Publicidad
Mié Sep 20 2017
25ºC
Actualizado 12:46 pm
Domingo 11 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

¡Cuidado! temporada de promociones

Con la llegada de diciembre el comercio se vuelve más activo, el mercado comienza a tratar de conquistar clientes y aumentar las ventas en, quizá, el mes más dinámico del año.

Con Navidad y Año Nuevo llegan las promociones y ofertas, como método de marketing para llegar a los compradores. Pero no todo es lo que parece, y muchas de estas “gangas” no son lo que prometen.

La definición de promoción es la actividad de motivar la compra de un producto o servicio, a través del uso de incentivos o actividades destinadas a inducir al consumidor a decidirse por la compra.

Estos incentivos o actividades pueden estar conformados por ofertas, cupones, regalos, descuentos, sorteos, concursos, premios, muestras gratis, bonificaciones, entre otras.

Hay varias clases de promociones: Las ofertas, que consisten en propuestas especiales que se le hacen al consumidor, por ejemplo que pueda llevarse dos productos por el precio de uno, que pueda llevarse un artículo gratis por la compra de otro, o que pueda al comprar un producto adquirir el segundo a mitad de precio.

Si eligió una de ellas tenga en cuenta que el producto gratis sea efectivamente gratis, y no tenga que pagar adicional por ello; que esté en buen estado el producto que se le entrega, o que el vendedor especifique y aclare qué puede llevar en la oferta.

Otro método son los cupones, que consisten en vales o bonos que les dan al cliente que los posea el derecho de ser cambiados, canjeados, o usados para lograr un beneficio.

Tenga en este caso claro cuándo y cómo puede usar el bono. En algunos supermercados los entregan, pero a veces “olvidan” decirle al cliente que sólo puede usarse en determinadas fechas y en específicos productos. Pregunte.

Los regalos consisten en obsequios que se les brinda a los clientes en una fecha festiva, o un pequeño presente por la compra de un determinado producto. Pero tenga cuidado; en algunos lugares cobran el IVA del regalo.

También están los descuentos, que consisten en reducciones del precio regular de un producto por un periodo de tiempo determinado, en este caso se pueden reducir los precios a medida que compren en mayor cantidad, o se puede brindar descuentos por temporada, que consiste en reducir los precios de los productos que estén fuera de temporada.

Hay descuentos por usar determinado medio de pago, generalmente propio de cada almacén; en este caso piense bien en cuántas cuotas diferir el pago, pues los intereses pueden superar el valor del producto sin descuento.

Trate por ello de, si usa la tarjeta de crédito, hacerlo en una o dos cuotas; los intereses mensuales son altos y termina pagando más de lo que tenía pensado.

Otra forma de promoción son los sorteos, que consisten en actividades que proporcionan al consumidor la oportunidad de ganar algo, por ejemplo, por cada $10 de consumo, se otorga cupón al cliente que le permita participar en un sorteo de un artefacto electrodoméstico o un vehículo.

Otra promoción popular, especialmente en la compra de electrodomésticos o carro, es ofrecerlo por tarifa diaria; pero antes de decidirse saque cuentas… es lo mismo una cuota mensual de 300.000 pesos que 7.000 diarios más impuestos.

Con cuidado

Hay cosas que usted como comprador debe tener muy en cuenta al momento de adquirir una oferta:

El precio debe corresponder al precio total del producto, incluido impuestos o cualquier cargo adicional a que hubiere lugar y anunciarse en forma clara, visible y legible; es típico que al momento de la compra se termina pagando de manera adicional una cantidad de accesorios que se supone estaban incluidos.

La propaganda comercial con incentivos debe indicar la fecha exacta del tiempo en que es válido el ofrecimiento con incentivos.

Si la promoción está supeditada a un número limitado de bienes, se debe informar que dicha promoción está limitada a la disponibilidad de inventarios o existencias, por lo que se debe decir la cantidad de bienes o servicios disponibles en dicha oferta. Por eso es que algunos almacenes que publican revistas de productos informan la cantidad exacta del producto o servicio en oferta.

Si los bienes o servicios ofertados se agotan antes de la fecha de vencimiento de la oferta, se debe advertir al público al que está dirigida la oferta dicha circunstancia mediante avisos notorios en el establecimiento y suspenderse de manera inmediata la publicidad comercial.

Los productos de temporada son más baratos cuando se acaba la misma, desde la ropa hasta los adornos para navidad son más baratos cuando pasa la festividad; si bien es cierto que el surtido no sea el mejor puede que se ahorre mucho dinero postergando la compra en lugar de comprarlo todo antes.

Una oferta de 50% o más en un producto que no compraría a precio regular no es buena adquisición, porque me la llevaría por la emoción de haber comprado algo súperdescontado y no por el gusto o la necesidad.

En definitiva, el secreto de ahorrar dinero aprovechando ofertas no está solo en el precio, si no en las condiciones de compra: ¿está dentro de su presupuesto? ¿Es una compra necesaria? ¿Puede cubrirla sin afectar otros compromisos? ….al final se trata de ahorrar dinero y mantener un flujo de efectivo sano.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad