Publicidad
Mié Ago 23 2017
20ºC
Actualizado 09:54 pm
Domingo 16 de Octubre de 2011 - 12:10 PM

Tarjetas de crédito: del amor al odio

Amigas o enemigas, solución o problema, salvavidas o condena. De extremos, así son las tarjetas de crédito si usted no las usa adecuadamente. ¿Sabe por qué?

Una maldición o una bendición. Eso son las tarjetas de crédito cuando se usan adecuada o desordenadamente.

Pueden ser de gran ayuda para la economía personal, siempre y cuando los pagos estén dentro de su presupuesto. El uso del dinero plástico puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza, sobre todo para aquellos que consideran que su tarjeta es un dinero "extra" que les permite gastar por encima de sus posibilidades y no reconocen que se trata de otra forma de crédito de consumo.

Con frecuencia, a las personas se les olvida que las tarjetas de crédito permiten adquirir hoy un bien o un servicio y pagarlo después, a través de unas cuotas mensuales, y como cualquier otro préstamo, tiene intereses y una cuota de manejo.

Según datos de la Superintendencia Financiera, a agosto de este año había vigentes en el país 8 millones 960 mil 615 tarjetas de crédito.

Datos de la Asobancaria muestran que el dinero plástico es uno de los productos financieros más usados por los colombianos. Actualmente 5,3 millones de personas adultas tienen al menos una tarjeta de crédito, lo que representa cerca de 18 por ciento de la población adulta total.

Pero la clave está en su utilización. Un ejemplo sencillo lo detalla: Clara Fernández (nombre ficticio), acude a una cadena de comida rápida y pide el combo que mas le gusta. Cancela la cuenta de 18.000 pesos con tarjeta de crédito y pide que sea en tres cuotas. ¿Fue esta la mejor decisión financiera?

Patricia Ortega, experta en Finanzas Prácticas de Visa, asegura que este caso muestra cómo no se debe usar una tarjeta, ya que este tipo de compras traen altos intereses.

Según la experta, lo ideal es usarla para hacer compras grandes y de productos no perecederos como equipos de tecnología, de hogar, ropa, por mencionar algunos casos.

También señala que antes de tomar una tarjeta es importante tener en cuenta sus costos (tasas de interés, cuotas de manejo, tasas de morosidad, comisión de uso, los avances), para no tener sorpresas incómodas.

¿Y cuántas tarjetas debe tener una persona? Depende, responde Liliana Vásquez, gerente de Tarjetas de Crédito de Bancolombia. Dice que cada caso es diferente, así como las necesidades. Advierte que antes de tomarlas lo importante es tener un presupuesto para que a la hora de cumplir estas obligaciones no se lleve una sorpresa.

Voceros de MasterCard detallan que el dinero plástico es el mejor instrumento de pago que se debe usar con inteligencia: Así, cada mes trate de pagar todo su saldo de deuda a tiempo (así evita intereses). Además, pague por encima del monto mínimo (de lo contrario los intereses se acumularán como "bola de nieve"). No la emplee para disponer de efectivo o de avances, porque son muy costosos.

"Bien manejadas las tarjetas de crédito contribuyen a nuestro bienestar, de lo contrario puede resultar un serio dolor de cabeza que puede tornarse inmanejable", recalca Patricia Ortega.

Añaden los expertos que el propósito de las tarjetas es hacer la vida de los usuarios más fácil, segura y conveniente. Es claro que existe un vasto potencial para impulsar este negocio para penetrar la base de la pirámide y ofrecer herramientas de pago que respondan a sus necesidades.

Para que esto suceda, el sistema financiero debe ser flexible para adaptarse y crear productos que se ajusten a los requerimientos de la población aún no bancarizada.

Pero los usuarios juegan un papel importante sabiéndolas usar para que se conviertan en una herramienta útil en su economía.

A continuación le damos algunas recomendaciones para que su tarjeta de crédito sea su aliada y no se convierta en su peor enemiga:


Decálogo del buen uso y del mal uso de las tarjetas de crédito

Buen uso
* Infórmese y compare. Antes de adquirir su tarjeta, compare las distintas opciones que hay en el mercado y elija la tarjeta que más se adapte a su capacidad de pago y necesidades. No todas manejan las mismas tasas ni ofrecen lo mismo. Pregunte cuánto es la cuota de manejo, con qué periodicidad se paga, qué tasa de interés le cobran, cuándo es su fecha de corte y cuáles beneficios adicionales le ofrece cada entidad.

* Asegúrese de contraer solo las deudas que pueda pagar. Pagar oportunamente puede servirle para lograr otros créditos en el futuro o ampliar el cupo que ya tiene.

* Pague a una cuota. Siempre que su capacidad de pago lo permita, difiera sus compras a una cuota, que no le genera intereses, y le permite aprovechar beneficios de la tarjeta de crédito como la devolución de los dos puntos del IVA.

* Se aconseja a quienes tengan una tarjeta de crédito hacer compras a una cuota los primeros días después de la fecha de corte, para que puedan financiarse a una tasa de 0% de interés hasta por 50 días (30 días del mes, más los 20 días que los bancos, por lo general, dan a partir del corte para pagar lo indicado en el extracto).

* Pague más del mínimo. Hacer abonos adicionales a la cuota mínima permite reducir el saldo total de la deuda de una manera más rápida y sobre todo, pagando menos intereses.

* No olvide su fecha de pago. Si decide diferir a plazos su compra, trate siempre de pagar su cuota a tiempo para evitar el cobro de intereses de mora.

* Lleve el control de los pagos. Revise siempre su extracto y verifique que las compras que allí aparecen realmente hayan sido efectuadas. Es importante guardar el voucher (documentos firmados por la compra) para presentarlo a la entidad en caso que se requieran aclaraciones.

* Sáquele provecho a los beneficios adicionales. Los programas de lealtad de las entidades ofrecen a los tarjetahabientes beneficios como millas, ofertas en establecimientos de comercio, asistencia en viajes y seguros, entre otros.

* Siga las recomendaciones de seguridad. No le preste su tarjeta a nadie, cambie su clave periódicamente, no deje su clave a otras personas, ni escrita en algún lugar y no acepte ayuda de extraños en las operaciones en datáfono o cajero.

* Recuerde que los avances en efectivo son costosos. No utilice su tarjeta de crédito para obtener efectivo, a no ser de que sea una necesidad.

* Si está en problemas, hable con su entidad financiera. Antes de entrar en mora, acuda a su entidad y propóngale un acuerdo de pagos.

Mal uso
* Las entidades financieras llevan un registro del comportamiento de pago de las tarjetas de crédito que es reportado a las centrales de riesgo.

* Colgarse en las cuotas implica dañar su historial crediticio en las centrales de riesgo, afectando la posibilidad de futuros créditos.

* Los avances son un préstamo más, por el que hay que pagar un costo asociado con su cobro, cuyo valor depende de la entidad y del canal que se use y que, además, genera unos intereses, más altos que los de otras alternativas de financiación.
* Tenga la tarjeta que realmente necesita. Si requiere una, téngala. Si necesita dos, téngalas, pero no reciba las que los bancos le ofrecen todo el tiempo.

* Las cuotas de manejo. Pregunte bien cuál es su valor y a partir de cuándo se la cobrarán. Estar informado es la clave.

* Las tarjetas de crédito no son un dinero extra. Téngalo muy presente. Son un préstamo diferido en el tiempo.

* Que las cuotas de pago no lo agobien y que no se junten todas. Comprar el mercado no es muy recomendable si lo difiere a 12 meses y así cada vez que vaya a mercar.

* Comprar como loco. Eso no lo haga nunca. Recuerde que hoy está comprando un bien o un servicio que después se lo cobrarán. Las tarjetas no son efectivo.

* El crédito mal manejado puede afectar su estabilidad económica y emocional. Analice su presupuesto todo el tiempo para que no se lleve sorpresas.

* Abusar en el uso de las tarjetas de crédito afectarán su vida, su trabajo, su reputación y su historial crediticio.

Datos

* Tarjetas de crédito en Colombia: 8.960.615.

* Saldo de cartera de las tarjetas de crédito: 13,07 billones de pesos.

* $24,33 billones es el saldo del cupo del crédito no utilizado por los usuarios de las tarjetas.

* Compras con tarjetas de crédito rn rl país en lo que va del año: 1,95 billones de pesos.

* Compras con tarjetas de crédito en el extranjero en lo que va del año: 260 mil 492 millones de pesos.

* 10 millones 711 mil 197 transacciones con tarjetas de crédito se han hecho en Colombia en lo que va del año.

* Un millón 6 mil 314 transacciones con tarjetas de crédito se han hecho en el exterior en lo que va del año.

Las 10 entidades con más tarjetas de crédito:

* Davivienda: 1.740.854
* Colpatria: 1.592.684
* Tuya (Éxito): 1.213.931
* Bancolombia: 1.154.388
* CMR Falabella: 770.886
* Banco de Bogotá: 525.407
* Citibank: 436.226
* De Occidente: 407.056
* BBVA: 332.184
* AV Villas: 172.780

 

Fuente: Superintendencia Financiera. Datos al 31 de agosto de 2011.

Publicada por
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad