Publicidad
Dom Dic 17 2017
19ºC
Actualizado 05:56 pm
Domingo 25 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Lo que no se vio ni se oyó

Mientras en la tribuna se acomodaban los hinchas de ambos equipos, los del Atlético Bucaramanga, vistiendo orgullosos su camiseta amarilla y verde, y los del Real Santander la blanca y azul, bajo un cielo gris que amenazaba con soltar un aguacero, en la grama sintética del Alfonso López, los jugadores de ambos conjuntos, cada uno en sector del campo, hacían su respectivo calentamiento.
Nelson Díaz/ VANGUARDIA LIBERAL
El tiempo pasaba y nada que aparecía la solución para el técnico del Atlético Bucaramanga, Álvaro de Jesús Gómez, quien con cara de preocupación buscaba con su mirada posibles alternativas en el banco de suplentes, en dónde no encontró lo que necesitaba, mientras que su homologo, Miguel Oswaldo González, tranquilo, veía el partido y como pasaban los minutos para ganar su primer Clásico como técnico del Real Santander.
(Foto: Nelson Díaz/ VANGUARDIA LIBERAL)
Nelson Díaz / VANGUARDIA LIBERAL
Como en otras ocasiones, efectivos de la Policía Nacional tuvieron que ingresar a la tribuna sur para evitar problemas con la barra de Fortaleza Leoparda. En esta oportunidad, fue en el entretiempo del partido.
(Foto: Nelson Díaz / VANGUARDIA LIBERAL)

Así mismo, en los camerinos, utileros, kinesiólogos, dirigentes y técnicos ultimaban detalles para la ‘guerra’ futbolera que se avecinaba. Llamó la atención que del Real se oía música, vallenato para ser precisos, y más exactamente la canción ‘Gitana’ de Silvestre Dangond.
Ese ritmo musical se mantuvo mientras entraron al camerino los jugadores para terminar su calentamiento, sin embargo se oyó retumbar la voz de ‘El Negro’ Miguel Oswaldo González, quien arengaba a sus dirigidos, les decía no nos vamos a dejar vencer, hoy es nuestro día.
Mientras que en el camerino del Bucaramanga las cosas estuvieron más calmadas, tranquilidad total, con un Álvaro de Jesús Gómez hablando pausadamente, cómo queriéndole transmitir eso, tranquilidad a sus jugadores, sabiendo de antemano que la urgencia de victoria era de ellos.
Bucaramanga salió primero al campo de juego, encabezado por Andrés ‘El Michi’ Sarmiento, en medio de una ovación de los seguidores búcaros, luego saltó al campo el Real, con su arquero Blademir Gómez a la cabeza. Mientras que los dos técnicos fueron los últimos en salir de cada camerino.
Luego de los actos protocolarios, vino el pitazo inicial y rodó el balón por cuenta del Bucaramanga, que trató de imponer su juego, mientras que desde la raya, Álvaro de Jesús Gómez hablaba y gritaba a sus dirigidos, como queriendo indicar cómo se debería hacer cada jugada.
Por su parte, Miguel Oswaldo González, junto al resto de su cuerpo técnico, se mantuvo resguardado en el banco de suplentes, pero no duro mucho ahí, a los tres minutos salió también a la raya para impartir instrucciones, al primero que llamó fue a Freddy Suárez, quien fue a su lado para recibir las ordenes respectivas, porque el rival estaba llegando muy seguido a los predios de Gómez.
Luego, González cruzó los brazos y se dedicó a observar el partido, mientras que su colega, Álvaro de Jesús, no paraba de gesticular y de mover sus brazos para dar órdenes a sus dirigidos.
Ahí, en la raya, cambió todo para ambos estrategas, porque el técnico del Real se mostró tranquilo y relajado, tal vez el vallenato lo había dado la frescura necesaria para ver el partido sin sobresaltos, mientras que el técnico del Atlético, que se había mostrado tranquilo en el preámbulo del juego, había perdido la calma y tenía porque perderla, pues sus jugadores llegan al arco rival y lo único que hacían era desperdiciar las opciones que generaban.
Ni la lluvia, que apareció sobre los 16 minutos de juego, devolvió a Gómez al banco de suplentes, mientras que González si fue y se resguardó por unos minutos.
González volvió a la raya, y en medio los cánticos ¡hoy hay que ganar búcaros!, de la barra Fortaleza Leoparda, llegó el gol del Real Santander, un cabezazo de John Pérez y un rebote que aprovechó el mismo Pérez para poner a ganar al cuadro blanco. Ahí le cambió el semblante a Álvaro de Jesús, porque su equipo, hasta ese momento, había hecho más para ir arriba en el marcador, pero los goles no se merecen, se hacen, y fue el blanco el que marcó.
Y ahí cambió el cántico de la barra Fortaleza Leoparda, que pasó a cantar: ¡huevos, huevos, búcaros, hoy no podemos perder!.
Pero ni así, con el apoyo irrestricto de sus hinchas, el Bucaramanga pudo darle vuelta al marcador, pues la falta de definición no le permitió ni si quiera empatar un partido que tuvo cómo y con qué igualar.
Mientras que Álvaro de Jesús Gómez, desde la primera parte trató de cambiarle la cara al equipo con los ingresos de Largacha, Arboleda y Novoa, jugadores que aportaron lo suyo, pero sin ser determinantes en el marcador, por eso, al técnico del Bucaramanga le terminó de cambiar el semblante, porque se le empezó a notar la preocupación al ver que una vez más no pudo encontrar la solución para llevar a su equipo a la victoria.
Por eso, desde la tribuna le lanzaron cualquier cantidad de improperios y palabras de grueso calibre al finalizar el partido, del cual salió cabizbajo y con más dudas que otra cosa, tras él, los jugadores fueron entrando al camerino bajo los escudos protectores del Esmad de la Policía Nacional, mientras que Miguel Oswaldo y sus dirigidos terminaron celebrando una victoria en un partido que lo terminaron como lo empezaron, a ritmo de vallenato.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad