 2.  Aunque Bucaramanga tuvo algunas opciones claras sobre el cierre del duelo, ninguna se concretó y el resultado no fue tan placentero para la afición, que les gritaba a los jugadores concentración, pues los partidos son de 90 minutos.

¿Por qué empató Bucaramanga?
Porque no tuvo contundencia en ataque y aunque generó varias opciones, las desperdició.
Porque le faltó jerarquía para manejar el resultado y no supo administrar una ventaja de dos goles.
Porque los defensores olvidaron sus labores y empezaron a realizar faltas cerca y dentro del área. Los dos goles partieron de faltas innecesarias.
Porque el equipo no supo cerrar el partido cuando lo seguía ganando 2 – 1 y siguió dando espacios que terminaron con el empate, incluso el Pereira tuvo para ganar.

Análisis táctico del partido
Bucaramanga jugó con el módulo 4-1-4-1. La variación más importante se presentó por el costado izquierdo, puesto que debutó Fernando Monroy como lateral y Daniel Murillo hizo las veces de volante carrilero, con más vocación ofensiva, acompañando por momentos al único delantero, Luis Alexánder Mosquera. En los primero minutos el planteamiento fue más que exitoso y antes de 8 minutos el local ganaba 2 – 0.
En el comienzo del segundo tiempo ingresó Dávila por ‘Michi’
Sarmiento, pero este se recostó al costado derecho y dejó solo a Baena en el mediocampo, sin nadie con quien triangular (función que sí cumplía el santandereano).
Posteriormente (30’ s.t.) entró el volante Sergio Novoa por el lateral Monroy, por lo cual Murillo debió retomar su posición habitual, dando espacio para que el ataque fuera más fluido buscando afanosamente el gol del triunfo.
En ese instante el equipo local estaba jugado y dejaban muchos espacios entre líneas, desdibujando el módulo táctico.
Pereira, por su parte, fue más ordenado y nunca renunció al 4-2-1-3 con el que empezó y que al final le dio resultado. Entre los principales cambios estuvo el paso del exbúcaro Batistte a la zona de volantes (empezó de central) y la inclusión de Ánderson Plata, quien se convirtió en pieza clave de los ‘matecañas’ y fue un dolor de cabeza constante para los defensores locales. Al final, justo premio al orden y a las ganas de los visitantes, que no dieron el partido por perdido.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (4 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad