Publicidad
Mié Oct 18 2017
21ºC
Actualizado 07:57 am
Domingo 05 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

La juventud y los negocios van de la mano de empresas exitosas en Santander

De las vueltas que da la vida se siente sorprendida Gissella Villamizar Uribe. Esta joven empresaria santandereana enérgica y aguerrida confiesa que lo que menos se había imaginado en su vida sería ser exitosa en el diseño y producción de calzado.
Mauricio Betancourt/VANGUARDIA LIBERAL
Gissella Villamizar aprendió que un producto diferenciador, con diseño e innovación en materiales, es la clave para ser exitosa en el sector de calzado en Santander.
(Foto: Mauricio Betancourt/VANGUARDIA LIBERAL )

Pero asegura que independiente del sector y su especialidad se inquietó desde muy joven por ser independiente y buscar el camino para lograrlo.

El tener un hijo siendo joven la impulsó aun más a buscar un negocio en el cual se pudiera desenvolver aprovechando los conocimientos en moda e ingeniería financiera que había adquirido como profesional.

Hizo algunos cursos en la Nava, Milán de fashion Desing, gracias a una beca que obtuvo de una entidad educativa. Sin embargo, marcada por su tierra natal y otros aspectos volvió a Bucaramanga.

“Me vine finalmente para Colombia porque quería estudiar y estar con mi familia. Tenía muchos amigos que eran empresarios jóvenes y por eso fue que me nació la idea”.

Con un capital de $5 millones, producto de un préstamo que le hizo su papá, decidió finalmente inclinarse por el calzado. Así que empezó a trabajar productos como las baletas de cuero y las zapatillas para dama.

“Iba todos los días a mirar materiales en las peleterías, conocí la gente, me contacté con un señor que tenía mucha experiencia y comencé a hacer un mostrario en la feria de 2005 para Expoasoinducals. Lo que hice fue pararme en la puerta de Cenfer y entregarles tarjetas a los visitantes.  Acomodé un show room en mi casa con  las muestras que había hecho desde abril. Así conseguí dos clientes muy buenos”, asegura.

Aunque todo pintaba muy bien hasta ahí, seis meses después Gissella asegura que estaba quebrada.

Inició de adelante para atrás ya que la elaboración en productos de cuero es uno de los niveles más complejos de la industria, no sólo por su proceso de fabricación, sino porque hay que conocer el mercado a fondo.

“Vendía muy barato, y no sabía cómo era la competencia, así que no tuve las ganancias que esperaba. Perdí toda la inversión”.  

No lo había perdido todo, tenía buenos clientes y un nombre que había empezado a sonar en la industria.

 Así que si quería seguir con la línea tenía que cambiar de estrategia, decisión que no dudó en tomar.

“En ese momento pensé que si lo que quería era seguir con el negocio tenía que empezar a capitalizar, entonces pensé en hacer una línea económica, con materiales que no fueran tan costosos y trabajar con clientes que le dieran a uno volumen en pedidos. Se me ocurrió hacer sandalias planas, pero no como las que estaba haciendo todo el mundo. Empecé a producir con lonas y lonas artesanales, y busqué proveedores de este estilo. Yo no tenía capital, pero lo poco que tenía lo invertí fue en lonas”.

Siete años han pasado desde que repartía sus tarjetas en la puerta de Cenfer a la espera de clientes. Desde hace cuatro años no sólo participa en las dos versiones de Expoasoinducals, la feria más grande de productores de calzado del nororiente que reúne a más de 500 empresarios en Santander, sino también de la feria International Footwear & Leather Show en Bogotá que reúne lo mejor de la industria en el país.

La empresa maneja la marca Acquarelly en calzado para dama, y la marca Matilda en calzado infantil para niña. Básicamente se usan los mismos materiales, con diseños que se adapten a cada edad.

Su primer pedido fue de 1.500 pares de sandalias planas, lo complementó con un ‘palito’ (zapato que es hecho en madera, se forra en lona y utiliza suela sintética o microporosa, materiales que son importados de Brasil).

“Al poco de empezar a producir ya fabricábamos casi mil pares a la semana”, asegura.

Con este crecimiento tan inesperado en la producción, el garaje de su casa, se quedó pequeño.

Así que tuvieron que arrendar una casa y adecuarla a la naciente empresa, consiguió una terminadora, máquinas de coser y mandaba a hacer la guarnición fuera.

Sólo contaba con cuatro personas en ese momento. Luego ya tenía 13 personas contratadas. Actualmente emplea 60.

“Un aspecto importante en esta industria es la honestidad. Fabricamos las cosas bien hechas y con los mejores materiales que conseguimos en el mercado. Seleccionamos muy bien el personal para que tenga garantías laborales”, puntualizó.

Precisamente con la elaboración de las sandalias planas fue que la empresa pudo incursionar en las exportaciones, ya que las primeras muestras se fueron para Aruba, Curazao y Venezuela.
 
El producto fue escalando en su elaboración y en materiales, haciendo que la sandalia plana se posicionara como un producto de boutique, con un alto trabajo artesanal.

Sin embargo, con el tiempo este tipo de sandalias empezó a ser subvalorada, contrario a lo que sucedía con los zapatos con tacón.

Así que con esta percepción también incursionó en la elaboración de zapatos con cuña de madera, para forrarlos en yute y utilizar materiales adicionales como el fique.
 
La idea de trabajar con materiales nuevos e innovadores la ha extractado de sus visitas a ferias en Milán, Pure London y en Bolonia.

Actualmente sus hermanas también trabajan en las dos líneas que tiene la empresa, y una de las noticias que esperan para este año es poder comercializar el calzado en tiendas como Falabella y La Polar.

Comercio electrónico de puertas abiertas

Con un producto consolidado, Gisella ya piensa en nuevas formas para comercializar el producto y que faciliten no sólo las ventas en el país sino las exportaciones.

Es por eso que la apuesta este año, no sólo a contar con tiendas propias, sino al comercio electrónico por medio de la plataforma que empiezan a consolidar a través de su página en internet.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad