Jueves 08 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Variante de San Gil reducirá tiempos, costos y accidentes

La obra busca disminuir costos, tiempos de viaje entre Bucaramanga y Bogotá, y sacar el tráfico pesado de la ciudad, lo que significará la reducción de los índices de accidentalidad.
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
La Variante de San Gil es un corredor estratégico para impulsar la competitividad interna y externa del país ya que comunica dos grandes centros de producción y consumo (Bogotá y Bucaramanga) con la costa Atlántica.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Vía libre, le dio el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), a la construcción de la Variante de San Gil que mejorará la conectividad de Bucaramanga con el centro del país y el oriente, además representará ahorros en tiempo de desplazamientos, disminución de los costos logísticos para los transportadores, y conducirá el tráfico pesado a una vía exclusiva para descongestionar las carreteras urbanas del municipio y disminuir el riesgo de accidentalidad.

Para el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Luis Fernando Mejía, la viabilidad por parte del Gobierno Nacional para la construcción de la variante responde a una necesidad sentida de la región solicitada desde diferentes escenarios.

Asegura que uno de los propósitos de la construcción de la Variante de San Gil es salvar vidas. “Con el traslado de vehículos pesados esperamos reducir la siniestralidad vial en el municipio”, agregó el funcionario.

Adicionalmente, indicó que “con esta obra aportaremos a la competitividad del país optimizando la vía Bogotá - Bucaramanga - Costa Atlántica, que se consolida como uno de los cinco corredores logísticos de mayor importancia en Colombia”.

Por su parte, el alcalde de San Gil, Ariel Fernando Rojas, aseguró que tener la garantía de los recursos es una excelente noticia para el municipio y el departamento. “Esta obra es una necesidad sentida que por más de 20 años veníamos reclamando los sangileños y que solo luego del trágico accidente del 5 de enero de 2017, despertó los sentimientos de solidaridad y apoyo con este proyecto tan importante y necesario”, dijo el mandatario.

El proyecto

La construcción de la obra tendrá un costo estimado de $198.287 millones y se financiará con $31.068 millones de la venta de Isagén y con $167.219 millones de recursos propios de los peajes que se encuentran a cargo del Invías en el corredor, entidad encargada de licitar, contratar y ejecutar la obra.

Estos recursos serán ejecutados durante las vigencias 2018 - 2022, de acuerdo con el aval fiscal otorgado por el Confis en sesión del 11 de diciembre de 2017.

El proyecto permitirá reducir los costos de operación de transporte en 9%, así como disminuir los tiempos de viaje y los índices de accidentalidad en el municipio, entre otros beneficios.

De acuerdo con Andrés Felipe Galarza Laiton, ejecutivo de infraestructura de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, la Variante de San Gil es un corredor estratégico que impulsará la competitividad interna y externa del país ya que comunica dos grandes centros de producción y consumo (Bogotá y Bucaramanga) con la costa Atlántica.

“Ahora quedamos a la espera que el Invías certifique la publicación de los prepliegos e iniciar el proceso de contratación, para cumplir con el proyectos y que las obras inicien lo antes posible, las cuales están proyectadas para entregar en dos años”, dijo.

Características

La Variante San Gil iniciará 400 metros antes del acceso al municipio de Pinchote, transcurriendo por el costado occidental hasta pasar por el río Fonce. Allí se planea construir un puente vehicular, luego pasa por un viaducto sobre la quebrada La Laja entre el kilómetro 4+150 al kilómetro 4+270, a la altura del kilómetro 5+020 se empalmará con la vía a Barichara hasta el kilómetro 5+600. Posteriormente, pasaría por la parte de arriba de la hacienda Los Ejidos, cruzando la vía al aeropuerto Los Pozos en el kilómetro 7+270, y finalmente, el tramo entre el kilómetro 8+500 al kilómetro 9+500 se convierte en una vía paralela con la vía San Gil - Aratoca.

Vea también: Imágenes del grave accidente de trásito en San Gil, Santander

La construcción separará el tráfico pesado que circula actualmente por el municipio, beneficiando una población aproximada de 45.000 habitantes y a los usuarios de la vía, especialmente a los transportadores de carga y de pasajeros, quienes tendrán mejores condiciones de operación del corredor.

El corredor vial tendrá un tráfico promedio diario de 7.441 vehículos, entre ellos un 26% de camiones, una longitud de 9,7 kilómetros, calzada de 7,3 metros de ancho e infraestructura especial con 4 intersecciones.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad