Domingo 14 de Agosto de 2011 - 12:01 AM

En Santander se crean muchas empresas, pero de corto aliento

Santander es reconocido como uno de los departamentos donde se registra más emprendimiento en el país.
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Pese a que las empresas más antiguas de la región no se caracterizan por su capacidad exportadora, las condiciones del mercado actual, prácticamente las debe impulsar a conquistar el mercado internacional.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Deacuerdo con las cifras de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, en 2010 se registraron en esta entidad 9 mil 141 empresas en total y para este año la entidad estima que se podría llegar a una cifra de 10 mil compañías registradas.

Sin embargo, un estudio reciente del Observatorio Regional de Competitividad, de la misma Cámara, indica que a pesar de que en la región se ha generado una buena dinámica empresarial desde principios del siglo XX, esta realidad no se refleja en el número de empresas antiguas existentes.
En otras palabras, en la región se crean muchas empresas pero estas perduran muy poco.

Los datos de la oficina de registro mercantil de la Cámara muestran que de las cinco empresas que se registraron entre 1911 y 1930 sólo una sobrevive. Vale la pena aclarar que se crearon más de cinco empresas en esa época, y algunas de ellas aún sobreviven, sin embargo el hábito de registrar las compañías no era generalizado en esas décadas.

Para las dos décadas siguientes (desde 1931 y 1950) la supervivencia de las empresas no fue mayor, de 80 creadas sobreviven sólo 17, es decir 21,3% de las registradas.

En las siguientes dos décadas (1951 – 1960) la situación es peor, de 1.838 empresas registradas, sólo 188 sobreviven, 10,2% de las registradas; y en el siguiente periodo (1971 – 1990), de las 30 mil 165 compañías, hoy en día sólo están vigentes 2.434, es decir 8,1%.

Con la alta mortalidad de las empresas registradas resulta clara la conclusión de que la mayoría de las empresas de Santander (o al menos las registradas en la Cámara de Comercio de Bucaramanga) son jóvenes. Para ser exactos de las 48 mil 621 empresas con registros vigentes a 2010, 94,6% fueron creadas entre 1990 y el año pasado.

“Más de 90% de los emprendimientos que hay en la región son de subsistencia por eso la altísima mortandad que existe”, explica el Presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Juan Camilo Beltrán Domínguez.
En efecto, 85% de las empresas que se registraron en 2010 son conformadas por personas naturales y 99,3% son microempresas.

¿Por qué sobreviven?

Hay tres características comunes entre las empresas que más han sobrevivido en la región. La mayoría de ellas son sociedades del sector industrial y no son microempresas.

Para el analista y autor del informe, Horacio Cáceres Tristancho, el hecho de que las empresas se registren como sociedades les permite tener una mejor continuidad en el tiempo, no sólo porque tienen mejores reglas para la sucesión de la compañía, sino también porque la responsabilidad de sostener el negocio no está sobre una sola persona, sino que recae en una junta directiva.

En los últimos dos años ha venido creciendo de manera sostenida el número de empresas de este tipo creadas en Santander, en particular por la creación de la modalidad de Sociedades por Acciones Simplificadas, SAS. Para el analista esto es una buena señal que puede favorecer la subsistencia de las empresas
Por otra parte, el experto explica que las compañías que vienen del sector industrial tienen por lo general un mayor nivel de especialización: “la industria es un generador importante de valor agregado y requiere de unas inversiones muy grandes para llegar a esa meta”, concluyó Cáceres Tristancho.

Aunque estas son características que comparten las empresas con más antigüedad de Santander, no quiere decir que aquellas que estén fuera de este parámetro no puedan sobrevivir.

¿Por qué no sobreviven?

Una de las principales razones por la que las empresas mueren rápido es que nacen sin visión de futuro. Beltrán Domínguez señala que hay tres factores vitales para el emprendimiento que muchas veces no se tienen en cuenta.

El primero de ellos es tener una planeación a largo plazo de la empresa, trazarse metas a varios años y planear cómo lograrlas. El segundo de ellos es la formalidad de la empresa, muchas compañías nacen sin registro ni demás requisitos legales, esto las priva de crecer y recibir asesoría y financiación de gremios y entidades financieras.

Por último, la mayoría carece de una estructura sostenible al interior de la compañía que les permita especializarse y crecer sostenidamente.

Otro factor clave en la sostenibilidad empresarial es el ambiente de negocios, es decir, que existan las condiciones adecuadas para que la empresa se establezca y se desarrolle, lo que incluye buena infraestructura de logística y comunicaciones, seguridad, servicios públicos, educación, entre otros factores.

“Cuando esas condiciones son adversas o la empresa se acaba o termina mudándose a otros centros de negocios a nivel nacional, que es lo que ha pasado con muchas inversiones importantes que han estado aquí en Bucaramanga”, indicó Cáceres Tristancho.

En la actualidad la Cámara de Comercio, la Universidad Pontificia Bolivariana y la Universidad Autónoma de Bucaramanga, adelantan un estudio de la mano con el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), para caracterizar el emprendimiento de la región y cuáles son los factores de riesgo que afrontan los emprendedores.

La expectativa de los empresarios y directivos gremiales es que esta información sirva para diseñar políticas más efectivas que permitan que en la región se sigan creando muchas empresas pero vivan más.

El caso del acueducto

En 1916 la empresa de Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, AMB, fue registrada en la Cámara de Comercio de Bucaramanga, constituyéndose en la más antigua entre las registradas.

De acuerdo con el representante legal de la compañía, Franz Mutis Caballero, la naturaleza misma de la empresa le garantiza un mercado para sus servicios.

Pero además, el ejecutivo resalta que la empresa nació  proyectándose hacia el futuro y por eso ha logrado pasar de prestar servicio a 14 mil personas a un millón de habitantes del Bucaramanga y Floridablanca.

Mutis Caballero explica que hay que hacer inversiones importantes para adelantarse al futuro, en el caso de esta compañía deben estar ampliando constantemente su infraestructura para garantizar la prestación de servicios por al aumento de la población.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad