Martes 30 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Otros deportes
Patrocinado por:
Domingo 17 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

¿Habrá que volver a lo natural?

Desde el 2007 el estadio Alfonso López cuenta con césped sintético y durante estos años se ha especulado mucho con relación a las ventajas y desventajas que puede tener este tipo de gramados para jugar fútbol profesional. A continuación Vanguardia Liberal presenta un informe detallado al respecto.

Seis años después de inaugurada la cancha sintética del estadio Alfonso López, que le costó a los santandereanos $1.200 millones, la experiencia, según los actores principales, no fue del todo la mejor, teniendo en cuenta que han sido más los inconvenientes que los beneficios.

Más allá de los resultados deportivos obtenidos por el Atlético Bucaramanga, equipo tradicional de la ciudad, y del Real Santander, que desde 2009 comparte la casa con los ‘leopardos’, existen varios factores que han impedido que los futbolistas, entrenadores y directivos se sientan cómodos.

Aunque sin lugar a discusión el mal estado que caracterizaba al gramado del máximo escenario futbolero de Santander quedó en el pasado, pues el nuevo ‘tapete’ dio las condiciones para un terreno sin deformaciones, el desgaste físico, las lesiones y el piso caliente, entre otros aspectos, han desequilibrado la balanza en detrimento de la hierba artificial.

“La sintética genera un doble gasto físico”

Con estas palabras el capitán y referente de Real Santander de los últimos años, Óscar Álvarez, definió los inconvenientes que ha tenido actuando en el césped sintético del Alfonso López.

“El impacto es más fuerte comparado con la grama natural y por ende las articulaciones sufren bastante. Creo que lo mejor es jugar en una cancha normal que esté en un buen estado porque nosotros lo hemos vivido. Entre menos utilizamos el estadio menos desgaste y complicaciones físicas tenemos”, aclara Álvarez.

De igual forma, Andrés Sarmiento, uno de los futbolistas más experimentados del Atlético Bucaramanga, asegura que “en esta cancha es más difícil porque se requiere estar mejor preparado físicamente. Sin duda me quedo con la cancha natural porque uno se cansa menos y se recupera más rápido después de los partidos”.

En cuanto al juego, Sarmiento sostiene que existen algunas diferencias en la manera como rebota el balón. “En la sintética la pelota pica y sale disparada, sobre todo, cuando llueve”.

¿Es verdad que la cancha sintética facilita las lesiones?

En los últimos años las declaraciones de jugadores o entrenadores cuando se quejan del terreno de juego han sonado en la afición santandereana como excusas por los malos resultados. Sin embargo, el médico deportólogo del Atlético Bucaramanga, John Jairo Acevedo, dice que “son superficies duras y por ser duras lógicamente aumentan el riesgo a nivel de las articulaciones, porque la carga es mayor y hace que se generen lesiones tendinosas”.

En relación con los cuidados que se deben tener afirma: “La idea de nosotros es hacer que la cancha se convierta en una fortaleza, pero para que esto pase se deben tener precauciones y saber emplear la cancha porque si se abusa el riesgo aumenta”.

Por otra parte, no todo es negativo, el kinesiólogo del conjunto búcaro, Ómar Durán, manifiesta que “las lesiones de esguince han disminuido desde que existe cancha sintética. Se han generado otro tipo de molestias como las ampollas, producto del calor, y las quemaduras, que aparecen cuando se hacen quites deslizantes. De todas formas, cuando existen lesiones como de meniscos o de ligamentos la gravedad es mayor en la sintética”.

Otras experiencias

La inclusión del césped artificial por parte de la Fifa a comienzos de la década del 2000 provocó que varios países optaran por este tipo de gramado.

Las más beneficiadas fueron las naciones que por sus condiciones climáticas no permitían jugar en buenas condiciones al aire libre durante todo el año.

No obstante, los problemas fueron apareciendo. En Perú, por ejemplo, varios de los estadios que estrenaron cancha sintética para albergar el Mundial Sub 17 de 2005 han sido fuertemente criticados por los jugadores. Incluso, el Nacional de Lima fue remodelado y su pasto volvió a su estado inicial.

Algo idéntico aconteció recientemente en México, donde el estadio Omnilife, casa de las Chivas de Guadalajara, pasó de tener pasto artificial por natural a petición de su asesor, Johan Cruyff.

El holandés, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, sostuvo en su momento que “en el fútbol que queremos jugar funciona bien, muy bien, el pasto natural. Nosotros pensamos que todo lo que pueda ser natural es lo mejor. En sitios donde hace mucho frío o donde está lloviendo mucho, la salida hacia el césped artificial es fantástica”.

La vida útil de la cancha sintética del Alfonso López

Dentro de dos años el césped artificial de la casa de Atlético Bucaramanga y Real Santander cumplirá su periodo de garantía y según  Ómar Fata,  proveedor de la grama sintética para la empresa canadiense Field Turf Tarkett, “el pasto tiene seis años y está muy bien. Es recomendable para que perdure más tiempo que se le realice un mantenimiento cada 30 ó 60 días, pero más de ocho años no creo que dure la cancha”.

Vanguardia Liberal indagó con Williams García Becerra, director del Indersantander, ente encargado del escenario, quien coincide con los problemas físicos que genera la grama natural, pero al mismo tiempo indica que hay otros aspectos a tener en cuenta.

“Yo soy de los que piensa, porque tengo conocimiento al respecto, que a nivel profesional no hay nada mejor que la cancha natural, pero nosotros no podemos desconocer los beneficios que nos da la sintética, debido a que se puede utilizar todo el tiempo y en Santander no tenemos escenarios. La cancha natural requiere mayores cuidados y no se puede emplear siempre porque se deteriora”, afirma García Becerra.

El debate se vuelve a abrir. Es hora de que las autoridades tomen cartas en el asunto pues los hechos parecen tener todo, o casi todo, en contra de la cancha sintética.

Publicada por
Néstor González Álvarez
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones