Sábado 21 de Abril de 2018 - 12:01 AM

A mayor urbanismo, más bienestar para el entorno

El avance en construcciones residenciales en este corredor vial que comunica a Floridablanca con Girón es innegable. Cada vez son más las constructoras que deciden ‘poner su ojo’ en la zona, para adelantar diversos proyectos urbanísticos.
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)

Al anillo vial hay que verlo en dos escenarios: uno enfocado en Floridablanca y el desarrollo residencial en estratos 4, 5 y 6, el cual empezó hace aproximadamente 15 años; y otro hacia el municipio de Girón, porque allí se concentran diversos proyectos de vivienda de interés social, dice Sergio Luna Navas, director de Camacol en Santander.

Gracias a este crecimiento de construcciones dispuestas para vivienda en este corredor vial, el sector ha tenido reformas estructurales como la instalación de semáforos, retornos y glorietas. Además, ha sido elegido por plataformas comerciales de impacto nacional e internacional, que amplían las opciones a la hora de elegir dónde hacer compras. A esto se suman sedes administrativas de varias empresas y un sofisticado concepto de oficinas.

¿Es entonces esta zona de la meseta la ideal para vivir? De acuerdo con los expertos, el sector ofrece ventajas que trasciende el concepto residencial, en especial, las zonas sociales y la cercanía a sedes universitarias y centros comerciales.

La vivienda
Una de las empresas que se ha interesado en apostarle a la construcción de apartamentos en este sector del área metropolitana es Hábitat del Oriente, que actualmente lo hace con  Caminos de Providenza.

Su directora de Ventas en Bucaramanga, Claudia García, argumenta que a lo mencionado anteriormente, por otras razones por las que se busca vivir en determinado sector es que esté cerca de su desarrollo laboral o escolar de sus hijos, y justo en el anillo vial lo encuentran todo. “Todas las universidades tienen sedes en este sector, los mejores colegios también, una cantidad significativa de empresas están en esta zona y además hay bancos, centros comerciales y notarías”, añade la ejecutiva.

Una de las principales razones de la expansión que se ha generado en este corredor vial es el gran tamaño de sus lotes, ya que en la meseta de Bucaramanga son muy escasos y los que se consiguen tienen precios muy elevados.

“Los lotes de la zona se caracterizan por su tamaño, por ser espacios generosos que le permite al constructor hacer un desarrollo de zonas sociales muy interesante”, afirma Claudia García.

Carlos Felipe Ramírez, gerente General de la constructora Inrale, que también tiene presencia en la zona con el proyecto Tamboré Condominio 360, reafirma esto último.

“Las extensiones de los lotes que se encuentran en el anillo vial no se encuentran en la meseta de Bucaramanga y esta gran extensión permite que se puedan construir zonas sociales muy amplias, y que cada apartamento cuente con dos parqueaderos”, expresa.

Crecimiento residencial
Al respecto, Sergio Luna Navas, director de Camacol en Santander, expresa que el crecimiento residencial en el sector cada día es mayor y el marco jurídico y normativo de la zona tiene coherencia con ese desarrollo que allí se espera.

“En este momento, el Plan de Desarrollo está en revisión y creo que esa necesidad de seguir desarrollando ese sector debe quedar ahí plasmada de manera correcta y viable financieramente para los negocios que se desarrollan ahí”, explica el vocero del gremio constructor.

Si bien, en el anillo vial Floridablanca – Girón se está dando un incremento en las construcciones de conjuntos residenciales que además cuentan con espacios generosos y modernos, el Área Metropolitana de Bucaramanga y el programa Bucaramanga Metropolitana ‘Cómo Vamos’ ha resaltado durante la entrega de las encuestas de percepción ciudadana que dicha zona de la ciudad requiere mejorar las vías de acceso.

El sector es atravesado por una arteria vial que necesita no solo crecer en longitud, sino que demanda obras como retornos, ampliaciones, separadores y glorietas, lo que también se traduce en calidad de vida para los residentes.

Lo anterior, teniendo en cuenta que desde 2014 la apuesta en materia de planeación hecha por la Gobernación de Santander, el Viceministerio de Infraestructura e Invías apunta a mejorar la movilidad y la seguridad en el tránsito, especialmente para los peatones.

“Los lotes de la zona se caracterizan por su tamaño que permiten hacer un desarrollo de zonas sociales muy interesante”: Claudia García, directora de Ventas de Hábitat del Oriente.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad