Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 06:58 pm
Domingo 04 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

En Bucaramanga aún no hay burbuja inmobiliaria, pero los precios están altos

En Bogotá se consiguen apartamentos más caros que en las zonas exclusivas de Madrid; en Cartagena hay metros cuadrados más costosos que en el centro de Nueva York y en Bucaramanga se encuentran apartamentos y casas más costosas que en Santiago de Chile y Ciudad de México.
Javier Gutiérrez / VANGUARDIA LIBERAL
En Bucaramanga aún no hay burbuja, pero los precios están altos
(Foto: Javier Gutiérrez / VANGUARDIA LIBERAL)

El precio de la vivienda en el país lleva un ritmo de crecimiento acelerado y Bucaramanga está entre los primeros de la carrera. Mientras los más alarmistas ya hablan de la formación de una burbuja inmobiliaria, otras versiones explican que el incremento del precio de las viviendas obedece a factores estructurales como la escasez de suelo urbanizable en las ciudades del país.

De acuerdo con los datos de Camacol, el promedio del precio de la vivienda (de estrato dos a seis) en Bucaramanga es de $2 millones 630 mil pesos, lo que ubica a la capital santandereana como la tercera ciudad con el metro cuadrado más costoso del país.

El primer y el segundo lugar lo ocupan Cartagena y Bogotá, con metros cuadrados promedio de $3 millones 667 mil y $3 millones 342 mil respectivamente.

De acuerdo con el presidente ejecutivo de la Lonja de Propiedad Raíz de Santander, Julio César Ardila, el problema en la meseta es que no hay disponibilidad de lotes y los proyectos de vivienda que se desarrollan en la ciudad se hacen derribando inmuebles viejos que permiten la construcción de edificios.
“Eso (la negociación de dichos inmuebles) no está reglamentada y se da por el precio del mercado, lo que ha hecho que los predios tengan un mayor valor. Esos mayores costos hacen que se suban los precios de los proyectos”, señaló Ardila.

De acuerdo con el ejecutivo, precisamente por esta situación es difícil calcular el costo de los lotes en la meseta, pues cada dueño lo vende al precio que le ponga, siempre y cuando el comprador calcule que aún a ese costo puede desarrollar un proyecto rentable.

La pregunta del millón es, entonces, ¿cuánto es lo máximo que estarán dispuestos a pagar los bumangueses por un apartamento, y en ese sentido qué tanto podrán seguir subiendo los precios de la vivienda en la ciudad?

Empieza a frenar

Cada trimestre el Dane mide el índice de precios de la vivienda en el país a partir de las principales ciudades.

Bucaramanga estaba ubicada  en el top tres de las ciudades con mayores incrementos en este índice. Sin embargo, el último reporte del Dane de este indicador, muestra que de enero a septiembre de 2011, en la Ciudad Bonita fue donde el metro cuadrado menos aumentó de precio.

Mientras el índice de precios de vivienda nueva (Ipvn) del país aumentó 7,40%, en el área metropolitana este aumento fue de 2,40%.

Hay que aclarar que esto puede tener que ver con los proyectos de vivienda que se hacen fuera de la meseta de Bucaramanga, en los demás municipios del área metropolitana, donde sí hay espacio para construir.

Para Camacol la dinámica de las tasas de interés que redujeron el costo de los créditos hipotecarios, también incidieron en una mayor demanda y en la viabilidad de proyectos de vivienda aún con los altos costos de los lotes.

“A lo largo de 2011, los desembolsos de crédito hipotecario han mostrado un gran desempeño, no sólo por  el alto volumen de nuevas colocaciones sino por los buenos resultados de los indicadores de riesgo”, señaló el gremio nacional de los constructores.

Ahora bien, en lo que todos están de acuerdo es en que los precios de la vivienda nueva en la meseta sólo frenarán cuando el Gobierno  Municipal desarrolle nuevos proyectos de renovación urbana y habilite áreas para construcción de vivienda en la ciudad.

Se espera que con el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial que será discutido este año en el Concejo Municipal, se den algunas novedades al respecto, y aunque esto no es garantía de que bajará el precio de la vivienda en la ciudad, al menos permitiría que se estabilice.

A LA ESPERA DEL POT

De acuerdo con Mauricio Mejía, Secretario de Planeación de Bucaramanga, la ciudad ya tiene planes de renovación urbana identificados en proyectos de La Concordia, Gaitán y el barrio Comuneros.

Con respecto al POT, el Funcionario señaló que este va a permitir que el precio de la vivienda sea controlable, pero que el precio en sí, como siempre, va a depender de la oferta y la demanda.

“Hay muchas zonas, San Francisco, San Alonso, cerca a la Universidad, que incluso hoy están habilitadas para que se impulsen unos proyectos de redensificación, pero se ha dado predio a predio, sería importante que se hicieran proyectos concretos, que se dieran unas condiciones más aceptables, que es lo que queremos hacer con el Plan de Ordenamiento Territorial”, señaló Mejía.

Se aspira que en junio dicho proyecto pase a ser discutido por el Concejo de Bucaramanga.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (5 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad