Publicidad
Vie Nov 24 2017
20ºC
Actualizado 08:20 pm
Martes 31 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Endeudamiento de los hogares y crisis internacional alertan al emisor

La decisión de la Junta directiva del Banco de la República de subir a 5% su tasa de intervención dejó sorprendidos a la mayoría de analistas económicos y preocupados a muchos empresarios del país.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
El gerente general del Banco de la República estimó que el crecimiento del PIB de 2011 estará entre 5% y 6%.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL )
Tras una reunión que duró más de seis horas, los miembros de la junta anunciaron que la decisión de incrementar 25 puntos básicos la tasa de intervención fue  unánime. El incremento en el endeudamiento de los hogares y los índices históricos que presentan los precios de la vivienda nueva y usada, son para el Emisor señales de alerta sobre un eventual recalentamiento de la economía.

“El principal riesgo sobre la inflación proviene de expansiones  excesivas en la demanda o aumentos en los costos superiores a los previstos (…) En un horizonte de tiempo más largo, un crecimiento excesivo del crédito y la persistencia de tasas de interés real bajas podrían ser fuente de desequilibrios financieros con consecuencias negativas sobre la sostenibilidad del crecimiento económico”, explicó el comunicado oficial del Emisor.

A su turno, el Ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, hizo a los hogares del país y a los empresarios un llamado a la prudencia: “Sus planes de inversión, y sus planes de gasto deben ser razonables y coherentes con sus provisiones de ingresos de los próximos años”, indicó.

Temor internacional
El panorama internacional, dominado por la crisis de deuda pública de Europa y la desaceleración de la economía en Estados Unidos fue otro factor determinante para el incremento de las tasas.

“El mayor riesgo de los pronósticos centrales de crecimiento sigue siendo un ajuste desordenado en Europa. De materializarse dicho riesgo, la economía mundial crecería considerablemente menos de lo esperado, los precios internacionales de los bienes básicos podrían caer y la aversión global al riesgo exacerbase, todo lo cual afectaría adversamente la economía colombiana”, indicó el emisor. 

Con esta decisión el Emisor no atendió al llamado de los empresarios agremiados en la Andi, para que frenara el incremento a las tasas de interés, para no estimular la llegada de capital extranjero al país, y frenar la revaluación del peso frente al dólar.

De acuerdo con el director de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá, Camilo Pérez Álvarez, el lenguaje del Emisor en su comunicado de prensa, no da una señal clara sobre hacia dónde va la política monetaria.

“Pero la Decisión fue unánime, eso indica que el Banco una de dos: o cree que el crecimiento de la economía no va a moderarse o que van a presentarse unas alzas en la inflación en los siguientes meses”, aseguró el analista.
Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad