Viernes 20 de Julio de 2018 - 12:01 AM

San Gil, en la ruta de la conectividad nacional

La variante de San Gil, que tiene un costo de $179.834 millones, se financiará con el recaudo de los peajes instalados en el tramo Barbosa-Curos (Piedecuesta) de la vía Bogotá-Bucaramanga. Esta obra, junto a la remodelación del aeropuerto, robustecerán el desarrollo de ‘La Perla del Fonce’.
Suministradas por Oky Dacarlo Fuentes Pérez
Así avanzaban hace un mes las obras en el aeropuerto Los Pozos.
(Foto: Suministradas por Oky Dacarlo Fuentes Pérez)
Víctor Ardila
(Foto: Víctor Ardila)

Con el fin de potenciar la vocación turística de las provincias Guanentá y Comunera de Santander y mejorar la conectividad regional y nacional, en San Gil se adelanta la modernización del aeropuerto Los Pozos y próximamente se iniciará la construcción de una variante en la vía Bogotá-Bucaramanga.

Para la modernización del aeropuerto, la Alcaldía de San Gil y la Aeronáutica Civil, Aerocivil, firmaron un convenio por $15.000 millones destinados al mejoramiento y ampliación de la pista de aterrizaje, la plataforma y la calle de rodaje, la construcción de la terminal de pasajeros y el cerramiento perimetral, entre otras obras.

La mayor parte del proyecto, que fue licitado y adjudicado por la Aerocivil, ya se ejecutó y solo falta la construcción de la terminal de pasajeros y algunas obras complementarias, para lo que se requiere una inversión de $3.000 millones, como lo dijo recientemente el alcalde de San Gil, Ariel Fernando Rojas Rodríguez.



Para aviones de 50 pasajeros
Ahora el aeropuerto Los Pozos cuenta con una pista de 1.300 metros de largo por 30 de ancho, en la que pueden aterrizar aviones ATR 42600 con capacidad para 50 pasajeros, lo cual permitirá el ingreso de más aerolíneas a la región y la conexión directa con Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cartagena, Montería, Cúcuta y Valledupar, entre otros destinos.

La operación de esta terminal aérea, que inicialmente se manejará desde la torre de control del aeropuerto Palonegro de Bucaramanga, aumentará el flujo de visitantes hacia San Gil, Barichara, Socorro, Páramo, Charalá y demás atractivos turísticos de la región, y contribuirá a optimizar la conectividad y movilidad del Departamento, para avanzar en competitividad y crecimiento económico, afirma Hugo Rodríguez, gerente del Contrato Plan Santander.

Como complemento a la modernización del aeropuerto, la Gobernación de Santander destinó $7.000 millones del Contrato Plan para pavimentar cuatro de los 8.5 kilómetros de la carretera de acceso a la terminal aérea.



Variante del progreso
La construcción de la variante de la vía Bogotá-Bucaramanga (Troncal Central) es la obra más importante de San Gil en los últimos años y va a cambiar sustancialmente la movilidad y la cultura vial de esta ciudad, asegura el alcalde Rojas Rodríguez.

Este es un proyecto de 9.7 kilómetros de vía en calzada sencilla, que en sentido sur-norte inicia cerca a la entrada de Pinchote, pasa por el occidente de San Gil a través de un nuevo puente sobre el río Fonce y un viaducto sobre la quebrada La Laja, empalma con la vía a Barichara y la vía al aeropuerto, y conecta nuevamente con la vía a Bucaramanga 1.5 kilómetros después de San Gil.

Su costo es de $179.834 millones y se tiene previsto ejecutarla en 54 meses. De acuerdo con el Alcalde de San Gil, en lo que resta de este año se debe hacer la gestión predial y ambiental, para que en el 2019 empiece la construcción de la vía.

Seguridad y mejor movilidad
La variante mejorará la movilidad de aproximadamente 7.440 vehículos que diariamente transitan por el tramo comprendido entre el parque El Gallineral, el puente sobre el río Fonce y la conexión con la vía a Charalá, debido a que el tráfico de vehículos de carga pesada dejará de circular por este sector.

Además, agilizará la movilidad por la vía Bogotá-Bucaramanga, en la medida en que el cruce por San Gil se haría en 10 minutos y no en una hora como se hace actualmente, y será un corredor más seguro para turistas, ciclistas, motociclistas y conductores.

En términos generales, la variante mejorará las condiciones de vida de los sangileños e impulsará el desarrollo económico de la región, al agilizar la movilidad a los miles de turistas que constantemente visitan San Gil.

La puerta del turismo
Con una inversión de 15.000 millones de pesos en la modernización del aeropuerto Los Pozos, $179.834 millones en la variante de la vía Bogotá-Bucaramanga y $7 mil millones en el arreglo de la carretera de acceso al aeropuerto, San Gil se fortalecerá como destino turístico y como la puerta de ingreso de los visitantes nacionales y extranjeros a los atractivos de las provincias Guanentá y Comunera.

Con la modernización del aeropuerto Los Pozos y la variante de la vía Bogotá- Bucaramanga, será más fácil y placentero visitar San Gil, pasear por sus calles empedradas y admirar toda su arquitectura.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad