Jueves 27 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Nacional
Patrocinado por:
Lunes 11 de Febrero de 2013 - 08:51 AM

Grupo Global, otra estafa con compra de facturas

Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL
Grupo Global, otra estafa con compra de facturas
(Foto: Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL)
Una de las consecuencias de la quiebra de Interbolsa es que los inversionistas colombianos están empezando a ver con más cuidado en dónde depositan su dinero.

Es por esto que, cada vez más se encuentran casos de estafas financieras, donde unas personas malintencionadas deciden embaucar a otras, que motivadas por grandes rentabilidades, confían en instrumentos financieros que terminan siendo una fachada para uno de los delitos más antiguos del mundo: la estafa.

Este parece ser el caso del Grupo Global Corporativo, GGC, una sociedad por acciones simplificada constituida en el año 2000. Dedicada principalmente a la compra y venta de cartera contenida en títulos valores; primordialmente pagares libranzas emitidos a través de entidades Cooperativas Multiactivas.

La empresa, que dice estar conformada por un grupo de profesionales con amplia experiencia en el sector cooperativo y financiero, se dedicó a vender facturas de libranzas a personas naturales, las cuales depositaron no solo su dinero sino su confianza para obtener rentabilidades mejores que las que ofrece el sistema bancario y bursátil.

Diana Torres, (nombre cambiado a solicitud de la persona) es una de las “víctimas” de esta compañía. Su historia comienza cuando con sus hermanos decide depositar todo su patrimonio $280 millones, a través de un contrato de compra venta de cartera pagares libranza. Su asesora comercial María Margarita Escallón, directora de BG Consulting Colombia, le asegura que este era un instrumento completamente seguro y de una rentabilidad atractiva.

Sin duda la compra y venta de facturas o pagares, conocida como factoring es un instrumento financiero seguro, sin embargo ha sido manipulado por algunas personas para concretar negocios fraudulentos.

Tanto Diana como a los demás inversionistas que son calculados en más de 60 personas después de la consignación correspondiente, no recibieron los pagares que garantizaran su inversión. “La tasa de interés que nos ofrecieron fue de 14,40% anual lo cual es superior a lo que se ofrece en otras entidades”, asegura Diana.

La falta de los comprobantes no fue lo que le llamó la atención, sino que después del pago de dos meses de intereses GGC empezó a atrasarse y al final después de más de dos meses de discusión le confirmó que los pagares no podrían hacerse efectivos porque la cooperativa con que habían contratado quedó en banca rota.

Dada la situación y al no tener razón de su dinero Diana decidió entablar medidas penales.

¿Qué fue lo que falló?
Hay una situación sicológica que va en contra de cualquier defensa para las personas. “El problema es el desconocimiento de la gente sobre los temas básicos, no solo sobre los productos sino sobre cuáles son las entidades vigiladas, las personas no se percatan porque quieren tener rendimientos más allá de los que son razonables y terminan no dejando ganar un poco sino perdiendo todo el capital”, asegura el asesor privado Carlos Sandoval.

Aquí, juega un papel importante la educación financiera, que al parecer sigue siendo el talón de Aquiles del sistema financiero. Cabe resaltar que la Superintendencia Financiera ha sido rigurosa con la información sobre las compañías no vigiladas.

Para Diana el panorama no es muy favorable puesto que el representante legal de la compañía Julio Tito Carrillo no da la cara sino que ha puesto a un suplente a responder a los inversionistas que se han quejado.

El abogado de Diana aseguró que se interpondrá una demanda penal contra Carrillo por estafa y además se radicará una denuncia ante la Superintendencia de Sociedades entidad encargada de la vigilancia de GGC. Para el abogado Francisco Bernate, “de comprobarse un delito la empresa con sus activos debe responderle a los clientes y eventualmente también los asociados con su patrimonio”.

Así, el llamado de atención es para las personas que deben tener más cuidado en quién confiar cuando realizan inversiones.

Las garantías que ofrecía la compañía
E blindaje de la operación consistía en el Esquema Fiduciario, el cual recauda los recursos y de acuerdo con las instrucciones previas y las designaciones respectivas gira los recursos a las partes correspondientes. El custodio de valores, auditoria a las cooperativas y pólizas de seguro son otros blindajes, pero parece que ninguno puede ser efectivo, ya que a Diana le dijeron que simplemente no había el dinero para pagarle su inversión.

Las opiniones

Carlos Sandoval
Asesor privado

“En estos casos hay que ver cuáles son las facturas, quién las emite y cómo las están respaldando, si son entidades sólidas o no, en algunos casos la sola factura no es garantía”.

Francisco Bernate
Abogado especialista

“Por un lado hay que reforzar y dotar de todos los instrumentos a la Superfinanciera para que ésta pueda evaluar la situación, por el otro, no se puede desconocer la codicia de las personas”.

Alfredo Barragán
Especialista en banca de la Universidad de los Andes

“Sin entender la figura, a la hora de hacer inversiones no puede dejarse llevar por rentabilidades altas porque el riesgo es mucho mayor y luego puede arrepentirse”.

Publicada por
COLPRENSA, LA REPÚBLICA
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones