Miércoles 19 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Precio interno del café lleva 23 meses a la baja

En materia de precios, la luna no le quiere alumbrar a los cafeteros.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
El Gobierno Nacional destinó $100.000 millones para atender la crisis del sector cafetero. Ese auxilio va destinado al diferencial de precio de venta y costos de producción.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Ayer, los contratos de futuros de café (37.500 libras cada uno), descendieron en la Bolsa de Nueva York a US$0,90; y la cotización del precio interno se tasó a $651.000; es decir, más de $100.000 por debajo de los costos de producción.

Lo anterior se resume en lo siguiente: las cotizaciones llevan 23 meses en picada y son los precios más bajos en los últimos 12 años.

Esa situación, a juicio de los entendidos, solo conlleva a una dirección: la ruina para más de 540.000 familias en el país y otros 24 millones de hogares en 60 países, que viven de esa actividad agrícola.

De acuerdo con Oscar Gutiérrez Reyes, director ejecutivo del movimiento Salvación Nacional Agropecuaria, en diálogo con la agencia EFE, “el precio de producción de una arroba de café está alrededor de los 78.000 pesos colombianos (unos 26 dólares), pero los caficultores no reciben por ella más de 69.000 pesos (cerca de 23 dólares)”.

El directivo dijo que de mantenerse esa tendencia, las pérdidas para los productores colombianos serían de "por los menos 500 millones de dólares" al cierre de 2018, lo que hará que muchos productores no puedan pagar los créditos adquiridos.

Especulación y efectos

La postura de la Federación Nacional de Cafeteros, en cabeza de Roberto Vélez Vallejo, ha sido una sola: los efectos de la especulación de fondos privados en la Bolsa de Nueva York, que compran grandes cantidades del grano y luego salen a venderlo más económico para “derretir” el precio. Expertos consideran que están cumpliendo el objetivo.

Los cafeteros consideran que un precio justo sería US$2,90, lo que se traduce en unos $800.000 la carga de 120 kilos en el mercado interno del país.

Lo que queda claro es que la industria del café no es equitativa, pues en el año pueden mover US$200.000 en el mundo; y menos de un 10% de esa “robusta” cantidad llega los productores.

Una alternativa

Para Michael Sheridan, jefe de compras de la empresa estadounidense Intelligentsia Coffee, los cafés especiales se constituyen en una alternativa frente a los bajos precios del grano.

“En su concepto, los especiales tienen ácidos orgánicos, saben a frutas cítricas, tartáricas y málica, condición que lleva a que se coticen muy por encima de la Bolsa y además, acceden a sobreprecios por su calidad.

Publicada por
Contactar al periodista
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad