Publicidad
Vie Nov 24 2017
21ºC
Actualizado 09:57 pm
Martes 17 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Detrás de Eugenio...

Se fue don Rafael Pérez Martínez a quien en el mes de diciembre de 2011 le dedicamos una columna aquí, en estas páginas deportivas, con respecto al regalo que le hizo a la Ciudad en el año 71 cuando fue condecorado por la Dimayor en el Club del Comercio y en ese mismo acto, él, en un acto de amor y cariño por la capital santandereana, le regaló la ficha de propiedad del cuadro Atlético Bucaramanga

Este año 2012 arrancó con tristeza y nostalgia para las toldas ‘canarias’ puesto que dos de sus máximos estandartes (Eugenio Casally y ahora Rafael Pérez Martínez) partieron sin tiquete de regreso rumbo al estadio celestial el cual tiene como público especial a los ángeles y arcángeles que custodian terrenos divinos en los cuales solo pueden ingresar aquellos que durante su paso por la tierra dejaron huella de grandes seres humanos, espectaculares dirigentes deportivos y mejor aún... gobernantes inigualables en lo moral y lo espiritual.  

Fue don Rafael un visionario que marcó sus huellas en cada empresa que fundó o dirigió a lo largo de más de sesenta años de experiencia como estandarte de compañías dedicadas a la aviación comercial, la industria tabacalera y petrolera y ni qué decir de lo que hizo por nuestro suelo santandereano, pues lo regó con sus mejores aguas de conocimiento y sabiduría para que fuéramos prósperos en nuestras políticas económicas, sociales y deportivas.

Don Rafael nunca sembró vientos para cosechar tempestades... al contrario sirvió de mediador para evitar tormentas que diluyeran lo que él había dejado como legado.

Yo no me imagino el grito que deben haber pegado en el cielo Víctor Pignanelly, Enrique Augurto, Roberto Alirio Frascuelly, ‘El Colorado’ Dimarco, ‘El Loco’ Zazinni, ‘El Maestro’ Peluffo, ‘El Campesino’ Marinni y tantos otros que al ver y notar la presencia de don Rafael saben que con ese directivo allá en lo alto ganan el inter-nubes de clubes y el campeonato galáctico espacial que se disputa los miércoles.

Quiera Dios que los directivos que hoy en día creen manejar con sabiduría y acierto una institución, consulten en la enciclopedia del fútbol por la letra ‘P’ de Pérez o la ‘R’ de don Rafael, y allí se enteren de quién era, cómo pensaba y cómo actuaba uno de los grandes hombres que manejó con acierto al Atlético Bucaramanga. Detrás de Eugenio y colgado a su camiseta se fue don Rafael... con toda seguridad no les costó trabajo llegar al cielo y mucho menos perderse por el camino, porque allá en el fondo del túnel para salir a la cancha los estaban esperando todos los que ya se fueron.

Don Rafael: gracias por tanto y sobre todo por habernos regalado la ficha de un equipo que ya ni nos pertenece.

P.D: señor gobernador Richard Aguilar, señor alcalde Lucho Bohórquez, autoridades civiles, deportivas y similares... pongan el cuerpo de don Rafael Pérez Martínez en cámara ardiente ya que es lo menos que podemos hacer por él.

A su familia mi más sentida voz de condolencia. Un triste abrazo, chao y hasta la próxima.

Publicada por
Su voto: Ninguno (4 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad