Publicidad
Jue Nov 23 2017
24ºC
Actualizado 03:31 pm
Domingo 08 de Abril de 2012 - 12:01 AM

“El Sermón de las Cuatro Palabras”

Lo de Jesús de Nazaret fue un calvario cruel, inhumano, abusivo, injusto, pero había un fin último que apuntaba a la salvación de la humanidad, estaba planeado que muriera en la cruz pues había un pacto con su padre celestial en virtud del cual él pagaba con su vida para salvar la nuestra.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
“El Sermón de las Cuatro Palabras”
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Nadie podría negar que la afición del Bucaramanga, vive su propio calvario, y es un vía crucis de más de 60 años de sufrimiento y frustraciones. Con inmenso respeto y reverencia, me permito parodiar al Galileo en algunas de sus últimas palabras en lo alto del monte Gólgota donde debía de morir en la cruz para nuestro beneficio.

Jesús, una vez crucificado, suplicó a su padre eterno: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”. Todos sabían que Cristo había sido condenado injustamente, pues Pilatos públicamente les había dicho: “No encuentro en este hombre culpa alguna” e, “Inocente soy de la sangre de este hombre justo”. Bucaramanga ha sido condenada injustamente y los dirigentes, los empresarios y los políticos, de nuestra comarca lo saben, conocen las necesidades de la institución, pero juegan a ser Poncio Pilatos lavándose las manos.

En el departamento todos saben que los directivos del Bucaramanga se enriquecen con un sentimiento, que abusan de un pueblo, de su cariño por la divisa, de su pasión, de su desbordado amor por el Atlético; sin embargo se hacen los ciegos, adoptan la postura de Poncio Pilatos quien entrego a Jesús a una turba enceguecida y a una Roma sin alma.

A Jesús en la cruz se le oyó decir, tengo sed. Cuentan las escrituras que el nazareno tenía más de 24 horas sin probar líquido alguno. La sed de Jesús era humana en verdad, y sin embargo los malvados se burlaron de él dándole vinagre. Los hinchas del Bucaramanga gritan tengo sed, sed de triunfo, de gloria, sed de sentirse campeones, de poder saborear las mieles de la victoria, sed inmensa de dar la vuelta olímpica, una sed de más de 60 años y al igual que el Rey de los Judíos, reciben hiel y vinagre.

Al final del suplicio el nazareno reclamó: “padre por qué me has abandonado”, fue una queja al padre eterno. Nosotros no reclamamos, hemos descendido demasiado para hacerlo, nos han convertido en borregos obedientes y sumisos. Se incrementa el precio de la boletería el 120% y sin embargo casi llenamos el estadio.

Nuestro equipo de fútbol tiene directivos mezquinos y abusivos, reyes de la retórica y el engaño; técnicos que se equivocan plegándose al querer de esos directivos; jugadores que llegan a la ciudad de paso y olvidan que son profesionales del fútbol; hinchas con micrófono que equivocan el camino cambiando criticas razonadas por aplausos lambones, frente a una administración mediocre; aficionados que aplauden, con la razón o sin ella, a una institución atrapada en las garras de la voracidad económica de unos pocos; gobernantes y empresarios que se han hechos los locos y dejan hacer y dejan pasar, como si el dolor ajeno no les conmoviera en lo más mínimo. Nos han dejado solos.

Al filo de las tres de la tarde Jesús, resignado murmuró: “Todo está consumado” y murió. Me resisto a creer que para el equipo amado no hay mañana, que el padecimiento será eterno. Oremos desde esta tribuna para que un día, ojalá no muy lejano, los corazones de quienes detentan el poder económico y político en la ciudad, miren con ojos bondadosos una necesidad sentida del pueblo santandereano. Un Atlético Bucaramanga por lo menos decente, que no sea la antípoda de una ciudad pujante y en permanente crecimiento, reconocida y querida, más por los foráneos que por los nativos, y que no tengamos que gritar a todo pulmón como el padre de la humanidad: “Padre en tus manos entrego mi espíritu”, porque más temprano que tarde estos mercaderes cambiaran de sede al equipo amado, como lo están haciendo todos los de la categoría B.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (11 votos)
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad