Publicidad
Mié Dic 13 2017
22ºC
Actualizado 10:27 am
Domingo 19 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

Economía colombiana comienza una recuperación gradual

Un ciclo económico se define como los aumentos y descensos (fluctuaciones) recurrentes de la actividad económica global, es decir, en los sectores económicos más importantes durante un periodo determinado.
 Banco de imágenes / VANGUARDIA LIBERAL
Estos ciclos no puede evitarse, pues son resultado del cambio cíclico de la eficiencia marginal del capital, pero a través de ciertas medidas, como por ejemplo, el incremento del gasto público, se puede suavizar y disminuir sus efectos económicos en la población.
(Foto: Banco de imágenes / VANGUARDIA LIBERAL)

Éstos ciclos no se presentan de la misma forma en diferentes periodos, pues su intensidad, duración o comportamiento pueden variar, aunque todos se caracterizan por tener fases ascendentes y descendentes.

Cuando el Producto Interno Bruto (PIB) disminuye, lo que se conoce como periodo de recesión, las empresas tienen dificultades para vender, pues se presenta una contracción económica y los beneficios en general disminuyen.

Estos ciclos no pueden evitarse, pues son el resultado del cambio cíclico de la eficiencia marginal del capital, pero a través de ciertas medidas, como por ejemplo, el incremento del gasto público, se puede suavizar y disminuir sus efectos económicos en la población.

De acuerdo con la Subgerencia Cultural del Banco de la República, existen cuatro fases comunes en los ciclos económicos:

- La depresión o crisis. Es el punto más bajo en el ciclo económico. En este punto es común que se presenten bajos niveles de empleo (desempleo), los consumidores no tengan muchos recursos para consumir y, por lo tanto, no haya demanda por bienes y servicios en la economía. Los precios de bienes y servicios bajen o permanezcan estables, y la producción presente niveles mínimos. Como es de esperarse, todo lo anterior no trae buenos resultados para las empresas y la economía en general.

- Recuperación. Es la fase en la cual el panorama económico empieza a mejorar, es decir, el ciclo comienza a subir. Se presenta entonces una fase de crecimiento económico, mejores niveles de empleo y producción, y un aumento de precios como respuesta a una mayor demanda de bienes y servicios en la economía.

- Auge o “boom”. Es el punto más alto del ciclo económico. Se le llama también “pico”. En este punto de la economía hay pleno empleo, es decir, la mayoría de la población tiene trabajo y la producción está en su máximo nivel. Dado que no hay mano de obra ni capacidad de producción restante, no es posible un mayor crecimiento económico.

- Recesión o contracción. Es la fase del ciclo económico en la cual se desciende. En esta fase se reducen la producción, la inversión, el comercio y el empleo, así como el ingreso de las personas, las empresas y el gobierno; por lo tanto, el crecimiento económico es negativo. Esta recesión puede presentarse de forma severa y prolongada, conduciendo a la economía a un estado de crisis.

En qué ciclo está el país

Si bien la economía colombiana registró en el tercer trimestre del año una mejoría en comparación con el segundo trimestre, creciendo 1,3 %, para muchos especialistas el crecimiento aún es bajo.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), entre julio y septiembre, el PIB registró una variación del 2 %, en comparación con el mismo periodo del 2016, cuando avanzó 1,2 %.

Para el BBVA Resarch, los indicadores del último trimestre “muestran una nula aceleración adicional en la economía, máxime cuando el tercer trimestre tenía el efecto base favorable del paro de transportadores en julio de 2016 y el cuarto trimestre no cuenta con este impulso estadístico”.

Para la entidad financiera, en el cuarto trimestre de este año, la economía colombiana aún no presentaría una aceleración fuerte de la actividad e incluso, para el 2018, la recuperación también se daría de forma muy gradual.

“La incertidumbre política y electoral podría implicar bajos crecimientos de las decisiones de inversión y las apuestas de consumo duradero, pero luego de que se den las elecciones presidenciales, el crecimiento podría acelerarse de una forma más pronunciada”, señala en un análisis Mauricio Hernández, economista Senior de BBVA Research.

Otros factores que ayudarán a la recuperación, de acuerdo con el análisis realizado por BBVA Research, serán unas menores tasas de interés y de inflación, la recuperación en la confianza de la economía, los subsidios al sector de edificaciones, la ejecución de obras civiles, la terminación del efecto negativo de la reforma tributaria de diciembre de 2016 y el mayor crecimiento de los países hacia los que Colombia exporta.

“De esta forma, mantenemos nuestras proyecciones en 1,5 % para el crecimiento del PIB de este año y en 2,0 % para el de 2018”, puntualiza el estudio de la entidad bancaria.

Para Camilo Silva, de Valora Inversiones, el crecimiento de la economía en 2018 sería mejor que la del actual (2,4 % y 2,5 %), “pero de nuevo tampoco esperamos que haya un crecimiento muy fuerte, ya que también tenemos por delante unas elecciones presidenciales”, señala

Por su parte Leonardo Villar, director de Fedesarrollo, comenta que con el resultado “se ratifica la idea de que la economía está creciendo a un ritmo mayor al del primer semestre y se destaca el fuerte crecimiento de la agricultura”. Sin embargo, las expectativas no son demasiado altas, e incluso el Gobierno, aunque admitió que las cosas van mejorando, disminuyó la proyección de crecimiento para este año de 2 % a 1,8 %.

Clases de ciclos económicos

Cortos. Se caracterizan por ser pequeños. Con un promedio de duración de 40 meses

Medios. En promedio duran ocho años y medio. Se caracterizan por la presencia de auges y crisis de manera cíclica.

Largos. De 50 a 60 años de duración. Durante el ciclo, los asensos son más prolongados y aún más fuertes, las crisis usualmente son suaves y sus recesiones son cortas. Cuando las crisis son muy fuertes y las recesiones muy largas, se alcanza un grado de depresiones económicas generalmente altas.

Sub-ciclos. Se deben a la acumulación y a la desacumulación de las existencias.

Ciclos NBER. Son de 28 a 99 meses, con un promedio de 49 meses. Los asensos son de 30 meses y los disensos de unos 19 meses, aproximadamente.

Ciclos estacionales. Influenciados por las fechas o acontecimientos “especiales” (Navidad, turismo, producción agrícola, etc.)

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad