Sábado 14 de Abril de 2018 - 12:01 AM

La religión en la esfera pública

La publicación de este libro en tiempo de elecciones es más que pertinente.

En Colombia coexisten concepciones seculares y religiosas, y corresponde a los votantes analizar esas concepciones en los candidatos al Congreso y a la Presidencia. De ahí que cobre valor ‘La religión en la esfera pública’, una obra que analiza tres sentencias constitucionales sobre la eutanasia, la interrupción voluntaria del embarazo y el matrimonio entre parejas del mismo sexo, a partir de un contraste analítico entre las visiones secular y religiosa.

Los autores, profesores de filosofía y de derecho, estructuran su libro en cuatro partes. En la primera, exponen la teoría de Habermas sobre la religión en la esfera pública, por cuanto es esta la base teórica del libro. En la segunda, analizan las tres sentencias, por medio de una contextualización y un análisis comparativo de los discursos secular y religioso. En la tercera, reflexionan sobre las intervenciones ciudadanas en las esferas públicas, así como analizan los argumentos de algunos intervinientes en las sentencias. Y, por último, en la cuarta, exponen las conclusiones extraídas de los análisis anteriores.

En tiempos en que las redes sociales propician debates infundados, este libro propone equiparar cargas entre las comunidades religiosa y secular. Por una parte, la comunidad secular no debe negar a priori la validez de los argumentos de la comunidad religiosa por el hecho de que se basen en su fe, en la medida en que la Constitución garantiza la libertad de culto, de la misma forma en que la comunidad religiosa no puede rechazar los argumentos de la comunidad secular por el hecho de que no se basen en la suya o en otras doctrinas.

Colombia bien puede ser un país de mayoría católica, pero esto no significa que el Estado deba privilegiar esta doctrina. El Estado ha de ser laico, como normaliza la Constitución, y el énfasis en este punto es uno de los principales aciertos del libro. Si bien en la esfera pública informal se pueden expresar los argumentos en un lenguaje religioso, en la esfera pública formal (jueces, cortes, etc.) solo se puede usar un lenguaje secular, a fin de garantizar que se comprenda por todos los ciudadanos, y no se privilegie a uno u otro grupo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Matrimonio sin hijos, una nueva generación
Históricamente muchas culturas han considerado a los hijos como el pilar fundamental de un hogar. No obstante, las nuevas generaciones han optado...
Publicidad
Publicidad