Domingo 06 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Revisión de factura electrónica en acuerdos conjuntos

En un análisis preliminar observamos los altos riesgos en la implementación de la facturación electrónica muy próxima a iniciar para los grandes contribuyentes

en medio de las tribulaciones que produce los vencimientos de las declaraciones de renta de personas jurídicas con todos los inconvenientes presentados y eso sin diligenciar el formato 2516 de las conciliaciones fiscales que será otra jornada de terror en los departamentos financieros y contables en octubre de 2018.

Pero algunas modalidades de negocios tales como los contratos de mandato, consorcios, uniones temporales y en general todos los contratos de colaboración empresarial con cláusulas tributarias específicas de cumplimiento de obligaciones tributarias, deberán someterse a un análisis muy riguroso de su continuidad y si son actividades de corto plazo.

Hay múltiples razones, pero una esencial es el riesgo asociado con la complejidad de la implementación de la facturación electrónica, los terceros involucrados, los altos costos, pero principalmente el involucrar a los partícipes en los reportes de información tributaria de activos, pasivos, ingresos, costos y gastos, exigidos por el artículo 18 del Estatuto Tributario, donde habría que identificar las participaciones reales para diseñar de manera exacta las conciliaciónes fiscales entre los integrantes de un acuerdo conjunto. En general en un contrato de mandato, el mandatario es el obligado a facturar. Pero, si el mandante es elegido por la DIAN para facturar electrónicamente o lo es en forma voluntaria, el mandatario deberá facturar en forma electrónica. Para tal efecto, este deberá surtir el procedimiento de habilitación respectivo y cumplir las disposiciones del Decreto 2242 de 2015. Las facturas electrónicas deberán permitir diferenciar las operaciones relacionadas con el mandante de las del mandatario.

En los casos de consorcios, uniones temporales, podrá: a) Facturar en su propio nombre y bajo su propio NIT en cuyo caso deberá señalar el porcentaje o valor del ingreso que corresponda a cada uno de los miembros del consorcio o unión temporal, indicando el nombre o razón social y el NIT de cada uno de ellos; o b) Facturar en forma independiente cada uno de los miembros del consorcio o unión temporal. En este evento cada miembro deberá agotar el respectivo procedimiento de habilitación, es decir, cada uno deberá facturar en forma electrónica sus operaciones, incluidas las relacionadas con el consorcio o unión temporal.

Cuando el consorcio o unión temporal realice directamente actividades gravadas, en este caso, por ser responsable del IVA, deberá facturar electrónicamente en su propio nombre y bajo su NIT.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad