Sábado 21 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Construcciones sostenibles, ambientes amigables y ahorro de recursos

El cambio climático, la contaminación, el incremento en el número de edificaciones y el calentamiento global son factores que hacen pensar a las constructoras en implementar proyectos urbanísticos en los que se reduzca el impacto en el ambiente y el ahorro en los servicios públicos.
Suministrada Marval
Parque lineal que lleva a una plazoleta y senderos peatonales, hacen parte del concepto sostenible de Río del Hato, en Piedecuesta.
(Foto: Suministrada Marval)
Suministrada Marval
(Foto: Suministrada Marval)

De acuerdo con Camacol, aplicar estándares de construcción sostenible en los proyectos urbanísticos puede generar un ahorro de energía para los residentes hasta en un 7%. Pero, para las empresas constructoras, esto también significa hacer una apuesta en materia de innovación a la hora de ofertar sus proyectos.

En Bucaramanga, el mercado ha optado por hacer un aporte al medio ambiente, teniendo en sus proyectos elementos que ayudan a reducir el impacto ambiental, que favorecen las energías limpias y que van de la mano de las condiciones climáticas –como la vegetación y la luz– y que en especial ayuden al ahorro de agua y el manejo de los residuos.

Marval es una de las constructoras que ha fijado su mirada en esta nueva apuesta. El proyecto Río del Hato, ubicado en Piedecuesta, cuenta con distintos rasgos sostenibles como la iluminación Led, el ahorro de agua y el tratamiento de residuos.

Carlos Javier Matute Hernández, director de Ventas de Marval, explica que lo que la empresa busca con este tipo de proyectos es “contribuir a reducir la contaminación y la emisión de desechos que afecten el medio ambiente. Por otro lado, que ayuden a los residentes a disminuir costos en los servicios públicos”.

A pesar de que estos lineamientos sostenibles requieren una mayor inversión se hacen pensando en clientes a los que les interesa “que su huella de carbono en el mundo disminuya”, agrega el vocero de Marval. “A quienes les interesan los espacios amplios donde puedan desligarse del ambiente urbano y apreciar la naturaleza sin tener que salir de su espacio de residencia”.

Mayor interés
Estas prácticas sostenibles cada día aumentan más en las distintas empresas urbanísticas que tienen presencia en la ciudad. Por ejemplo, Jonatham Fabián Ávila Forero, director Comercial de Muisca Construcciones, señala que esta empresa maneja proyectos con rasgos sostenibles que tienen ciertos aportes al planeta.

Un aspecto a resaltar es que todos los edificios de esta constructora cuentan con el uso de energías limpias, lo que quiere decir que todos incluyen páneles solares, turbina eólica o ambas. Además, le apuesta al diseño bioclimático en todos sus proyectos, lo que se traduce en que están diseñados en una posición y de una forma estratégica para que todo el apartamento pueda ser iluminado con luz natural, reduciendo el uso de los bombillos solo a las noches y, por lo tanto, ahorrando energía.

Estos rasgos sostenibles en las construcciones pueden ser un factor determinante para que los clientes decidan comprar estas viviendas, afirma el vocero de Muisca.

Explica que “toda esa reflexión que se está viendo hace que se tenga una predisposición a adquirir productos sostenibles y no impactar al planeta. Esto también significa que debemos hacer unos esfuerzos y unos cambios que han logrado que año tras año sea más fácil vender nuestro producto”.

En la última asamblea adelantada por Camacol, realizada en marzo en Cartagena, se analizó que la apuesta por las construcciones y edificaciones sostenibles es un tema que debe trascender la empresa privada. Su alcance debe contemplarse, incluso, en la definición de planes de ordenamiento territorial.

Características de un proyecto sostenible

  • Energías limpias: páneles solares, turbina eólica o ambos.
  • Espacios para la naturaleza: terrazas jardines y jardines verticales.
  • Diseño bioclimático: Distribución estratégica del edificio diseñado para ser iluminado totalmente por luz natural.
  • Materiales sostenibles: fachadas con menos pintura.
  • Eficiencia energética: Uso de la iluminación Led.
  • Tratamiento de basuras: Espacios adecuados con recipientes para el reciclaje.

Las construcciones sostenibles tienen como finalidad no arrojar partículas contaminantes al ambiente durante su edificación y reducir el consumo del agua.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad