Miércoles 14 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Siembras de maíz caerían 15% en primer semestre de 2018

Lo maiceros del país fueron estimulados a incrementar las áreas por el programa estatal ‘Colombia Siembra’; pero al igual que los arroceros cuando sacaron su cosecha, los malos precios y la falta de compradores fueron el común denominador.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Las siembras de maíz amarillo (duro) del país tienen que competir con el grano importado de los EE.UU y Argentina.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

La cosecha de maíz del primer semestre de 2018, que inicia siembras a partir del 15 de marzo (cuando comienzan a asomar las primeras lluvias del año), se reducirá sustancialmente y se estima que esa merma será del orden del 15%.

Lo anterior, por los malos precios obtenidos el año anterior, cuando se comenzó vendiendo a $850 mil la tonelada y se terminó por debajo de $700 mil.

Lea también: Agricultura protegida con hortalizas, una alternativa

De acuerdo con Henry Vanegas Angarita, director ejecutivo de la Federación Nacional de Cerealistas y Leguminosas, Fenalce, las áreas caerían mucho más si no se logran unos apoyos para la comercialización y cobertura de precios por parte del Ministerio de Agricultura.

En su concepto, al maíz le aconteció lo mismo que a los arroceros con el programa Colombia Siembra.

“Nos mandaron a incrementar las áreas, porque había que comenzar a mermar las importaciones que superan los 5 millones de toneladas de maíz amarillo; pero cuando salimos con la cosecha volvimos a caer en manos de quienes en el país manejan los precios de las comercialización de ese grano”, agregó.

Vea también: Capacitan a campesinos para prevenir incendios

Vanegas Angarita dijo que actualmente se vende entre $700 y $720 el kilo; pero hay zonas de $680.

“En Santander hay un maíz para consumo humano conocido como ‘blandito’, que se vende más caro ($850) por ser para consumo humano y utilizado para la confección de las arepas santanderenas”, sostuvo.

Según el directivo, las áreas de siembra estarían por el orden de las 500 mil hectáreas en el 2018, con unas 270 mil hectáreas para el primer semestre del año.

Lo anterior significa que se dejarían de plantar aproximadamente unas 40 mil hectáreas, que podrían tener producciones de 6 toneladas por hectárea. “Sin apoyo estatal las áreas caerían mucho más”, agregó.

Caída del dólar

Vanegas Angarita dijo que la caída del precio del dólar (pasó de $3.000 a $2.860) y el bajonazo del precio internacional del maíz, a llevado a que se haya perdido aproximadamente un 17% en la formación del precio interno.

“Cuando el margen de ganancia en maíz no supera el 15%, el negocio se vuelve muy apretado. Por eso, con la caída dl precio en 2017 muchos agricultores se quebraron y no quieren saber de siembras nuevas”, agregó.

El vocero de los maiceros, dijo que cuando se tienen menos pesos por un dólar, los importados se vuelven más baratos.

Vanegas Angarita sostuvo que Colombia puede producir todo el maíz que demanda el mercado interno, ya que se tienen variedades, que dependiendo la región, pueden tener producciones entre 6 y 8 toneladas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad