Publicidad
Sáb Sep 23 2017
20ºC
Actualizado 08:28 am
Domingo 16 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

Obras civiles con sentido social

Si algo tienen en común los socios de esta empresa santandereana es que el crecimiento del sector empresarial del país debe abrirle espacios laborales a las personas más vulnerables, inclusive las que por alguna situación de la vida han recaído en problemas como drogadicción y alcoholismo y que quieren darse una segunda oportunidad.
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
La construcción de montajes metálicos para obras civiles es uno de los puntos fuertes de la empresa, campo en el que buscan ser reconocidos y donde la mayoría de obras se han hecho en Barrancabermeja.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL )

Con esta mentalidad y con la idea de crear empresa fue que nació Amelec de Colombia, Asesoría de Montajes Electromecánicos y civiles, una firma de servicios dedicada a ofrecer soluciones en ingeniería, montajes metálicos y eléctricos, que viene trabajando formalmente desde hace dos años aproximadamente en el sector.

 Sin embargo sus socios cumplen una experiencia de más de 10 años tratando de establecer una empresa sólida y trabajando como contratistas de obras civiles.

La historia de los socios de esta empresa viene desde 1998 cuando trabajaban directamente como empleados de una reconocida cementera de la ciudad.

Sin embargo, las condiciones laborales de la empresa se fueron deteriorando al punto de que fueron liquidados y posteriormente vinculados como contratistas. Para ese momento decidieron asociarse y prestar sus servicios a dicha empresa, como firma contratista.

“En la empresa se terminaron los empleos directos y con un  conjunto de compañeros decidimos formar una empresa llamada Reinstal. Así iniciamos con cuatro socios. La empresa la vendieron y empezaron a traer mano de obra de otras ciudades”, dijo el gerente de la empresa, Julio David Quiroga Peña.

Las cosas no marcharon como lo previeron lo que los obligó a no seguir prestando sus servicios, ya que para la única empresa que estaban trabajando era para la cementera, lo que económicamente no se traducía en beneficios para ellos.

Cada uno durante los últimos 10 años trabajó por cuenta propia, hasta que finalmente se volvieron a encontrar y decidieron crear Amelec de Colombia.

“Empezamos a prestar servicios en obras civiles, metálicas y eléctricas con la experiencia adquirida en la empresa que trabajábamos. La empresa como fundamento tiene prestar un servicio basado en lo social y dirigido a la comunidad. Nosotros tratamos con personas que saben trabajar y que por alguna circunstancia personal o por algún vicio no se les da oportunidad en las empresas. Los traemos, miramos su perfil y los ubicamos. Hemos encontrado trabajadores muy buenos en la parte eléctrica, soldadura y construcción”, añadió el gerente.

“El objetivo de nosotros nunca había sido crear empresa porque trabajábamos en una muy estable. Pero de un momento a otro esa estabilidad se acabó y nos obligó a pensar en una empresa. Pero hacer empresa es muy difícil, hay muchos trámites”.  

Pese a la buena labor que realizan uno de los obstáculos más grandes que han encontrado está en que las mismas empresas con las que contratan son temerosas de que se apliquen estos procedimientos. “Si nosotros sembramos esa buena semilla, hay que darle la oportunidad a la gente”, dicen los socios.    

“Nosotros creemos que hay que dar oportunidades y brindar la forma de mejorar la calidad de vida. Para nosotros es impresionante ver cómo el trabajo cambia a las personas.

Actualmente la empresa genera un promedio de 30 empleos por obra. “Tenemos mujeres trabajando que se le miden a la construcción y a la soldadura, es gratificante. Para nosotros los dividendos se reparten equitativamente. Eso es una bonificación para los empleados. Un obrero bien pago es una persona que produce”, dijo Óscar Darío Rincón, uno de los socios.  

“Hay que ayudar para hacer país”

La necesidad que vieron en el mercado de emplear este tipo de mano de obra no fue por accidente.

“Nosotros prácticamente crecimos en el barrio Santander de Bucaramanga, una zona vulnerable donde se ve todo tipo de cosas”, añadió Rincón.

Como parte de la política de la empresa también está la educación, no sólo de los trabajadores sino también de la familia como un núcleo, ya que uno de los problemas a los que más se ven enfrentados es la violencia intrafamiliar.  

Por esta razón ofrecen actividades lúdicas como clases de música para los hijos de los colaboradores los fines de semana.

Encaminados en esta labor social, uno de los objetivos que se han trazado para el próximo año está en poder establecer una alianza con el Sena, y de alguna forma poder establecer un instituto de formación en el barrio Santander.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad