Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm
Sábado 25 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

Bucaramanga

Muestra colectiva en la que cinco grandes artistas de la ciudad se reunieronpara compartir con el público sus obras ganadoras del Programa de Estímulos del Instituto Municipal de Cultura y Turismo de Bucaramanga, apoyado por la Alcaldía de Bucaramanga.

“Después reflexioné que todas las cosas le suceden a uno precisamente, precisamente ahora”. Jorge Luis Borges.

El Centro Cultural del Oriente Colombiano fue el lugar escogido para vincular, por vez primera, cinco formas de ver la realidad, cinco manifestaciones eclécticas de aproximarse al mundo, cinco formas de vida de sentir y asumir el arte, cinco maneras de reinterpretar sus vivencias, sus sueños, sus experiencias y su trasegar por este plano en que la realidad y la ficción se bifurcan como en aquel célebre cuento de Borges. El histórico lugar abrió sus fortalezas en la Sala de Exposiciones para que Sebastián Felipe Sánchez Torres, Dago Alexánder Rivera Guerrero, Rafael Prada Ascencio, Bernardo Melo McCormick y Freddy Alexánder Celis Martínez, unidos y de manera colectiva, dieran vida a una muestra en que el espectador juega un rol importante, pues su labor no se limita solamente a asistir como simple visitante; su verdadero trabajo consiste en descifrar, interpretar y, finalmente, dejarse afectar por texturas, colores, formas, pesos, figuras, historias, lecturas, obras, noticias, situaciones, manifestaciones y un sinfín de aspectos que fueron tenidos en cuenta por estos cinco grandes y talentosos artistas.

En el proceso curatorial participaron todos, y el texto que acompaña esta exposición colectiva fue escrito por Sebastián Felipe Sánchez Torres, quien, de manera acertada y profunda, logró ahondar en las cinco particulares miradas que se asoman a una misma realidad: Colombia. Al respecto, él expresó que “el factor común que une a los participantes de esta exhibición […] es el interés de reflexionar acerca de la posibilidad de consolidar un campo y un circuito artístico en Santander”. Acerca de su obra, titulada ‘Crudo’, seis piezas pictóricas con la técnica de petróleo sobre papel dorado, él hace un “señalamiento a unos victimarios y a unas víctimas”. Además, se encuentra un video, dividido en seis partes, en las que se realiza “una exploración a lo que es la cultura [alrededor] del petróleo, actualmente, en la ciudad de Barranca”. Su propuesta artística es el resultado de una investigación que genera un novedoso espacio de análisis en torno a temáticas que, infortunadamente, se dan en este país. Es por ello que es aún más valioso el “señalamiento” que él plantea porque no cae en los lugares comunes. Es la mirada que realiza un artista que asume su voz, su arte para dejar huella y abrir el espacio para la discusión. Arte comprometido que interroga, indaga, denuncia y señala.

Para los amantes de los cómics, la exposición cuenta con dos ejemplares de ‘El hombre que encontró el fin del mundo’, de Dago Alexánder Rivera Guerrero, novela gráfica en la que se cuenta, según su creador, “una historia muy familiar”. Adicionalmente, la muestra cuenta con cerca de veinte dibujos, trabajados en acrílico sobre papel que permean una experiencia vivida por el artista, en la que su padre es la figura protagonista. Sus trazos, sus textos y su perspectiva de la realidad permiten que el lector-espectador pueda ingresar a estos mundos posibles, de la mano de una temática que, seguramente, llegará a impactar a quienes la lean. Es un texto inacabado que se resiste a culminar.

La fotografía también hace presencia bajo el ojo de cronopio de Rafael Prada Ascencio y su obra ‘Amorfo’. Fotografía digital que permite que el espectador indague en sus experiencias, en sus amores, en sus recuerdos y, posiblemente, genere conexión con aquel célebre poema de Jorge Gaitán Durán, cuya voz poética en ‘Se juntan desnudos’ expresa que “Dos cuerpos que se juntan desnudos / solos en la ciudad donde habitan los astros / inventan sin reposo el deseo. / No se ven cuando se aman, bellos / o atroces arden como dos mundos / que una vez cada mil años se cruzan en el cielo. / Solo en la palabra, luna inútil, miramos / cómo nuestros cuerpos son cuando se abrazan, / se penetran, escupen, sangran, rocas que se destrozan, / estrellas enemigas, imperios que se afrentan”. Para el artista, ‘Amorfo’ es un “ser que aún no puedo terminar de describir”.

Las imponentes piezas escultóricas del maestro Bernardo Melo McCormick, un artista de gran trayectoria y con raíces escocesas, también rugen y muestran su vigencia a través del ‘Homenaje a Gabo’, fruto de su formación académica como periodista y de la influencia que la escritura de reportajes dejó en él, en su mente y en las ideas que concreta con su material favorito, el hierro. En ‘Bucaramanga Cree en tu Talento’, tres obras develan su gran conocimiento acerca de la narrativa de Gabriel García Márquez. En el caso de ‘Nena Daconte versión II’, remite al célebre cuento ‘El rastro de tu sangre en la nieve’. El gran aporte del maestro McCormick es la relectura de los mundos posibles creados por el Premio Nobel de Literatura con un material que, en apariencia, no tuviera nada en común. La lectura de las tres esculturas que rinden homenaje al afamado escritor de Aracataca necesita de un lector conocedor de su obra, en que las figuras femeninas sobresalen y asumen el protagonismo. La sensualidad a flor de piel, la sangre como punto de conexión y los tabúes dispuestos para el debate. Remedios la Bella’ y ‘La increíble y triste historia de la Cándida Eréndida y de su abuela desalmada’ son las otras dos piezas que conforman el homenaje; formas femeninas que se vislumbran en la propuesta visual del maestro McCormick. De Colombia para el mundo.

Finalmente, Freddy Alexánder Celis Martínez, quien con su “escultura instalativa” titulada ‘Naturaleza industrial’ muestra ese “proceso de transformación que sufre la naturaleza al ser modificada industrialmente”, según expresó su creador. Es ese viaje a la semilla que emprende la naturaleza. Un imposible que se torna posible en el mundo del arte, en la instalación que crea el maestro Celis Martínez. Cada pieza que conforma ‘Naturaleza industrial’ fue debidamente pensada. Es por ello que el espectador debe detenerse en las farolas que acompañan la obra; su materialidad también aporta al sentido que se pueda construir. Todos sus componentes invitan a la reflexión.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Pechuga de pavo rellena con quinoa, champiñones y tocineta
Pechuga de Pavo, rellena con mezcla de Quinua, Champiñones y Tocineta. Para aquellas ocasiones especiales.
Publicidad
Publicidad