Publicidad
Lun Oct 23 2017
20ºC
Actualizado 05:55 pm
Domingo 24 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Comprar, vender o fusionar la compañía: opciones para crecer

Para valorizar la empresa, los expertos aconsejan someterla a un proceso de avistamiento, que consiste en disminuir el riesgos y aumentar la rentabilidad.

Uno de los momentos más difíciles para los empresarios es decidir vender o fusionar su compañía; sin embargo, esta decisión no se relaciona con el fracaso de la empresa, por el contrario es una forma de potenciarla.

Para Mario Rodríguez Díaz, consultor especializado en negociación y valoración de empresas, hay muchas motivaciones para decidir vender la empresa, como la edad de jubilación del empresario, “siente que ha cumplido con su tarea, tiene herederos pero no sucesores, piensa en una salida decorosa en vender”.

También cuando existe un diferencia entre los socios, ante una buena oferta de venta o para inyectarle algunos cambios a la empresa.

“Lo que sucede es que las pequeñas y medianas empresas no tienen la capacidad de crecer de manera acelerada y cuando se crea una alianza con un inversionista estratégico que sí tiene los recursos requeridos, por ejemplo, los canales de distribución, tecnologías complementarias, que implica una venta parcial e involucra capitalizaciones de la empresa, se debe hacer la negociación”, explica Rodríguez Díaz.

Por su parte, Juan Diego Rojas Peralta, vicepresidente de la Unidad de Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, asegura que a pesar de las diferentes razones por las que se toma la determinación de venta o fusión de la compañía, se debe planear ese tipo de decisiones y que sea pensando en el crecimiento que quiera tener en el futuro.

“Una empresa puede crecer de manera orgánica o apunta de decisiones y apalancamiento, entonces lo que normalmente le sucede a las empresas que generan mucho flujo de caja es que para seguir creciendo y aprovechar esa caja deciden adquirir otras compañías, también se da en el momento de adquisición de tecnología”, asegura Rojas Peralta.

El Vicepresidente de la Unidad de Desarrollo Empresarial agrega que cuando la venta se da fruto de un análisis planeado, trae óptimos resultados; por el contrario, si es por algo coyuntural la decisión no es favorable.

Esta opinión es compartida por el consultor Mario Rodríguez Díaz, quien cree que al vender por necesidad, el empresario se expone a que las negociaciones terminen siendo menos favorables que lo que quieran ser cuando hay otro escenario: “en ese caso es importante hacer una diagnóstico, revisar opciones y responder preguntas como si es el momento oportuno o si con una gestión adicional se puede ubicar en mejores condiciones de negociación la empresa, y en esos casos se debe buscar asesoría para atraer al mejor comprador y lograr las mejores condiciones de negociación”.

Compra y fusión,

también una opción

Existen otras dos opciones para las compañías: la compra o fusión. En el primera caso, recomienda Rodríguez Díaz, que debe ser un proceso racional, acompañado de un análisis estratégicos que lleve a la capitalización de sinergias o complementación.

“Quienes compran estratégicamente obtienen los mejores resultados, esto significa adquirir empresas con bases de mejor manera a las capacidades o recursos que se tienen, por ejemplo si alguien tiene un canal de distribución buscar empresas en los que se puedan vender los productos a través de los canales de distribución”, advierte el Consultor especializado en negociación y valoración de empresas.

“Quien compra no está comprando un mal negocio, sino que ve un beneficio”, agrega Rojas Peralta.

Por su parte, quienes buscan fusionar sus empresas con otras también lo hacen como una estrategia de negocio.

“Normalmente las uniones de empresas son estratégicas. Cada una de las empresas que buscan fusionarse se sienten vulnerables frente a un nuevos competidores y ninguna puede comprar a la otra, entonces esto lo ven como una alternativa para ganar competitividad y hacerle frente a una situación diferente”, señala Rodríguez Díaz.

Además, las compañías que deciden unificarse es porque perciben que esa unión les genera unos costos o unas sinergias que les trae mayores beneficios, complementa Juan Diego Rojas Peralta, vicepresidente de la Unidad de Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Bucaramanga.

Si como empresario piensa fusionar su compañía con otra, recuerde que necesita entregar transparencia organizacional a su nuevo socio.

El mejor momento de tomar esta decisión es cuando su empresa está bien y las perspectivas son halagadoras, y no cuando lo impulsa una necesidad de corto plazo.

El panorama de venta, fusión o compra de empresas en Colombia

Según la firma Transactional Track Record, TTR, este año en el país se han realizado 97 transacciones de fusiones y adquisiciones. El valor de apenas 36 de esos negocios suma US$13.459.

Las cifras revelan que sólo en julio se registraron 18 transacciones de ese tipo y el valor de apenas cinco de esos negocios supera US$325 millones, lo que equivale a un aumento del 366%, si se compara con el mismo periodo de 2016.

La firma Deloitte, asegura que durante 2016 se firmaron 80 acuerdos de fusiones y adquisiciones y agrega que al comparar las cifras del periodo 2016 con 2015, se evidencia que el volumen de acuerdos creció 36% con operaciones por US$6.280 millones.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad