Publicidad
Vie Sep 22 2017
22ºC
Actualizado 07:04 pm
Jueves 20 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Una relación empresarial con ‘química pura’

El Guacal es una empresa que elabora guacales surtidos con plantas y productos alimenticios y para el cuidado del cuerpo 100 % santandereanos y personalizados para fechas especiales. Sus dos socios son egresados de la UIS.
Foto: César Flórez
(Foto: Foto: César Flórez )

Pensar en una sociedad entre un profesional en química pura y una geóloga remitiría a un proyecto ligado directamente con la explotación minera o petrolera. Pero que esta pareja de profesionales tenga una empresa de regalos y detalles personalizados, no deja de sorprender.

Así es. La geóloga Johanna Vargas y el ingeniero químico David Cediel, ambos egresados de la Universidad Industrial de Santander, crearon El Guacal Bucaramanga: una sociedad dedicada a la comercialización de regalos para toda ocasión y que se distribuyen en este tipo de empaque elaborado artesanalmente por manos santandereanas.

Estos dos jóvenes emprendedores se conocieron en una feria en un centro comercial. Johanna, con su negocio de plantas para detalles, y David, con su microempresa de ayacos y repostería, lograron unir fuerzas para crear una idea innovadora que sería probada con éxito rotundo en una fecha especial.

“Se acercaba el ‘Día de la madre’ y nosotros queríamos vender nuestros productos como un conjunto, pero que no se tratara de una canastilla como muchos otras que se venden en la ciudad, sino que tuviera un significado, que tuviera un valor agregado”, afirma Johanna.

Lo más admirable es que a este par de emprendedores se le ocurrió unir sus productos con los de otros jóvenes de la región para distribuirlos en sus amorosos guacales, con el objetivo de “impulsar lo hecho en Santander”.

Frutos secos, cervezas artesanales, frutas frescas, chocolates, jugos naturales, mermeladas, colaciones, tamales y ayacos, entre otros alimentos, además de productos para el cuidado corporal y mental, hacen parte de este regalo personalizado que comercializan estos dos profesionales, que encontraron junto a 15 proveedores santandereanos la manera más especial de expresar un sentimiento a través de marcas regionales.

Tanto en el amor como en los negocios Johanna y David tuvieron ‘química’, porque además de empresarios, multiplicadores de nuestras marcas, mensajeros de los sentimientos más especiales y, de cierto modo ‘Cupidos’, terminaron siendo más que socios… ahora son novios.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad