Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 09:54 pm
Martes 10 de Abril de 2012 - 10:30 AM

Marcas colombianas no tendrán engorrosos trámites de registro

Los productores de bienes y servicios colombianos ya no tendrán que registrar sus marcas en cada nación en la que hagan presencia, ni velar por mantener los registros de exportación en cada mercado.
Archivo/VANGURDIA LIBERAL
Marcas colombianas no tendrán engorrosos trámites de registro
(Foto: Archivo/VANGURDIA LIBERAL)

Esto por cuanto la Corte Constitucional declaró exequible el Protocolo concerniente al Arreglo de Madrid relativo al Registro Internacional de Marcas y la Ley 1455 del 29 de junio de 2011 que lo aprueba.

Según el alto tribunal la ley y el Protocolo como tal se ajustan a la Constitución Política tanto en la forma –se cumplieron con los requisitos en el trámite en el Congreso- como de fondo, al estimar que el Protocolo ofrece varias ventajas a los productores de bienes y servicios.

En ese sentido, señaló que la ausencia de un sistema de registro internacional implicaba numerosos trámites en cada país donde la marca tuviera filial, lo cual implicaba costos en papeleo y traducciones, así como la necesidad de mantener la renovación de la misma. “Las empresas que se veían más afectadas por los considerables costos que entrañaba el registro y el mantenimiento de sus marcas en otros países son las pequeñas y medianas empresas”, señaló la Corte.

De acuerdo con la corporación, la adhesión de Colombia al Protocolo de Madrid es un factor que favorece las exportaciones ya que simplifica la protección de las marcas colombianas en el extranjero y es además un medio para que las empresas de otros países firmantes obtengan con mayor facilidad la protección de sus marcas en el país en cuestión.

“Es evidente que esto contribuirá a un clima todavía más propicio para las inversiones del extranjero. Así mismo, se generan ciertos ingresos para el fisco nacional en la medida que por cada designación realizada en una solicitud o en un registro internacional, el país recibe participación del total correspondiente a los complementos de tasas recaudaos por la OMPI, más una participación del total correspondiente a las tasas suplementarias percibidas por cada clase de productos o servicios a partir de la tercera clase”, señala la providencia.

Para la Corporación, el Protocolo de Madrid se ajusta a la internacionalización de las relaciones económicas consagrada en el artículo 226 de la Constitución, pues establece un procedimiento internacional para obtener una más efectiva protección de las marcas y productos nacionales en los mercados extranjeros.

“De hecho, el Protocolo, al estipular unas normas que estandarizan y armonizan la solicitud de registro marcario en las legislaciones de los Estados Partes, favorece la apertura de mercados y la entrada de Colombia al comercio internacional”, agrega el fallo.

Igualmente, para la Corte el hecho que el Protocolo no exima a las personas naturales o jurídicas de obtener o solicitar el registro de marca en el país de origen, indica que no hay una usurpación de la soberanía nacional.

Esto implica que el procedimiento para registrar las marcas nacionales sigue siendo el mismo, con la distinción de que la inscripción de la solicitud internacional en el registro ante la OMPI confiere derechos de prioridad en todos los Estados Partes en el Protocolo.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad