Publicidad
Dom Dic 10 2017
21ºC
Actualizado 06:07 pm
Domingo 15 de Octubre de 2017 - 12:01 AM

Fertisol, abonos orgánicos para todo tipo de suelos

La empresa de la familia santandereana Carvajal Gómez es el resultado del trabajo constante, disciplina, responsabilidad e innovación en los productos y servicios, lo que les ha permitido posicionar su marca a nivel nacional.
Élver Rodríguez / VANGUARDIA LIBERAL
La participación en las ferias del sector y las correrías son procesos fundamentales para capacitarse, mejorar los procesos y dar a conocer los productos en otras regiones del país.
(Foto: Élver Rodríguez / VANGUARDIA LIBERAL)
Élver Rodríguez / VANGUARDIA LIBERAL
La empresa cuenta con la maquinaria necesaria para que cada proceso de producción se cumpla en tiempos, calidad y servicio esperado.
(Foto: Élver Rodríguez / VANGUARDIA LIBERAL)
Élver Rodríguez / VANGUARDIA LIBERAL
Fertisol paso de producir 300 bultos en 15 días, a producir entre 800 y 1.000 bultos diarios, distribuidos en Santander y otras regiones del país.
(Foto: Élver Rodríguez / VANGUARDIA LIBERAL)
Élver Rodríguez / VANGUARDIA LIBERAL
Más de 15 empleados hacen parte de esta empresa santandereana, distribuidos en el área administrativa, producción, contabilidad y ventas.
(Foto: Élver Rodríguez / VANGUARDIA LIBERAL)

Al recibir su grado de Ingeniero de Mercados de la UCC, Clemente Carvajal Villamizar, tenía claro que quería formar su propia empresa.

Con el apoyo incondicional de su esposa Raquel Gómez Cepeda, creó la empresa Fertisol, hace ya 14 años.

“En la práctica de la universidad conocí varios procesos para aprovechar los recursos naturales como las basuras que poco se conoce su gran valor económico y ambiental”, relata Clemente.

Para el año 2001, concluyó la investigación sobre el uso de los desechos de origen animal -que producen nitrógeno- y, que al combinarlo con calcio se obtiene abono orgánico.

“Teniendo la fórmula para arrancar, compramos un molino pequeño y alquilamos una pequeña finca en La Corcova por la vía a Cúcuta, para producir el abono. Cuando eso, mis tres hijos estaban muy pequeños, sin embargo, ayudaban en algunas labores propias de su edad. Y con el tiempo, se fueron vinculado, mejorando los procesos, abriendo más mercado y creando más productos”, cuenta.

Primeros pasos

Luego de un par de años, el negocio del abono estaba dando resultados.

Sin embargo, las ganancias se quedaban en el transporte de la materia prima hasta la finca, por lo que arrendaron un lote en Floridablanca, y así tener el capital para comprar la maquinaria necesaria para ampliar la producción.

Con orgullo y una gran sonrisa, Raquel y Clemente recuerdan los primeros años de trabajo: “fueron muy duros”, afirma él, “pero todo ha valido la pena”, asegura ella.

Ahora, junto a sus tres hijos vinculados al negocio, Fertisol pasó a ser más que un sueño de la pareja a convertirse en una empresa familiar con gran proyección comercial en Santander y el país.

“En un lote sin ramada, tapando con plástico cada noche el material para que no se mojara, y echando pica y pala, porque no teníamos cargadores ni bandas transportadoras, iniciamos. Ahora, ver todo lo que hemos avanzado y la proyección que tenemos es motivo de orgullo y el reflejo que aunque hacer empresa es difícil, no es imposible”, asegura Clemente.

Mercado

Con maletín en mano, Clemente inició viajando en buses intermunicipales, visitando los pueblos cercanos, con pequeñas muestras de su producto. Así se dio a conocer y conquistó sus primeros clientes fieles, aquellos a los que aún les despacha.

“Ya con el registro ICA, recuerdo que recolecte ciertos bultos, alquile un camión y me fui con esa carga a Boyacá, porque siempre he sabido que es una zona agrícola con la esperanza de posicionarme, y, así fue”.

“Luego visite Boyacá, los Llanos Orientales, Cundinamarca, y otros, a los que he llegado referenciado, eso es muy gratificante como empresario. Y pasado el tiempo, decidimos entrar a los almacenes especializados en agricultura, quienes ahora son nuestros clientes directos”, cuenta Clemete.

Hace 10 años, para despachar un viaje de abono, se requería 15 días de plazo y otros 15 para venderlo. Ahora, se produce entre 800 y 1.000 bultos diarios y la mayor parte por pedido.

Productos

Fertisol inició vendiendo abono orgánico, que es un producto mejorador que actúa en cualquier tipo de suelo.

Y con el tiempo se han desarrollado enmiendas, aquellos correctores que se aplican antes del abono cuando los suelos son difíciles, es decir, que no asimilan las nutrientes.

Ya cuentan con tres de este tipo: Calfosmag, Roca fosfórica, y Caldo lomita, todos con licencia y registro ICA.

“Junto a mis dos hijos Jesús Gabriel y Carlos Andrés, quienes son ingenieros industriales y ahora estudian agronomía, lideramos investigaciones sobre el uso del suelo, para así seguir desarrollando más productos. También seguimos haciendo correrías por los pueblos y llegando a más departamentos, porque tenemos la firme convicción que nuestros productos son de calidad, innovadores y con precios competitivos”, asegura el empresario.

En la actualidad, Ferisol ha mejorado la maquinaria y los procesos. De un pequeño molino, pasaron a un industrial, con bandas transportadoras, cargadores, tres bodegas, 15 empleados, entre otros valores agregados.

“Cuando iniciamos con la empresa, teníamos el sueño de verla consolidarse como una marca líder en el mercado. Puedo decir, que vamos por el camino correcto. Ahora, esperamos que nuestros hijos y nietos continúen con este legado, y que la empresa sea reconocida a nivel nacional, ese sería el mejor pago a los esfuerzos y sacrificios de años”, concluye Clemente Carvajal Villamizar.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad