Publicidad
Dom Feb 25 2018
24ºC
Actualizado 06:04 pm
Miércoles 14 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Evite hundirse por las deudas

Adquirir un crédito puede ayudar a resolver un problema o alcanzar una meta, pero si no tiene cuidado con las deudas pone en riesgo su estabilidad económica, personal y familiar.
 Banco de imágenes / VANGUARDIA LIBERAL
El sobreendeudamiento, en cambio, es una alerta que surge cuando los ingresos y el patrimonio no permiten responder a todas las deudas adquiridas, poniendo en riesgo los bienes personales, familiares o empresariales.
(Foto: Banco de imágenes / VANGUARDIA LIBERAL)

Conseguir un financiamiento es útil en diferentes etapas de la vida, pues nos permite enfrentarnos a eventos importantes como emprender un negocio, adquirir un vehículo, estudiar una carrera universitaria o cubrir una circunstancia de salud, entre otros; siempre y cuando el crédito sea manejado adecuadamente.

Por el contrario, si se asumen varios préstamos sin considerar el endeudamiento previo o sus capacidades de pago, puede ser víctima de un sobreendeudamiento, es decir, cuando los montos que debe son mayores a sus posibilidades económicas para pagar.

Lea también: Gremios apoyarían el salario mínimo diferencial por regiones

De acuerdo con Finanzas Prácticas, el programa de educación financiera de Visa, antes de solicitar un nuevo crédito se deben analizar las deudas actuales para evitar salirse de control. "Una señal de alerta de que se está al borde de un sobreendeudamiento es cuando la persona se siente frustrada al realizar sus pagos, evita atender las llamadas de acreedores y recibe avisos de facturas vencidas", advierten los expertos.

Al respecto, Asobancaria asegura que a la hora de solicitar un crédito, el sistema financiero ofrece una variedad de productos para diferentes tipos de personas y necesidades, por lo que es pertinente que antes de asumir una nueva deuda haga un análisis de cuál es la alternativa que mejor se ajusta a su situación y su bolsillo, para luego tomar una decisión con responsabilidad y mesura.

“Para que usted no entre en la lista de morosos, tenga presente estos consejos en el momento de considerar un crédito como su mejor aliado”, explica Asobancaria: 1) Haga un minucioso análisis de la fuente de crédito que más le conviene. Esto le dará un alivio para que usted se sienta tranquilo del banco que escogió por el servicio, los beneficios que le presta y por la tasa de interés que le ofrece. 2) Un plan financiero es útil a la hora de establecer cuánto es su ingreso disponible para el pago de esta nueva deuda. Recuerde que el pago del crédito no debe rebasar el 20% de su ingreso mensual, así que la recomendación fundamental es no gastar más de lo que gana, ya que en algún momento su situación dejara de ser sostenible. 3) Establezca un calendario de pagos. Así los intereses no le ganarán la partida. No espere hasta el último día para hacer el pago, ya que pueden surgir complicaciones de última hora que le impidan hacer el pago según lo estipulado y se podrían generar pagos adicionales, como intereses de mora.

Lea también: ¿Físico o digital? Así hay que portar el Soat en Bucaramanga

Los especialistas también aconsejan "adelantarse a los acontecimientos": ahorrar, de ser posible, el pago de la cuota de al menos dos mensualidades por adelantado; y evitar que sus deudas se conviertan en un círculo vicioso, es decir, no utilizar créditos para pagar gastos cotidianos, ni hacer avances en efectivo con las tarjetas de crédito para pagar las deudas vigentes: "evite descompensar los pagos del crédito para que éste no se le vuelva un dolor de cabeza", apuntan.

De acuerdo con Bancoomeva, para que usted sepa hasta qué punto puede comprometer su estabilidad económica, se debe familiarizar con los términos capacidad y límite de endeudamiento. La capacidad de endeudamiento se puede expresar como el porcentaje de los ingresos netos al mes, es decir, los ingresos que recibe mensualmente, menos los gastos fijos que tiene como: recibos de servicios públicos, mercado, gasolina, buses, administración del edificio y otros créditos.

“Generalmente las deudas no deben sobrepasar un límite de entre el 35% y 40% de los ingresos totales, por supuesto es mejor el porcentaje mínimo. Recuerde que los gastos fijos son los que determinan en gran medida ese porcentaje final. Endeudarse por encima de los niveles mencionados es arriesgarse a posibles incumplimientos”, aseguran los asesores financieros.

Si quiere conocer el estado actual de su situación financiera, o mejor dicho, su grado de endeudamiento, haga esta simple división: Grado de endeudamiento = Deudas / Ingreso neto mensual. “Esta operación le permite ver qué porcentaje de sus ingresos se destinan para el pago de sus deudas fijas y por supuesto hasta qué punto está comprometido su ingreso", apunta Bancoomeva.

Si su grado de endeudamiento está entre el 40% y el 60%, es mejor replantear los consumos que realiza a través de créditos, porque una situación de iliquidez puede comprometer su salud financiera y llevarlo a posibles incumplimientos, afectando su historial de crédito.

"Si se encuentra en una situación de sobreendeudamiento y siente que está a punto de entrar en mora, es mejor que se acerque donde sus acreedores y trate de negociar mejores condiciones que se adapten a su situación de iliquidez actual. Lo que siempre debe evitar es entrar en mora, pues resulta más costoso y perderá la credibilidad de su acreedor y no volverán a prestarle dinero”, señala el programa de educación financiera de la entidad.

Señales de emergencia

Gerardo Alzate, experto en finanzas personales, asegura que algunas señales que los créditos se salieron de control son:

- Usas crédito para compras de comida y pago de servicios básicos.

- Sacas un crédito para pagar otros.

- Usas tus ahorros para pagar tus deudas.

- Dejas de pagar unas deudas para cumplir con otras.

- Recibes recordatorios de pago.

- Solo te alcanza para pagar el mínimo de la tarjeta.

- El pago mensual de tus deudas se lleva gran parte de tus ingresos.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad