Publicidad
Sáb Nov 18 2017
22ºC
Actualizado 01:31 pm
Martes 18 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Llegó la semana de las definiciones en el Tour

Sobre el papel, los cuatro primeros de la general: Froome, Aru, Bardet y el colombiano Urán, son los llamados a definir el podio del Tour, pero hay que tener en cuenta a Martin y Landa.
Cortesía Luis Barbosa / VANGUARDIA LIBERAL
Christopher Froome, ciclista británico.
(Foto: Cortesía Luis Barbosa / VANGUARDIA LIBERAL)
Cortesía Luis Barbosa / VANGUARDIA LIBERAL
Romain Bardet, ciclista francés.
(Foto: Cortesía Luis Barbosa / VANGUARDIA LIBERAL)
Cortesía Luis Barbosa / VANGUARDIA LIBERAL
Nairo Quintana, ciclista colombiano.
(Foto: Cortesía Luis Barbosa / VANGUARDIA LIBERAL)
EFE / VANGURDIA LIBERAL
Rigoberto Urán, ciclista colombiano.
(Foto: EFE / VANGURDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Fabio Aru, ciclista italiano.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

El Tour de Francia disfrutó ayer del segundo día de descanso con todas las incógnitas por despejar, la general más ajustada de la historia con el británico Christopher Froome al frente y una tercera semana decisiva que incluye los Alpes con el Galibier y el Izoard como grandes colosos, y la crono de Marsella, de donde saldrá la foto final del podio.

Más emoción imposible. El Tour llega vivo a su semana grande con los seis primeros de la general en poco más de un minuto, algo inédito en la historia del Tour de Francia.

Al frente, el gran favorito, Froome, un líder que no ha mostrado la superioridad que le llevó a ganar tres Tour de Francia. Esta circunstancia anima al grupo de oposición, encabezada por el italiano Fabio Aru a 18’’, y por el francés Romain Bardet a 23’’, el colombiano Rigoberto Urán a 29’’, el irlandés Daniel Martin a 1’:12’’ y el español Mikel Landa a 1’:17’’.

Los citados serán los hombres que se jueguen las plazas del podio. Con las cartas aún sobre la mesa se esperan emociones fuertes, el ascenso al Galibier el miércoles, antesala de un vertiginoso descenso hasta Serres Chevalier, y el jueves la meta en el Izoard y sus 2.360 metros sobre el nivel del mar, 14 km. de subida al 7.3 % de desnivel, marcarán el paso por los Alpes y la general de manera casi definitiva.

Tras esas dos etapas quedará el último veredicto, el de la contrarreloj de Marsella, 23 km. esencialmente planos con una subida de poco más de un kilómetro pero con inclinación de hasta el 18%.

“No voy a regalar ni un segundo”

El británico Christopher Froome (Sky), líder del Tour de Francia, dijo durante la segunda jornada de descanso que no piensa “regalar ni un solo segundo”, ya que así como tuvo un mal día en Pirineos lo puede tener en los Alpes en esta semana decisiva.

“No voy a dar ningún segundo gratis porque lo mismo que tuve un mal día en los Pirineos, podría tener un mal día en los Alpes. Me siento mejor a medida que la carrera avanza. Incluso con la etapa de ayer, me sentí muy bien, y con suerte, eso es una señal de sincronizar las cosas bien y entrar en el Tour realmente fresco. Espero que esta tercera semana me encuentre en mi mejor momento”, dijo.

“Esto es lo que esperábamos. Las diferencias en la general son mínimas. Cada rival presenta una amenaza diferente. Si nos fijamos en Fabio Aru, ganó el primer asalto de montaña en la Planche des Belles Filles y Romain Bardet siempre ha sido fuerte en la última semana, y tiene el equipo para respaldarlo”.

Sobre Urán, Froome no se mostró tan convencido al meter al colombiano en el lote de rivales directos. “Rigoberto Uran no hace tanto ruido, pero está bien situado en la general y para la contrarreloj del sábado es el más fuerte de los hombres de la general”.

“Aguardo paciente el momento de atacar”

El francés Romain Bardet, segundo del Tour 2016 y tercero de la general Tour 2017, aseguró que no siente presión en esta edición, pero que se ha preparado para ganar y que aguarda con paciencia el momento de atacar. “Hasta ahora no he dado el cien por cien, estoy buscando con paciencia el buen momento para atacar. Espero que llegue. Tengo confianza porque ya luché por el triunfo el año pasado”, dijo el jefe de filas del AG2R.

Bardet señaló que las diferencias entre los candidatos al título son muy pequeñas tras 14 días de carrera, y que su experiencia en la competición le permite afrontar con garantías lo que resta.

“El Tour se gana con paciencia, con la capacidad de no rendirse. Hay que explotar todas las oportunidades, aunque haya pocas opciones de que salgan. El que no lo intenta no gana. Hay que mantener la calma y tratar de imponer nuestro estilo en los momentos clave”, señaló.

Bardet no quiso evaluar la renta con la que afrontaría con opciones de victoria final la contrarreloj del penúltimo día en Marsella, su etapa más complicada de lo que resta. “Por el momento me centro en la montaña. Voy a correr las dos etapas de los Alpes como si fueran dos clásicas, sin hacer cálculos”, indicó.

“Sin el Giro hubiera estado al 100%”

Nairo Quintana reconoció ayer esta viviendo momentos “amargos” en el Tour de Francia, en el que no puede competir con los mejores, al tiempo que señaló que de no haber disputado el Giro de Italia estaría “al ciento por ciento” en la ronda gala. “Sin el Giro hubiera estado al ciento por ciento. Para el otro año estaré en excelentes condiciones para disputar al Tour”, dijo.

Quintana aseguró que se le “hizo corto el tiempo de recuperación entre el Giro y el Tour”, aunque indicó que tiene que sentarse a analizar las causas de su rendimiento en la ronda gala. Comentó además que está “tranquilo” porque ha hecho “las cosas bien”. “He trabajado y no han salido las cosas por una u otra razón. No lo sabemos, pero he trabajado para estar bien”.

También dijo haber sentido “amargura” cuando en la decimoquinta etapa, se descolgó del grupo de favoritos en el ascenso a un puerto de primera categoría que no era demasiado duro y acabó cediendo casi 4 minutos con respecto al grupo líder. “No es ni bueno, ni bonito, ni fácil que te duelan las piernas más de lo normal. Más cuando no estás acostumbrado. Hay que aceptarlo y terminar de la mejor manera, dignamente. Siempre hay ganas y ambición de hacer algo bueno, de sobresalir”, señaló.

“Todos tenemos las mismas posibilidades”

El colombiano Rigoberto Urán, cuarto de la general del Tour de Francia, aseguró ayer que no siente que tenga menos opciones de ganar la carrera que el resto de los candidatos. “Todos tenemos las mismas posibilidades”, aseguró Urán. Frente a las dos etapas alpinas y la contrarreloj de Marsella que acabará por definir la general, el colombiano aseguró que hay terreno para marcar diferencias. De las dos etapas de montaña, Urán indicó que la que acaba en el Izoard, de categoría especial, el próximo jueves es la más propicia a sacar diferencias, aunque también la anterior, que termina tras el descenso del mítico Galibier. “La crono de Marsella es corta pero también se marcarán diferencias”, dijo el colombiano, que calculó que necesita al menos un minuto sobre Froome para poder salir victorioso. “Voy bien en las cronos, he ganado alguna y me defiendo bien. Con la forma que tengo espero hacer una buena contrarreloj el sábado”, indicó. Froome señaló a Urán como su principal rival en esa etapa.

“He aprendido que uno no se puede confiar mucho. Queda terreno por delante y la tercera semana se siente bastante. Lo importante es mirar dónde estoy y seguir concentrado como estas dos semanas. Llevo 11 años corriendo, conozco a todos los rivales, su forma de correr”, aseguró. “Froome está bastante bien, ayer mostró que está bien porque tuvo un pinchazo y volvió a llegar al grupo principal, hizo un esfuerzo alto. Aru es un joven con experiencia, que ha ganado carreras como la Vuelta. Bardet también. Hay un grupo que es difícil saber cómo acabará”, señaló.

“Ni tan siquiera Froome está seguro de nada”

El italiano Fabio Aru, segundo en la clasificación general del Tour, a 18 segundos de Christopher Froome, ha explicado en la segunda jornada de descanso que “nadie, ni tan siquiera Froome, está seguro de terminar en el podio o de con seguir el triunfo final”.

Aru reconoce que entre los cuatro primeros de la clasificación general la pugna es tan cerrada - 29” de diferencia entre todos ellos - que “nadie está seguro de nada. Ni tan siquiera Froome está seguro, aunque reconozco que tiene las máximas opciones. Primero porque ya ha ganado tres veces el Tour, segundo porque está al frente de la clasificación general, tercero porque tiene una contrarreloj individual a su favor. Todas estas condiciones le dan un plus más sobre Bardet, que el año pasado fue segundo y que en el Galibier, será uno de los corredores más peligrosos. Tampoco hay que olvidarse de Urán, que ha pisado dos veces el podio del Giro. En cuanto a mi, de sobras es conocida mi manera de correr. Nunca me canso de intentarlo y si las piernas me lo permiten, atacaré”.

El jefe de filas de Astana no descarta trabajar con Bardet y Urán en contra de Froome, el corredor más completo y el que tiene el equipo más potente: “No descarto ninguna táctica”.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad