Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 09:54 pm
Jueves 16 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Milán se encamina al fin de su ‘maldición inglesa’

El AC Milán se impuso ayer sobre el Arsenal en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones con un rotundo 4-0, una victoria con la que el equipo italiano sepulta prácticamente su ‘maldición inglesa’.
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
El sueco Zlatan Ibrahimovic y el brasileño Robinho tuvieron una excelente presentación en la victoria del AC Milán sobre el Arsenal, que terminó 4 – 0 a favor de los italianos.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL )

Robinho logró un ‘doblete’ en una gélida noche en el Giuseppe Meazza donde los aficionados del Milán celebraron una victoria con la que acarician ya su deseo de romper la racha de tres eliminaciones en octavos a manos de equipos ingleses en los últimos años.

Los hombres del técnico italiano Massimiliano Allegri, que comenzaron adelantándose en el marcador con un espléndido gol del ghanés de origen alemán Kevin-Prince Boateng (15’), consiguieron bloquear el juego del Arsenal y dar un importante paso hacia la venganza de su eliminación en 2008 a cargo de los ‘gunners’.

La primera mitad fue de un absoluto dominio local, salvo en los minutos que transcurrieron entre el primer y el segundo gol, donde los hombres del francés Arsène Wenger consiguieron llegar a portería, aunque sin peligro.

Ibrahimovic comenzó su progresión y empezó a deshacerse del bloqueo del Arsenal para finalmente lograr un gran desmarque por la banda izquierda tras el que consiguió centrar el balón desde la línea de fondo a Robinho para que este marcara el segundo tanto antes de ir al descanso.

Tras la reanudación (4’), Robinho volvió a encontrar red con un gran derechazo raso tras el que llegó la única ocasión de peligro de Van Persie que, sin embargo, la neutralizó el portero milanista Christian Abbiati.

Y cuando el Arsenal parecía disponer de algo más del balón, Ibrahimovic consiguió arañar un penalti que terminó materializando, dejando el 4-0 definitivo.

En San Petersburgo, Zenit y Benfica jugaron un partido trepidante. Ni las bajas temperaturas, nueve grados bajo cero, ni el encuentro de vuelta, que se disputará el próximo 6 de marzo en Lisboa, restaron intensidad y emoción al choque de ayer en el estadio Petrovskiy, solucionado a favor de los locales por un apurado 3-2.

Roman Shirokov fue la figura del encuentro. El ruso marcó dos goles para el Zenit, el último de ellos, el definitivo 3-2, en el 88’, menos de un minuto después de que el Benfica, en un error inesperado del portero Yuri Zhevnov, hubiera restablecido el empate a dos por medio del paraguayo Óscar Cardozo.

Antes, el uruguayo Maxi Pereira, en el minuto 20, había adelantado a los portugueses, y había respondido el Zenit con dos tantos, uno de Shirokov y otro, un golazo, de Sergei Semak, que culminó una jugada espectacular al primer toque con una definición fantástica de tacón.

Publicada por
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad