Publicidad
Mié Ago 23 2017
26ºC
Actualizado 06:11 pm
Domingo 30 de Octubre de 2011 - 06:01 PM

Gustavo Petro, el nuevo alcalde de Bogotá

El candidato del Movimiento Progresistas, Gustavo Francisco Petro Urrego, es el nuevo alcalde de Bogotá, al haberse escrutado el 85 por ciento de las mesas tenía 600.994 votos, frente a 468.453 de Enrique Peñalosa.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Gustavo Petro, el nuevo alcalde de Bogotá
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Gustavo Francisco Petro Urrego es un político colombiano que desde que inició su carrera se ha destacado por ser el denunciante de la corrupción y de la infiltración en el Estado de los grupos al margen de la ley.

Nació en Ciénaga de Oro, Córdoba, el 19 de abril de 1960. Se crió y educó en Zipaquirá (Cundinamarca). Obtuvo siempre el primer lugar en rendimiento académico y logró uno de los mejores puntajes del Icfes a nivel nacional.

Entró a la Universidad Externado de Colombia donde estudió Economía. Durante su carrera estuvo becado por su promedio de notas. Luego, a los 21 años, Petro fue personero y a los 22 concejal independiente de Zipaquirá.

Cuando se originó el movimiento guerrillero M-19 en 1974, decidió unirse a la causa rebele. Y fue junto a Carlos Pizarro Leongomez con quien sentó las bases de lo que sería el proceso de paz entre el grupo insurgente y el Gobierno del entonces Presidente de la República Belisario Betancourt.

Este hecho de su pasado es algo que le han reprochado continuamente durante su carrera política. Sin embargo, el experto en marketing político Carlos Andrés Pérez considera que “cuando alguien tiene un pasado difícil como Petro, si el pasado sale en medio de la campaña electoral impacta de manera negativa, pero si alguien en un debate lo señala de haber sido guerrillero, no está contando una cosa nueva. Ya fue senador, la gente lo conoce como es y lo están aceptando con su pasado también”.

Tras entregar las armas, Petro hizo parte de la Asamblea Nacional Constituyente y una vez finalizado ese proceso llegó a la Cámara de Representantes en 1991 por el departamento de Cundinamarca.

En 1994 propuso una jugada política que le salió bien. Le dijo a Antanas Mockus que se lanzara a la alcaldía de Bogotá y logró ganar, derrotando a Peñalosa en aquella oportunidad.

Entonces Petro es amenazado de muerte debido a las denuncias que hace sobre corrupción y decide abandonar el país rumbo a Bélgica, donde es nombrado en la embajada como agregado diplomático para los Derechos Humanos de 1994 a 1996.

En 1998 vuelve al país y decide aspirar la Cámara de Representantes por el Movimiento Vía Alterna que había fundado junto con otros exmilitantes del M-19.

En esta oportunidad logra regresar como segundo renglón de la lista encabezada por Navarro Wolff y en las elecciones de 2002 aspira de nuevo a esta corporación obteniendo la más alta votación. Fue elegido como el mejor congresista debido a sus denuncias sobre corrupción y sus debates de control político.

En 2006 logró ser senador con la segunda votación más alta del país. Durante el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez fue uno de sus más acérrimos opositores.

El 17 de abril de 2007, Petro llevó a cabo en la Plenaria del Senado un debate sobre las Convivir y el desarrollo del paramilitarismo en Antioquia. Durante su intervención de dos horas expuso varios documentos sobre las relaciones que presuntamente tendrían miembros de las fuerzas de seguridad y de la clase política con el paramilitarismo y el narcotráfico.

Allí, Petro cuestionó la actuación del entonces presidente Uribe frente al fenómeno de las Convivir cuando era gobernador de ese departamento y además presentó una fotografía del hermano de Uribe, Santiago, donde aparece junto al narcotraficante Fabio Ochoa.

Luego decide renunciar a su curul como senador del Polo y lanzarse como candidato presidencial a las elecciones de 2010. En esa ocasión alcanzó un total de 1.331.267 votos que le sirvieron para ubicarse como el cuarto candidato con mayor votación, por delante de Noemí Sanín del Partido Conservador y detrás de Germán Vargas Lleras.

Más tarde, ese mismo año, decide renunciar al Polo Democrático por la decisión de esa colectividad de no sancionar al entonces alcalde de Bogotá Samuel Moreno por sus denuncias sobre la existencia de un cartel de contratación en la Capital del país.

Ahora, con su movimiento independiente, Progresistas, Petro buscó llegar al segundo cargo más importante del país: la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Con una excelente habilidad para atacar y al mismo tiempo defenderse en los debates, Petro ha logrado ascender poco a poco al punto que hoy encabeza las encuestas para llegar al Palacio de Liévano.

Sin embargo, sus detractores señalan que sus ideas de izquierda son extremadamente populistas y por lo tanto serán muy difíciles de cumplir.

Según el experto en marketing político Carlos Andrés Pérez, Petro es un candidato que “aterriza lo que está hablando, es concreto y claro, lo que ya había demostrado en el Senado. Eso le gusta a la gente”.

“Tiene un tono de voz con el que capta la atención y tiene la capacidad de modularlo, porque cuando el ritmo del discurso está aburriendo a su público, se da cuenta y lo sube. Sin embargo, no logra manejar bien las expresiones faciales y corporales y él mismo lo reconoce. Para frenar esa falencia tiene expresiones fuertes y repetitivas. Por ejemplo, mueve las manos para acentuar algo, pero al hacerlo repetidamente su gesto se convierte en parte del paisaje”, concluye Pérez.

Publicada por
Su voto: Ninguno (4 votos)
Etiquetas:
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad



La muerte política

Digite su cédula de ciudadanía y consulte el estado en que se encuentra su documento así como el lugar de votación y si fue seleccionado como jurado.
 
 
 
Publicidad