Viernes 21 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Fenómeno El Niño afectaría 20% de producción tabacalera de Santander

Las siembras de tabaco en Santander están dadas en las zonas más secas del departamento, situación que se agrava con la presencia de un fenómeno El Niño.
Archivo/VANGUARDIALIBERAL
El 95% de las siembras de tabaco en Santander son adelantadas por pequeños campesinos que utilizan la mano de obra familiar para sacar adelante sus siembras.
(Foto: Archivo/VANGUARDIALIBERAL)

Las provincias de García Rovira y Guanentina, de por sí son secas; sin embrago, allí se concentran las mayores siembras de tabaco de Santander, un cultivo histórico en esas regiones del departamento.

Para Heliodoro Campos Castillo, presidente de la Federación Nacional de Tabacaleros, Fedetabaco, de llegarse a presentar un fenómeno El Niño, como lo han anunciado los organismos especializados, el sector tendría una caída en la productividad de un 20%, lo que significaría un duro golpe para la economía de más de 4.200 familias que viven de esa actividad en el departamento.

“El Niño es un problema muy complicado y si bien es cierto que existe algo de infraestructura para el almacenamiento de aguas lluvias (reservorios de 400 y 500 metros cúbicos), la cantidad es poca frente a las requerimientos para sacar un cultivo adelante”, agregó.

De acuerdo con el directivo de Fedetabaco, aproximadamente el 40% de las familias dedicadas a es a siembra, cuentan con infraestructura para riesgo.

En Santander se tienen sembradas 3.500 hectáreas, con producciones de dos toneladas por hectárea.

Y el kilo se está vendiendo alrededor de $5.800.

Lo anterior significa que se afectarían 700 hectáreas; es decir, se dejarían de recolectar 1.400 toneladas de hoja de tabaco, las cuales el mercado valdrían cerca de $8.200 millones.

“Esa pérdida es el equivalente a la rentabilidad que puede tener el tabaco en un año en Santander”, agregó el vocero gremial.

En su concepto, en Santander, por lo menos, la actividad tabacalera se ha reducido un 50% y obedece al cambio climático, y las restricciones que se han venido dado antes las fuertes posturas de la Organización Mundial de la Salud, OMS, frente a esa actividad agrícola que en Santander está en manos de pequeños productores.

La gran talanquera

Para la Federación Nacional de Tabacaleros, Fedetabaco, el gran obstáculo para la proyección del cultivo tiene nombre propio: las determinaciones de la Organización Mundial de la Salud, OMS, frente a esta hoja, que en su concepto es la causante de cáncer de pulmón. “Está bien. Listo dejamos de sembrar. Pero cual es el programa de sustitución que vamos adelantar para esas familias que durante décadas se han dedicado a la siembra del tabaco”, cuestionó el directivo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad