Publicidad
Dom Nov 19 2017
20ºC
Actualizado 08:54 am
Viernes 28 de Octubre de 2011 - 12:14 PM

El recuerdo a Wheldon y Simoncelli planea sobre la Fórmula 1

Sin muertes en la pista desde el accidente del brasileño Ayrton Senna en 1994, la Fórmula 1 llega al Gran Premio de la India este fin de semana con el recuerdo muy presente de dos tragedias en el mundo del motor, los fallecimientos de Dan Wheldon y Marco Simoncelli.

El primero murió tras un accidente en carrera en Estados Unidos, en el IndyCar, mientras que el italiano murió en Malasia, en una carrera de MotoGP.

"Estas últimas semanas han sido horribles para el mundo del motor", resumió el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), bicampeón mundial de Fórmula 1. "Han sido días muy tristes para los deportes mecánicos y para nosotros en general", añadió el español Fernando Alonso (Ferrari), también dos veces campeón de F1.

El 17 de octubre, Dan Wheldon, dos veces ganador en las 500 Millas de Indianápolis, murió en el Gran Premio de Las Vegas del campeonato estadounidense IndyCar, en un macroaccidente en el que se vieron implicados quince participantes.

El británico, de 33 años, se estrelló contra un muro de protección y falleció poco después.

"He visto el accidente de Dan cuando lo mostraron en cámara lenta en los informativos de televisión. Me quedé impactado dos o tres días. El de Marco lo vi en directo, estaba viendo la carrera y no podía creerlo", contó Alonso.

Otro ex campeón mundial de Fórmula 1, el inglés Jenson Button, que comenzó a correr contra Wheldon cuando tenía apenas ocho años, dijo también estar "muy impactado" por la tragedia.

"Era siempre el hombre a batir. Siempre llevaba el número 1 en su kart porque era el campeón de Gran Bretaña", cuenta.

El adiós a Wheldon, sin tiempo para recuperarse del golpe, se vio acompañado por otra pérdida importante en los deportes de motor, la del italiano Marco Simoncelli, de 24 años, que se cayó en Sepang (Malasia) y fue atropellado involuntariamente por dos competidores, que no tuvieron tiempo de reaccionar.

Simoncelli, conocido por su carácter impetuoso y cuya imagen era célebre por su llamativo peinado, no pudo ser reanimado y murió en el país asiático.

"Estaba viendo la carrera en la televisión. Fue el cóctel más monstruoso que uno se pueda imaginar. Se reunieron mucha pequeñas cosas para convertir el accidente en una tragedia. Marco era un gran personaje, igual que su padre. Las primeras palabras de su padre fueron importantes para mi", explicó el australiano Mark Webber a la AFP.

"Todos asumimos algunos riesgos cuando nos montamos en un coche o una moto. Pero nos gustan los deportes mecánicos. Al mismo tiempo, esperamos que no pase nada", subrayó Vettel, lamentando "la velocidad con la que las cosas pueden cambiar".

¿Y cómo afectará todo esto el domingo a los pilotos de Fórmula 1? "Cuando corremos, cerramos el casco y no nos preocupamos de los riesgos. Nos gusta la competición, la adrenalina que nos supone pilotar. Eso ciega para ver cualquier riesgo", sentencia Alonso.

El asturiano dijo también que sabe que correr por ejemplo a 320 km/h es "peligroso" porque el margen de maniobra ante un imprevisto es limitado. "Aunque conocemos los riesgos que corremos, nos gusta nuestro deporte", señaló.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad