Lunes 26 de Febrero de 2018 - 08:53 PM

Así se revive la propuesta de eliminar tres ceros a la moneda colombiana

La razón principal que argumenta el Gobierno es la de hacer más fácil las transacciones, fomentar la bancarización y combatir el dinero que tienen en caletas los grupos delincuenciales en el país.

La medida empezó a tomar fuerza la semana pasada, luego de que el fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, planteará que este cambio en la denominación de la moneda ayudaría a combatir y dejar sin valor las caletas de los grupos al margen de la ley.
El presidente de la República, Juan Manuel Santos, confirmó que la medida sería presentada en marzo en el Congreso de la República, esperando que, después de varios intentos, sea aprobada por esta corporación.

“Con el Banco de la República acordamos que cuando la inflación volviera a estar dentro de la franja, nosotros podríamos presentar el proyecto, el cual se va a presentar el próximo 16 de marzo. Vamos a ver cuánto se demora el Congreso en aprobarlo", explicó Santos.

Vea también: Las razones por las que el billete de $100.000 no ha llegado a su bolsillo

Por su parte, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, también señaló que están dadas las condiciones para que el país realice este cambio en su moneda, teniendo varios efectos positivos como la contabilidad de las empresas, la conversión con otras monedas, entre otros.
“La idea de eliminarle tres ceros a la moneda colombiana es muy buena, nos va a facilitar la vida, va a ser más sencilla la contabilidad de las empresas, más simple la impresión de listas de precios, menús y, ahora que están llegando tantos turistas extranjeros, facilitará el intercambio monetario”, explicó Cárdenas.

El funcionario señaló que el cambio en los billetes tendría un costo de 800.000 millones de pesos, y explicó que la nueva familia de billetes, que empezó a circular en 2016, solo se le tendría que eliminar la palabra 'mil', sin que se tenga que hacer un nuevo diseño y diagramación en el efectivo que emite el Emisor.

"Desde que se creo la nueva familia de billetes comenzamos a prepararnos para esa eliminación de los tres ceros, los nuevos billetes traen consigo la palabra mil, la cual con la transición será eliminada manteniendo el mismo billete, por eso no nos representará muchos costos", explicó el ministro.

Para el profesor de economía de la Universidad Javeriana Cesar Ferrari, este cambio es positivo para la economía del país, porque facilita las transacciones y actualiza el intercambio monetario como el que tienen otros países.

“Este es un cambio que facilita las transacciones en el país y las comparaciones internacionales, esto quiere decir que estos procesos se agilizan y desde este punto de vista si puede significar un incremento del PIB. Este es una aspecto absolutamente necesario que se debió hacer hace décadas, porque no tiene sentido que aquí se hable de millones para comprar un automóvil o una casa y esto está fuera del contexto internacional”, manifestó Ferrari.

El economista y rector de la Universidad del Rosario José Manuel Restrepo, consideró que esta medida ayudaría a reducir la evasión y a incentivar la bancarización, dado que las personas tendrían que mover sus recursos ahorrados de formas empíricas.

"Es una gran estrategia para enfrentar la evasión, porque va a obligar a las personas que atesoran estos recursos, por decir por debajo del colchón, a ingresarlos a la dinámica económica y conviertan el ahorro en inversión”, señaló.

Lea también: Deuda externa de Colombia llegó a 124.770 millones dólares

El economista aseguró que también sería “un gran instrumento para lograr la bancarización en la sociedad, las obliga a mover su dinero y ayuda a simplificar las operaciones, porque tenemos unas magnitudes grandes de dinero que se alejan de los países desarrollados".

Por su parte, el analista económico de Justicia Tributaria, José Roberto Acosta, señaló que el gobierno no ha estimado el costo real que implicaría el cambio de billetes en el país, el cual podría superar el billón de pesos.

"Este cambio en los billetes tiene un costo fiscal que se ha estimado por el Banco de la República en  800.000 millones de pesos, pero no contempla un costo adicional que sería el de la pedagogía e información de los ciudadanos que fácilmente puede llegar a unos 200.000 o 300.000 millones de pesos, es decir, que el caprichito del gobierno de quitar los tres ceros a la moneda nos implicaría un costo de un billón de pesos”, manifestó Acosta.

Para el analista, otro de los efectos que tendría la eliminación de estas unidades a la moneda es que podría afectar las expectativas de inflación, así como el consumo de los hogares, al considerarse que con la eliminación de los ceros en los billetes se gana menos.

“Este cambio implicaría un redondeo al alza de varios precios de los productos, cuando algo vale 2.800 pesos y le eliminamos los ceros eso terminaría redondeándose a los 3.000 pesos representando un incremento del 10 % en el costo, teniendo un efecto importante, aunque temporal, sobre la inflación. Esto puede descuadrar la situación económica del país, porque se ha hecho un gran esfuerzo por bajarla y perder ese terreno ganado sería bastante costoso en términos de política económica", señaló Acosta.

Publicada por
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad