Lunes 02 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Pérdidas millonarias reportaron pescadores por derrame de crudo en Santander

Pescadores y vendedores afectados por el crudo que contaminó las quebradas La Lizama y Caño Muerto, esperan que Ecopetrol les ofrezca soluciones para reactivar su actividad económica.
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
Familias de pescadores y vendedores aseguran que pasarán por lo menos 10 años para poder recuperarse de esta emergencia y reactivar la actividad económica.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)

Sacar las hojas, palos y piedras contaminadas, así como extraer el crudo que fluye en el agua a través de las quebradas La Lizama y Caño Muerto, completamente contaminadas por el derrame de crudo y lodo desde el pasado 15 de marzo, son algunas de las labores de limpieza de los afluentes hídricos que realizan los 134 pescadores contratados por Ecopetrol a través de la empresa Varichem Colombia, especialista en soluciones ambientales.

Lea también: Ecopetrol afirma que se detuvo el afloramiento de crudo en Barrancabermeja

Según Martín Caballero, pescador del corregimiento La Fortuna en Barrancabermeja, quien hace parte de la asociación Asopescamas, una de las 11 que existen en los puertos pesqueros más afectados por el afloramiento de crudo, gas y lodo de esta región del Magdalena Medio, tales como La Playa, La Cascajera, San Luis de Río Sucio, Puerto Cayumba, Puente Sogamoso, El Pedral y la zona de La Lucha, “primero contrataron a personal de otras zonas que no son afectados por el impacto ambiental”.

“A nosotros nos contrataron hace pocos días para realizar las labores de limpieza en las quebradas hasta el río Sogamoso por un mes, desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde. Y aunque ha sido una solución temporal para poder comprar la comida del sustento diario, no nos deja ni la mitad de las ganancias que recibíamos en esta temporada con la venta del pescado que en promedio, en este mes, fácilmente vendíamos más de cuatro millones de pesos con bocachico, blanquillo, bagre, picuda y dorada”, afirma.

Lea también: Nueve personas afectadas y 2.460 animales muertos deja derrame de crudo en Santander

De acuerdo con Caballero, aunque Ecopetrol asegure que la mancha de crudo no llegó al río Magdalena y que el pescado no está contaminado, los compradores prefieren no adquirirlo.

Así como Martín, la situación económica y el futuro laboral para Raquel Villalobos Mejía, de la asociación de pescadores artesanales a la cual pertenecen más de 50 personas, se complican con el pasar de los días.

“Esta es la época de abundancia de pescado en Caño Muerto y todo eso se perdió. Y para la recuperación pasarán muchos años, porque eso no se soluciona en uno o dos meses con la limpieza del crudo. El trabajo que nos están ofreciendo y no a todos, solo unos pocos cupos de trabajo se ofrecieron como alternativa temporal, pero y después qué pasará con nosotros?....”, advierte la pescadora.

¿Qué dicen las autoridades?

Por medio de un comunicado, Ecopetrol informó que los pescadores vinculados realizan la limpieza de los márgenes de las quebradas La Lizama y Caño Muerto, con la aplicación de desengrasante y un encapsulador, productos biodegradables que retienen las trazas de crudo e iridiscencias sobre las fuentes hídricas.

Le puede interesar: Las cifras de la emergencia ambiental por derrame de crudo en Santander

De igual forma, “se realizan reuniones con la participación de los representantes de 11 Asociaciones de Pesca de la Cuenta baja del río Sogamoso y el Consejo Municipal de Pesca Artesanal y Acuicultura de Barrancabermeja con la participación de los representantes de Cormagdalena, la Umata, la Alcaldía de Barrancabermeja e Isagen con el propósito de mantener canales abiertos de comunicación que permitan construir soluciones conjuntas para este sector”, dice el comunicado.

Al respecto, la alcaldesa (e) de Barrancabermeja, Francy Álvarez, indicó que aún no se ha revisado puntualmente cómo se va a remediar la situación económica de los pescadores, quienes por varios años, no podrán dedicarse a dicha actividad.

“En el tema de la compensación social se debe mirar desde dos puntos de vista. El transitorio y el definitivo. El transitorio, es precisamente lo que Ecopetrol está haciendo al contratar algunos de los pescadores en las labores de limpieza y recuperación de la zona. Y el definitivo, se debe revisar detalladamente y valorar todo el impacto, el censo de las personas afectadas y las posibles soluciones”, dijo.

   

BUSCANDO ALTERNATIVAS

En días pasados, Alfredo Varela de la Rosa, director de Cormagdalena, recorrió varios puntos de contención de fluidos sobre la quebrada La Lizama y se reunió con los líderes de algunas asociaciones de pescadores en Puente Sogamoso, e informó que Ecopetrol está realizando la atención de la mejor manera, con todas las medidas que se pueden tomar.

“Por nuestra parte, vamos a seguir conversando con las comunidades para apoyar las labores inmediatas y a largo plazo. Sin duda el recurso más afectado es el hidrobiológico a lo largo de los ríos Sogamoso y Magdalena, nos preocupa la pérdida de su biodiversidad y su pie de cría, esta es una época de reproducción, donde muchas especies ponen sus huevos así que se requerirán por lo menos 10 años para poder recuperarse de esta emergencia, y será necesaria una restauración de largo plazo y de manera sostenida”, indicó.

Rescate de fauna

Cerca de 30 personas conforman las cuatro cuadrillas de rescate de fauna de Cabildo Verde en la zona, quienes de acuerdo con el último reporte de Miguel Bacca, biólogo coordinador del Centro de Atención, se tienen registros de más de 1.300 animales rescatados que incluyen peces, aves, anfibios, reptiles, entre otros.

“Los animales rescatados se evalúan interna y externamente para saber qué tan afectado está y dependiendo del diagnóstico se les brinda la atención que requieren como lavado, alimentación, hidratación. Incluso muchos que no fueron afectados visiblemente por el hidrocarburo requieren atención por presentar episodios de estrés. Luego de unos días, los que presentan total recuperación son reubicados en la zona, y otros son trasladados a la Reserva Natural de Cabildo Verde en Sabana de Torres que comparte las condiciones ambientales de la zona afectada”, aseguró Bacca.

Para el biólogo el impacto generado a la fauna es grande por el fuerte peso del hidrocarburo en los animales.

“Hay partículas de hidrocarburos que a simple vista no se ven pero las trazas están presentes en el ambiente y el agua. El problema será el manejo de las cadenas tróficas. Es decir, cuando un animal se alimenta de otro que estaba contaminado y así afectar a largo plazo. La recuperación tomará años”, explicó.

¿A cuánto ascienden las pérdidas?

Clara Ferrer Gómez, Vendedora La Playa

“La cantidad de pescado que hemos perdido es mucho, no se vende ni rematándolo a precios muy bajos. Antes vendíamos ocho pescados por 20 mil y ahora ni en 8 mil lo compran. Incluso, no se está vendiendo ni siquiera el que se pesca río arriba de la afectación, la gente no confía en que no esté contaminado. Somos muchos los afectados, en solo este punto, somos más de 15 familias las que dependemos de las ventas de pescado y que en solo Semana Santa nos quedaba en promedio más de un millón y medio libres”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad