Mundial Rusia 2018
Lunes 16 de Julio de 2018 - 12:50 PM

Franceses celebran la llegada de la Copa del Mundo a París

La Copa del Mundo aterrizó este lunes en el aeropuerto Charles de Gaulle de París junto con los "bleus" que la conquistaron en Rusia tras ganar la final contra Croacia.
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Franceses celebran la llegada de la Copa del Mundo a París
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL )

El avión, que había despegado unas 4 horas antes de Moscú, se posó en el aeropuerto parisiense, donde fue recibido con juegos de agua de la dotación de bomberos del mismo.

Fue la ministra de Deportes, Laura Flessel, la encargada de recibirles a la puerta del avión, donde el capitán, Hugo Lloris, fue el primero en descender, con el trofeo en la mano, rodeado del seleccionador, Didier Deschamps, y del presidente de la Federación, Noel Le Graet.

Posteriormente, los jugadores fueron desfilando por la escalerilla para llegar a una alfombra roja que les condujo a un pequeño podium donde se hicieron la primera foto en suelo francés con el trofeo conquistado.

Visiblemente marcados por la fatiga tras una noche de festejo en Istra, el cuartel general francés a las puertas de Moscú, los "bleus" respondieron a los cánticos de victoria del personal del aeropuerto agrupado junto al avión.

Los jugadores se dirigieron posteriormente al interior del recinto donde, en autobús, serán trasladados hacia París escoltados por las fuerzas del orden.

Los "bleus" tienen previsto recorrer en un autobús descapotable la avenida de los Campos Elíseos, donde les esperan cientos de miles de personas.

En 1998, cuando Francia ganó el Mundial por primera vez, fueron más de un millón y medio de aficionados los que acompañaron el paseo triunfal del equipo encabezado por Zinedine Zidane.

A diferencia de entonces, el dispositivo de seguridad impedirá a los aficionados acercarse al autobús.

Desmanes por la celebración en Francia

Las fuerzas del orden tuvieron que intervenir esta noche en varias ciudades de Francia en el marco de las celebraciones por la victoria de su selección en el Mundial de fútbol de Rusia, tras los destrozos de diversos grupos de alborotadores.

En París, uno de los comercios de los Campos Elíseos, Publicis, sufrió enormes destrozos después de que una treintena de individuos encapuchados entrara con botellas de alcohol y rompiera buena parte de las instalaciones, según atestiguan numerosas fotografías en redes sociales.

Según el canal BFMTV, agentes antidisturbios frenaron al grupúsculo unos quince minutos después de los hechos usando gases lacrimógenos y procedieron a evacuar esa zona de la avenida, cercana al Arco del Triunfo.

En paralelo, varios vídeos en Twitter mostraban a encapuchados rompiendo cristales en tiendas y escaparates, hasta la llegada de las fuerzas del orden.

En Annecy (sureste), un hombre de 50 años perdió la vida tras saltar a un canal, informó el diario regional Le Dauphiné Libéré, que aseguró que la víctima murió tras resultar gravemente herido en la nuca.

En Nancy (norte), otro hombre resultó herido tras caer de una camioneta sobre la que festejaba la victoria de su equipo.

Además, los enfrentamientos con la Policía se sucedieron en otros puntos del país como Beauvais (norte) y Lyon (este), donde las autoridades también tuvieron que dispersar al público después de que algunos intentaran montar en sus vehículos.

Las autoridades movilizaron este fin de semana a 63.500 policías y 46.500 gendarmes, 44.000 bomberos, 143 unidades de antidisturbios y otros cuerpos de intervención especial y la prefectura de Policía ha anunciado que las medidas se reforzarán este lunes, cuando continuarán los festejos tras la llegada de los "Bleus".

300 capturados en la celebración

Por otra parte, casi 300 personas fueron detenidas en diferentes ciudades de Francia, la mayor parte de ellas en París, durante las celebraciones del triunfo de su selección de fútbol en el Mundial de Rusia, informó hoy el Ministerio del Interior.

En un comunicado, el ministerio indicó que la noche se zanjó con 292 arrestos, 90 de ellos en París, y 45 policías y gendarmes heridos leves en algunos incidentes que tuvieron lugar durante la noche.

Aunque en general el ambiente fue festivo entre los millones de personas que celebraron el segundo Mundial de Francia, París, Lyon y Marsella fueron los escenarios de actos violentos, lanzamientos de piedras, rotura de escaparates y saqueo de algunas tiendas que obligaron a intervenir a las fuerzas del orden.

La mayor concentración tuvo lugar en los Campos Elíseos de la capital, llenos de franceses en un ambiente festivo, que cantaron hasta altas horas de la madrugada y blandieron banderas del país.

Pero, en paralelo, un grupo violento comenzó a atacar el escaparate de una conocida tienda del conocido paseo comercial parisiense, acto que fue respondido con cañones de agua para desalojarlos.

El prefecto de París, Michel Delpuech, aseguró en rueda de prensa que en total una docena de tiendas de los Campos Elíseos fueron atacadas por "ladronzuelos", al tiempo que señaló que los agentes tuvieron que intervenir para evitar el enfrentamiento entre dos grupos violentos cerca del Arco del Triunfo. 

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad