Sábado 27 de Enero de 2018 - 12:01 AM

Van Gogh, vigente en el mundo de la literatura

‘Sueños en amarillo. El niño que no olvidó a Van Gogh’, de Luiz Antonio Aguiar, es una novela que toma como eje central la vida del afamado pintor Vincent Van Gogh, desde su llegada a Arlés, Francia, y todo el periplo que lo llevó a “tomar su tren rumbo a las estrellas”.
Tomada de internet/ VANGUARDIA LIBERAL
Van Gogh, vigente en el mundo de la literatura
(Foto: Tomada de internet/ VANGUARDIA LIBERAL)

Esta nueva obra de Panamericana Editorial se basa, efectivamente, en información real sobre el pintor postimpresionista. La novela inicia y termina de la misma manera: con una misiva escrita por Camille, el niño que logra entrar al hermético mundo de Van Gogh, a su amada hermana Marcelle. Con base en esta correspondencia, Camille relata los sucesos vividos en los primeros meses de 1888, en medio del anuncio de una noticia familiar: la llegada de Marcelle. Sumado a este hecho que le cambiaría la vida a este personaje, poseedor de una especial sensibilidad artística, se asoma la visita de Vincent, apodado de manera vulgar como “el pelirrojo loco”. La presencia y la ausencia de este pintor dejarán en Camille una huella imborrable. De hecho, no solamente logra ver la vida con una novedosa perspectiva, sino que también hereda un poco esa melancolía y la ensoñación que atrapaban de manera permanente a Van Gogh.

Así como señala el narrador en una parte de la novela, “Todo en la naturaleza tiene su tiempo”, la madurez como artista y como hombre de Vincent van de la mano del crecimiento espiritual de Camille. Ambos, sin proponérselo, estarán unidos sin necesidad de compartir mucho tiempo, pues la obra pictórica del afamado holandés marca más que su mente y logra permear en sus sueños, y pone en evidencia aquello de que “los recuerdos son tan vívidos como un cuadro del señor Van Gogh”.

Durante su permanencia en Arlés, Van Gogh genera una relación de amistad con Joseph Roulin, definido por su esposa, doña Augustine, como “el brigadier-despachante postal”. Pero más que la amistad que se produce entre ellos, la novela logra ahondar en el vínculo que va creciendo entre Camille, hijo del cartero Roulin, y el pintor holandés, aquel personaje que convivía entre “lonas, tubos de pintura y pinceles”.

La novela, desde la perspectiva de su joven narrador, muestra una diversidad de anécdotas con las que los habitantes de Arlés tuvieron que sorprenderse: la casa amarilla de Van Gogh (“el edificio más amarillo que Arlés había visto”), la manera de pintar (“su figura completamente inmóvil delante del lienzo”) y su momento del día favorito (“apenas oscurecía, él salía a pintar”), entre otras.

‘Sueños en amarillo’ es una obra que relata la vida de uno de los grandes artistas del mundo, Vincent Van Gogh, aquel que era visto como “el pintor, siempre callado, [que] trabajaba frenéticamente, como si a cada día que pasaba le quitaran dos o tres días del tiempo de vida que le restaba”.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Ceviche de mango y aguacate
Camarones, mango y aguacate, en una receta fresca y saludable.
Publicidad
Publicidad