Jueves 07 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Ecopetrol inició el abandono definitivo del pozo Lisama 158 en Santander

Después de cumplir con los trabajos previos de análisis y sellamiento del pozo Lisama 158, en La Fortuna, Ecopetrol inició los trabajos de abandono definitivo que asegurarán que no lleguen fluidos a la superficie.
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Con el apoyo de la máquina Petrowork 110, 36 trabajadores realizarán los trabajos finales para el abandono técnico del pozo Lisama 158 de Ecopetrol.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

Luego de que el equipo especializado Snubbing Unit, traído desde Estados Unidos, concluyera las pruebas en el pozo Lisama 158 ubicado en el corregimiento La Fortuna de Barrancabermeja, con el objetivo de obtener datos e información técnica que permitan esclarecer las causas que generaron el afloramiento de lodo y crudo el pasado 15 de marzo que afectó la flora y la fauna de 24 kilómetros, Ecopetrol selló de forma definitiva el pozo instalando un empaque y tapones de seguridad de cemento lo que evitará que los fluidos lleguen de nuevo a la superficie.

Lea también: Emergencia de La Lisama será debatida en audiencia pública en Barrancabermeja

Concluida esa labor, ahora inició los trabajos para el abandono definitivo del pozo con un equipo convencional Petrowork 110, con el que se realizan los trabajos de workover (reacondicionamientos) en los campos de producción del país que asegurará que el abandono técnico sea definitivo.

Ecopetrol informó que personal calificado conformado por 36 trabajadores de los cuales 34 son de la comunidad del área de influencia realizarán los trabajos durante dos semanas, los cuales consisten en la instalación de tres sellos de cemento y dos tapones.

Posteriormente, se realizarán pruebas hidrostáticas y de peso sobre cada uno de los sellos para garantizar el correcto abandono del pozo.

Resultados del análisis

De acuerdo con Ecopetrol un equipo de expertos nacionales e internacionales analiza los datos e información técnica obtenida por la máquina Snubbing, con los cuales se conocerá finalmente que fue lo que ocasionó el afloramiento de crudo, gas y agua a 220 metros del pozo Lisama 158.

Son muchas las hipótesis que se han manejado. Desde la posible influencia de las aguas contenidas en la represa Hidroeléctrica Sogamoso hasta posibles pilotos de extracción petrolera por medio de la fracturación hidráulica conocida como fracking.

Al respecto, Julio César Vera Díaz, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros de petróleos, Acipet, asegura que lo que sucedió nada tiene que ver con yacimientos no convencionales.

“Le hemos pedido a Ecopetrol que ojalá se haga un post mortem, que permite identificar cuáles fueron las causas, qué pudo pasar, y qué debemos hacer como país para mejorar nuestros estándares para que no vuelva a suceder. Es como si cuando falla un avión se decidiera acabar con la industria aeronáutica en el país, lo que se debe hacer es corregir lo que se está haciendo mal y mejorar los procesos”, dijo.

Añadió que aunque el hecho ocasionó grandes daños que se deben reparar y por ser hidrocarburos es más complicada la recuperación, no se debe sobredimensionar.

“La invitación desde la Asociación es que por hechos como estos no se puede acabar con una industria que lleva 100 años y que le ha dado tantos beneficios económicos al país y a la región”, concluyó.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad