Publicidad
Sáb Feb 17 2018
24ºC
Actualizado 05:49 pm
Domingo 28 de Enero de 2018 - 12:01 AM

Cuidados al comprar por redes sociales

La misma legislación colombiana para las transacciones en Internet a través de plataformas comerciales legalmente constituidas también aplica para los proveedores de bienes, productos o servicios a través de un Social Media.

Las compras por Internet cada vez tienen más acogida en el país. Según Coonic Colombia, el comercio electrónico cada día se establece con mucha fuerza a nivel mundial, precisamente en nuestro país, las ventas online crecieron un 64% en el último año.

Esta cifra corresponde a la tasa de crecimiento 2014-2015, según el Tercer estudio de transacciones no presenciales de e-commerce realizado por la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.

Y ya no solo las ventas se hacen por páginas especializadas que ofrecen productos, o que sirven de intermediarios, sino que emprendedores están usando redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram para ofrecer sus productos, bienes o servicios.

Precisamente Quality Marketing Contents asegura que los Social Media se han convertido en el marco ideal para que los consumidores se relacionen con las marcas, de ahí la importancia que tienen, ofreciendo las opciones de participar e interactuar directamente con el consumidor.

Por ejemplo, Facebook es la red social más utilizada para las marcas de belleza y cuidado personal a nivel mundial, a excepción de China, pero también van adquiriendo cada vez más importancia en la decisión de compra Instagram, YouTube y Twitter.

Sin embargo, lamentablemente, la mayor barrera frente al tema de las compras on line, es el temor. Un estudio de EasySolutions, asegura que el 36% de quienes no utilizan el Internet para hacer transacciones y compras considera que esta no es una opción segura y le teme al fraude o al robo.

Al respecto, la Superintendencia de Industria y Comercio, en Colombia existe una legislación robusta frente al tema, que da garantías a quienes usan la tecnología para sus compras.

“Al comprador lo protege el Estatuto del Consumidor, además hay normas de retracto y en nuestra entidad existen canales para las respectivas denuncias”, señalaron voceros de la SIC.

Redes Sociales

De acuerdo con la legislación colombiana, para las transacciones comerciales a través de redes sociales la situación es la misma que para las demás operaciones en Internet. Para la SIC “hacer publicidad por medio de redes sociales o cualquier actividad cuyo fin sea vender un producto u ofrecer un servicio en estos medios está considerado como comercio electrónico a distancia e incurrir en fraude por publicidad engañosa es motivo para aplicar las sanciones que contempla la ley 1480 del 12 de octubre de 2011”.

Quienes usen esta fórmula deberán suministrar información precisa que dé fe de las características del bien para que el consumidor pueda hacerse una representación aproximada. En este punto es clave mencionar que si el consumidor se arrepiente de la compra y ya ha realizado el pago está en el derecho de solicitar la devolución del dinero antes de cinco (5) días hábiles, incluso sin dar justificación alguna.

Lo cierto es que el proceso no es corto, y por ello hay que tomar especiales medidas de seguridad en caso de que la compra sea a través de estas plataformas digitales que en muchos casos funcionan desde perfiles personales y no empresariales, donde la relación comercial se establece entre dos personas y no una persona y una marca.

Los especialistas recomiendan a los consumidores estar alertas a detalles como precios sospechosamente bajos, que el vendedor provee una ubicación distinta a la que aparece en el anuncio, o que no pueda encontrarse en un lugar público, pero insiste en enviar el producto.

“También hay que alertarse cuando quien vende solicita información personal (detalles bancarios, dirección de correo, número de tarjeta de débito o crédito, etc.) o cualquier otra información que pudiera ser utilizada erróneamente o se encuentra en otro país”, asegura el abogado Libardo Sánchez.

Sobre reclamos

Juliana Gordillo, abogada experta en el tema asegura que “conforme lo establecido en la Ley 1480 de 2011 (Estatuto del Consumidor), cualquier comprador que haya adquirido un bien o servicio a través de una plataforma web (domiciliada en Colombia) y que busque el resarcimiento de un perjuicio o la devolución de su dinero con base en que el producto o servicio entregado no corresponde a lo solicitado, no cumple con las características inherentes al mismo, se encuentra defectuoso, o hubo un incumplimiento en la entrega, deberá a fin de agotar el debido proceso presentar inicialmente ante el directo vendedor una solicitud por escrito con un relato de los hechos e inconformidades sucedidas, así como una descripción clara de lo pretendido; en caso de no obtener una respuesta idónea por parte del vendedor directo, podrá presentar una reclamación ante el proveedor o intermediario web, con el fin de que éste busque alternativas de conciliación y mediación con el vendedor inicial teniendo en cuenta su posición de facilitador”.

De no obtener una solución por parte de ninguno de los anteriores, el comprador, en virtud del derecho del consumidor, podrá instaurar las acciones pertinentes ante la Superintendencia de Industria y Comercio, quien a través de un corto proceso judicial buscará el resarcimiento de perjuicios a favor del comprador afectado y sancionará directamente al vendedor y/o intermediario (en este caso a la plataforma web).

Normas para quienes venden por Internet

D e acuerdo con Germán Realpe, abogado Especialista en Derecho Comercial de la Universidad Javeriana, la ley 1480 es la norma que debe cumplir las empresas que estén domiciliadas en Colombia y quieran vender por Internet, esta norma tiene varios aspectos que se deben tener en cuenta, entre ellos vamos a destacar los más importantes:

1 Los portales que operen y funcionen en Colombia, deben informar en todo momento de forma cierta, fidedigna, suficiente, clara, accesible y actualizada su identidad especificando su nombre o razón social, Número de Identificación Tributaria (NIT), dirección de notificación judicial, teléfono, correo electrónico y demás datos de contacto.

2 Se debe informar sobre el plazo de validez de las ofertas y la disponibilidad de productos.

3 Informar sobre los medios de pago, tiempos de entrega de producto, procedimientos de quejas y reclamos, informar el precio del producto incluyendo impuestos, costos por adquirirlo como los gastos de envió.

4 Publicar toda la información posible sobre las condiciones generales del contrato, que sean fácilmente accesibles y disponibles para su consulta, impresión y descarga.

5 Previamente aceptada la transacción se debe informar el vendedor debe presentar un resumen del pedido.

6 La aceptación de la transacción por parte del comprador debe ser expresa, inequívoca, y verificable.

7 El vendedor debe adoptar mecanismos de seguridad apropiados y confiables que garanticen la protección de la información personal del consumidor y de la transacción misma.

8 El proveedor deberá haber entregado el pedido a más tardar en el plazo de treinta (30) días calendario a partir del día siguiente a aquel en que el consumidor le haya comunicado su pedido.

9 Proteger los datos personales de los usuarios de conformidad con la Ley 1581 de 2012, para esto se deben tener políticas de protección de datos y de seguridad de la información.

1 0 El vendedor deberá reversar el pago que solicite el consumidor cuando sea objeto de fraude, o corresponda a una operación no solicitada, o el producto adquirido no sea recibido, o el producto entregado no corresponda a lo solicitado o sea defectuoso.

Publicada por
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad