Publicidad
Vie Ago 18 2017
24ºC
Actualizado 03:57 pm
Sábado 11 de Febrero de 2012 - 11:08 AM

Suárez rechaza dar la mano a Evra en reencuentro tras acusación de racismo

El delantero uruguayo Luis Suárez, que fue suspendido ocho partidos tras ser considerado culpable de insultos racistas a Patrice Evra, rechazó este sábado dar la mano al francés antes del partido Manchester United-Liverpool de la liga inglesa.
Tomada de internet/VANGUARDIA LIBERAL
Suárez rechaza dar la mano a Evra en reencuentro tras acusación de racismo
(Foto: Tomada de internet/VANGUARDIA LIBERAL)

Este encuentro de máxima rivalidad es el primero que Suárez juega frente al United desde la gran polémica vivida en los últimos meses.

Evra intentó forzar el saludo con el uruguayo en el tradicional apretón de manos entre los jugadores, agarrando el brazo del uruguayo, pero Suárez, que siempre ha negado ser racista, lo rechazó con un gesto brusco y pasó a saludar al siguiente jugador, el arquero español David De Gea.

Rio Ferdinand, testigo de esa escena y hermano de Anton Ferdinand, el jugador que acusó recientemente a John Terry de insultos racistas, se negó por su parte a saludar a Suárez, en solidaridad con Evra.

Después de ese brusco inicio, el francés mostró en varias fases del partido su enfado y a los treinta segundos de juego intentó una fuerte entrada sobre el uruguayo, en mitad del campo, pero el uruguayo pudo esquivarlo.

Durante el resto del partido, la tensión entre ambos estuvo muy presente, pero sus equipos estuvieron atentos para evitar un enfrentamiento directo cuando ambas formaciones se retiraron a los vestuarios.

Evra no se privó de acercarse a la zona donde estaba Suárez al final del partido para celebrar a lo grande la victoria, recibiendo una gran ovación desde la grada.

No es la primera vez que United y Liverpool se enfrentan desde el conflicto de hace cuatro meses, ya que ambos jugaron hace dos semanas en la Copa de Inglaterra, con victoria para los 'Reds' por 2-1, pero en ese encuentro no estuvo Suárez.

El uruguayo, además con con ocho partidos de suspensión, fue sancionado con 48.000 euros de multas, lo que provocó una importante polémica en el fútbol inglés y la solidaridad de sus compañeros y de los miembros del club, que consideraron injusto el trato recibido por el atacante sudamericano.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad