Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 05:44 am
Domingo 27 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Transformación digital, la gran apuesta del sector de confecciones en Santander

La falta de competitividad en la producción, los desafíos de los nuevos modelos de negocio, el retraso en procesos y maquinaria para mejores prácticas industriales, así como el contrabando, son algunas de las razones por las que el sector de las confecciones en Santander pasa por dificultades.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Con el uso de la plataforma Hyperfair, que genera una experiencia real de feria en 3D, se reduce al 15% el costo de EIMI en comparación con versiones anteriores.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Así lo afirmó José Roberto Álvarez, director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Pequeños Industriales en Santander, Acopi, quien dijo que el cierre de la frontera con Venezuela también agudizó la crisis en el sector por las pocas y casi nulas exportaciones que se hacen a ese país.

“Lo que sucede es que nos quedamos detenidos en el tiempo. Existen otros modelos de negocio más eficientes y competitivos en los que nosotros no hemos incursionado para ser más atractivos para nuevos mercados y generar exportación”, explica el vocero gremial.

Lea también: Las cuatro tendencias de pago del futuro

Según Álvarez, el modelo de negocio cambió y los consumidores están comprando más veces al año, pero a más bajo precio. Adicionalmente, las textileras, afectadas por el contrabando, se están quedando con las materias primas, no se adaptan rápido a los cambios y eso está afectando a la cadena de valor.

De presencial a virtual

En lo que respecta a la Exposición Internacional de Moda Infantil, EIMI, este evento ahora será virtual.

De acuerdo con el director Ejecutivo de Acopi, la decisión obedece a que cada vez la oferta es menos atractiva para los compradores.

José Roberto Álvarez sostiene que la situación obedece a que el sector de confecciones se ha quedado trabajando en el mismo modelo de negocio, basado en la maquila y eso se traduce en falta de competitividad.

Lo cierto es que en la búsqueda de estrategias para implementar nuevos modelos de negocio se busca fortalecer las marcas propias y estar a la vanguardia de las nuevas tendencias. Esta es una de las razones por las que la feria de ropa infantil en la ciudad cambia de presencial a virtual.

Lea también Calzado y marroquinería le costarán un 10% más este año en Bucaramanga

Expectativas de la feria

P ara los expositores, el objetivo de la feria es dar a conocer sus productos, mientras que para los compradores es generar contactos efectivos de negocios y consolidar inversiones que dejen buenas utilidades.

“Esperamos que los empresarios entiendan que la comunicación que se va a utilizar ahora es muy distinta a la que están acostumbrados. La apuesta es lograr que lleguen muchos compradores y que se generen nuevos contactos ya que el traslado y las limitaciones de distancia no serán un problema”, explica José Roberto Álvarez.

La plataforma está diseñada para ofrecerles a los expositores y visitantes todas las métricas necesarias para evaluar diariamente el desempeño de la feria. Con relación a los negocios posferia, el empresario debe enfocarse en su mercado fuerte, sus hábitos, comercialización y la logística que requiere para lograr la competitividad.

“Sabemos que está transformación no es fácil, que se van logrando resultados poco a poco, y para eso, desde Acopi estaremos apoyando con capacitación y la guía que requieran”, puntualiza el director Ejecutivo de Acopi.

Crisis textil

Para el director Ejecutivo de Acopi, la crisis es evidente desde hace varios años, pero a partir del alto en la producción de Fabricato, se prendieron las alarmas.

“La situación es crítica porque se evidencia la dependencia tan alta de un textil como ese. La raíz del problema es que no tenemos una buena oferta de industria textil en el país, por eso el mercado sale a buscar productos importados para poder desarrollar su actividad económica”, dice.

Según el dirigente, a Colombia le faltan textiles que permitan lograr certificación de origen. Por ejemplo, para poder exportar hacia Estados Unidos, es necesario que los hilos sean hechos en Colombia y no importados, por eso que el TLC en el renglón de confecciones está casi que en ceros para las exportaciones nacionales.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad