Jueves 14 de Junio de 2018 - 11:41 AM

Esta es la vida de un campesino santandereano que volvió a su finca

La vida de Wilson Durán dio un drástico giro cuando le vendió unas reses a la persona equivocada. 20 años después, este campesino pudo volver a su finca en Sabana de Torres, Santander, gracias al programa de restitución de tierras.

Una dura etapa económica obligó a Wilson Durán, un campesino santandereano, a pedir un préstamo bancario. Con el dinero, pagó unas cuotas de su finca y compró ganado. Con el tiempo, el ganado se enfermó, el dinero no le alcanzó para solventar los gastos y optó por vender cerca de 10 de sus reses.

"Le vendí a un conocido y él prometió pagarme a cuotas, pero no cumplió. Cuando le cobré él no dijo nada, pero esa misma tarde llegó a mi finca gente de Camilo (Morantes, jefe las Autodefensas Campesinas de Santander y Sur del Cesar, Ausac) a decirme que dejara esa deuda quieta. Yo quedé frío. En la casa estaba mi esposa con los seis niños" contó Wilson, de 58 años.

Este santandereano salió de Sabana de Torres a Bucaramanga para buscar una nueva financiación de su crédito. No pasó ni una semana cuando Durán recibió una carta que cambiaría el rumbo de su vida y la de su familia.

Le puede interesar: Con lote de ganado se complementó restitución de tierras en San Alberto

"Mi esposa me envió una correspondencia en la que me pedía que no volviera porque me estaban buscando. Al parecer, a esa gente (las Autodefensas Campesinas de Santander, AUC) no quedó contenta con robarse mi ganado, sino que me vio como un enemigo. No me quedó de otra que quedarme en Bucaramanga" dijo Durán.

Como la escalada de violencia en Sabana de Torres era incontrolable, los precios de los predio bajaron considerablemente, por eso cuando a Wilson le ofrecieron comprar su parcela a él no le pareció mala idea venderla.

"Lo único que sí le dije al señor que me quería comprar la finca era que yo le vendía solo las mejoras y no el terreno, porque no lo había terminado de pagar. Hecho el negocio, el señor me prometió pagar en cuotas pero solo lo hizo la primera vez. Volví a perder plata", comentó el campesino.

Lea también: En Colombia se restituyeron 300.000 hectáreas de tierras

La ruta para volver

Después de 20 años por fuera de su hogar, Wilson Durán encontró una herramienta que le prometía la devolución de su predio.  Con la Ley 1448 de 2011, firmada el 10 de junio, se dictaron las medidas de atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno.

"Me enteré del trabajo que hacía la Unidad de Restitución de Tierras amparados en la Ley y me atreví a pedir mi predio de vuelta. Ellos me ayudaron y volví a mi finca pese a que nunca pensé en que podía reclamarla" afirmó Durán.

En mayo de 2017 Wilson y su familia llegaron a su predio llamado La Estrella, en la parcela Rosablanca en Sabana de Torres, después de que el Tribunal de Cúcuta ordenara el derecho fundamental a la restitución de la familia Durán.

Como Wilson, ya son cerca de 100 familias las beneficiadas con la Ley 1448 en Santander. De acuerdo con la Unidad de Restitución de Tierras, URT en Santander y el Magdalena Medio, a junio 10 de 2018, cuando la Ley cumplió siete años, en esta zona de Colombia se han restituido 2.800 hectáreas y 17 mil están en manos de jueces.

Le puede interesar: Huyeron de los ‘paras’ y hoy vuelven a sus tierras

"La Unidad actúa como una Fiscalía. Recibimos los casos, los estudiamos, recolectamos evidencias y presentamos el caso ante un juez. Es él quien decide si se restituye, se compensa con dinero o con otro predio y si se reconoce a los opositores de buena fe exentos de culpa (aquellos que compraron los predios sin conocer el pasado de los intercambios comerciales", explicó Fabio Andrés Camargo Gualdrón, director territorial de la URT.

El acompañamiento de la Unidad continúa después de que los jueces ordenen la restitución. Por lo que los restituidos como Wilson Durán obtienen asesoría en proyectos productivos dependiendo la topología de sus predios.

"Estoy feliz y agradecido porque además de poder volver a la finca tuve también una ayuda con la compra de reses que ya quedan para mí. Además, me aconsejaron sembrar maíz y es lo que estoy haciendo. También tengo unos peces y unos patos que después me ayudarán a solventar los gastos", dijo Durán.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad