Domingo 09 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

¿Qué debo hacer para emprender?

El emprendimiento se constituye en una herramienta de los colombianos para formar su propia empresa y dejar de pensar en ser empleado.
/ VANGUARDIA LIBERAL
Según Fenalco, el 63% de los colombianos visita con mayor frecuencia las tiendas de barrio, siendo en los estratos bajos y medios donde es más notoria esta tendencia.
(Foto: / VANGUARDIA LIBERAL)

Jennys Adriana Flórez Cáceres, Iván Darío Uribe Parada y José Andrés Lara Vecino, de la Facultad de Ingeniería de Sistemas de la Unab, crearon, cuando estaban en décimo semestre, su propio emprendimiento, Camaleón Software Ltda.

Admiten que fue necesario acompañamiento, perseverancia y mucho análisis para sacarla adelante, y hoy lo están logrando.

Y es que, como ellos, diariamente muchos colombianos trabajan en crear su propia empresa y cada vez hay más entes especializados que apoyan estas iniciativas. De acuerdo con la última edición del informe Global Entrepeneurship Monitor (GEM), los nacionales son los más emprendedores de Latinoamérica y los terceros a nivel mundial, reflejado en cifras como que el 53% de los ciudadanos mostró su intención de crear una empresa, número que se reduce hasta el 35,5% al hablar de la región.

Pero emprender no es una tarea fácil. Se pasa por diferentes procesos para lograr el éxito.

¿Qué es?

Para Julián Esteban Gutiérrez Rodríguez, docente investigador del programa Administración de Empresas y coordinador del Centro de Emprendimiento de la Universidad Piloto de Colombia, el emprendimiento desde el enfoque institucional es esa capacidad de generar transformación, económica, social y ambiental a partir de soluciones que el mercado - sociedad estén dispuesos a aceptar o apropiar. “El emprendimiento radica en esa capacidad de hacer”, asegura.

Agrega que respecto a las etapas por las que pasa el proceso, su enfoque ha sufrido varias críticas, de hecho, actualmente existen dos enfoques a la hora de hablar del emprendimiento, el de “pull” y “push” o “empujar” y “halar. “Bajo el enfoque push surgen apuestas como las de las etapas indagadas, que son: sensibilización, identificación de oportunidades, formulación, puesta en marcha y aceleración, mientras que en el enfoque pull se trabajan otros momentos como: identificación de cliente, testeo, prototipado y evaluación”, explica.

Para el Sena, los pasos que deben dar todos los emprendedores, deseosos de crear su propia unidad productiva, varía según el pensamiento y la metodología de cada institución o persona especialista en el tema.

Según Gina Santana Zuleta, líder del Grupo de Emprendimiento, Empresarismo y Fondo Emprender de esa institución, algunas de las acciones fundamentales que debe tener en cuenta toda persona que quiere medírsele al reto de la independencia económica son:

1°. Analizar las habilidades y competencias para el emprendimiento: se trata de realizar una evaluación interna para determinar si se es una persona emprendedora, qué conocimientos se tienen y cuáles se deben adquirir, así como las habilidades y destrezas que se deben fortalecer. “Entre mejores sujetos emprendedores reconozcamos en nosotros, más posibilidades de éxito tendremos”.

2°. Identificación de la idea y ‘Plan de Negocio’: en esta fase se requiere tener claro qué negocio se quiere emprender, sus características, potencialidad y viabilidad técnica, financiera y comercial, las cuales se plasman en el ‘Plan de Negocio’, donde se consignan las orientaciones y aspectos fundamentales de lo que será la nueva unidad productiva.

3°. Investigar el mercado: según estadísticas, 80% de las empresas desaparecen en los primeros dos años, entre otras razones porque no estudiaron bien el mercado en el cual iban a competir. “Por esto, recobra importancia el entender mi mercado, dimensionar su tamaño, identificar mi consumidor, las tendencias y mi competencia, de tal manera que pueda diseñar una estrategia acorde a la realidad que me permita entrar con gran fortaleza a competir”.

4°. Contar con asesoría especializada: no obstante que el emprendedor tenga muy clara la idea de negocio que va a montar, es recomendable que cuente con opiniones de expertos que le ayuden a mejorarla y a fortalecerla.

5°. Claridad sobre los recursos requeridos: conocer al detalle la maquinaria, los equipos y el dinero que se requiere para la puesta en marcha del negocio, así como posibles fuentes de financiación. También es clave determinar el tipo de trabajadores que se requieren.

6°. Puesta en marcha de la empresa: se hace realidad y se pone en marcha el ‘Plan de Negocio’.

Confecámaras, por su parte explicó que hay que tener en cuenta que la creación de una empresa implica la realización de trámites legales para su formalización, tales como registro ante la cámara de comercio del municipio, minuta de constitución y estatutos de la empresa, registro de la matricula mercantil y de los libros, afiliación de trabajadores a una aseguradora de riesgos profesionales e inscripción al régimen de seguridad social y a un fondo de pensiones y cesantías, entre otros. “Las empresas que se crean sin legalizar su situación están condenadas a desaparecer y a perder oportunidades para perdurar”, señalan.

PIERDA EL MIEDO AL Fracaso

El fracasar es, según los expertos, un tema intrínseco en lo relacionado con el emprendimiento.

Según un estudio de Confecámaras publicado a finales del año anterior sobre supervivencia empresarial, el 60% de las empresas emergentes en Colombia se quiebra antes de cumplir cinco años de vida, y de ellas el 98% son microempresas. Es decir que solo cuatro de cada 10 emprendimientos sobreviven a la etapa de posicionamiento inicial en el mercado nacional.

Para el profesor Gutiérrez, esto ocurre por dos razones. “Una, que el emprendedor normalmente monta empresa porque tiene una idea de negocio, pero no porque haya vislumbrado un cliente, y las ideas de negocio normalmente son mala influencia. Y dos, porque el emprendedor crea su empresa pensando en rendimientos y no en lo que lo apasiona, así cuando se presenta el primer fracaso desiste”, señala.

En Colombia, según la firma Polymath Ventures, son varios los factores que se deben tener a la hora de crear un emprendimiento, entre los cuales debe estar un adecuado ecosistema que le permita al emprendedor lograr su negocio con éxito o, de darse un fracaso, volver a crear empresa con las lecciones aprendidas.

“Al ecosistema le faltan todavía algunos elementos. Además de crear una cultura que no castigue el fracaso, sino que lo vea como oportunidad de aprendizaje para que tanto inversionistas como emprendedores aprendan a asumir con mayor facilidad tanto el riesgo como el fracaso. También es necesaria una normatividad que permita mayores facilidades a la hora de crear y eliminar empresas, a la vez que evite costos administrativos adicionales para los emprendimientos, ya que estos pueden tener presupuestos limitados.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad