Publicidad
Lun Oct 16 2017
22ºC
Actualizado 06:14 pm
Lunes 06 de Febrero de 2012 - 12:49 PM

Los Giants son nueva dinastía a costa de los Patriots

El partido del XLVI Super Bowl ya forma parte de la historia y dejó a los Giants de Nueva York como una nueva dinastía en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), con una serie de nuevas marcas y el triunfo por 21-17 ante los Patriots de Nueva Inglaterra.
Afp/VanguardiaLiberal
Los Giants son nueva dinastía a costa de los Patriots
(Foto: Afp/VanguardiaLiberal)

Los Giants pisaron el emparrillado del "Lucas Oil Stadium", de Indianápolis (Indiana), con el objetivo de conseguir su cuarto título de campeones del Super Bowl -segundo en cuatro años- y eso fue lo que lograron por méritos propios y por los graves errores que cometieron los Patriots en los momentos decisivos.

El duelo, de revancha del Super Bowl XLII, cuando los Giants vencieron también con suspense y drama por 17-14 a los Patriots, fue el primero que se juego y tuvo de protagonistas a los dos mariscales de equipo previamente nombrados Jugador Más Valioso (MVP) de un partido por el título Vince Lombardi.

Eli Manning, de los Giants, lanzó para 255 yardas y dos anotaciones, incluyendo el del triunfo de 13 yardas a Plaxico Burress en el XLII Super Bowl para ganar ese título.

Mientras que Tom Brady, quarterback de los Patriots, recibió el nombramiento en las ediciones XXXVI y XXXVIII, pero se volvió a quedar a las puertas de su tercer premio y el cuarto título de Super Bowl.

Ahora Manning ya se ha convertido en uno de los únicos cuatro jugadores que han ganado el MVP en más de un Super Bowl al unirse a los integrantes del Salón de la Fama como son Joe Montana, Terry Bradshaw, Bart Starr y el propio Brady.

Ambos protagonizaron que por tercera ocasión en la historia del Super Bowl se diese un segundo duelo entre se enfrentaron por segunda ocasión dos "quarterbacks" titulares en un Super Bowl.

Los dos llegaron al campo de los Potros de Indianápolis con el mayor número de yardas combinadas durante la temporada regular para un partido de Super Bowl. Brady lanzó para 5.235 yardas, en tanto que Manning lo hizo para 4.933 y sumaron 10.168 entre los dos.

En el Super Bowl que protagonizaron en el 2008 Brady y Manning se combinaron para 8.142 yardas, la cuarta mejor marca en ese apartado en la historia de las finales de la NFL.

Manning fue uno de los dos únicos mariscales de campo que llevó a su equipo al Super Bowl después de haber sumado partidos seguidos con al menos 300 yardas en las rondas divisionales y títulos de Conferencia. El otro quarterback fue Jim Kelly, de los Bills de Buffalo, en 1990.

Pero además, el Super Bowl tuvo a dos equipos protagonistas que ganaron el título de sus respectivas Conferencias con ventaja de sólo tres puntos.

Los seis puntos combinados registra la diferencia más cerrada para los duelos por el título de Conferencias entre protagonistas del Super Bowl.

En el terreno de los entrenadores en jefe, Tom Coughlin guió a los Giants a su segundo Super Bowl en su carrera, con lo que se unió a Bill Parcells como los únicos entrenadores en jefe en la historia del equipo en hacerlo.

Coughlin, lo hizo con clase, después de que los Giants (9-7), que vencieron a los Falcons de Atlanta (10-6), a los Packers de Green Bay (15-1) y a los 49ers de San Francisco (13-3), se convirtieron en el segundo equipo en pasar al Super Bowl con tres triunfos en fase final contra enemigos con mejor marca en temporada regular.

Mientras que los Patriots llegaron al Super Bowl con 10 triunfos consecutivos, teniendo su última derrota en la novena semana al perder 20-24 contra los Giants, que esta noche volvieron a vencerlos, por culpa de sus propios errores.

Los dos largos pases incompletos del mariscal de campo Tom Brady en los últimos minutos y múltiples oportunidades desperdiciadas a lo largo del partido le costaron a los Patriots la perdida de otro título de Super Bowl, el cuarto en su historia.

Los Patriots disputaron el séptimo Super Bowl y el quinto a partir de la temporada del 2001, esta vez volvieron a llegar con su entrenador en jefe Bill Belichick y Brady, nueva marca en la historia de la NFL.

Sin embargo, fue también el más frustrante por la manera como perdieron, con demasiados errores, que irónicamente nunca cometen al ser un equipo muy disciplinado.

Brady, que estableció nuevo récord en un partido de Super Bowl al completar 16 pases consecutivos, superó a los 13 de Joe Montana, fue el que mejor definió lo que había sucedido dentro del su equipo cuando dijo que todos dentro del vestuario pensaban que podían haber hecho un poco mejor las cosas.

Mientras, en lo que ambos equipos estuvieron de acuerdo fue en considerar el pase de Manning de 38 yardas y la captura que hizo el receptor abierto Mario Manningham en la recta final del partido como las dos acciones que le cambiaron el rumbo y la historia al XLVI Super Bowl.

Publicada por
Sin votos aún
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad