Sábado 01 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Grau vivirá por siempre

La exposición ‘Grau vive’, que reúne dieciocho obras de este gran artista colombiano, se podrá apreciar en el Museo de Arte Moderno de Bucaramanga, sitio emblemático que abrirá sus puertas a uno de los más representativos artistas, no solamente del país, sino del mundo entero”.

Recorrer las calles de Cartagena es admirar el arte del maestro Enrique Grau. Las famosas María Mulatas, con su imponencia, llaman la atención de turistas nacionales y extranjeros. Igualmente, cuando se ingresa al majestuoso Teatro Heredia, el arte y la maestría de Grau son totalmente perceptibles. Cartagena tiene su sello artístico, aquel que se puede explorar en la exposición permanente en el Museo de Arte Moderno de Cartagena. Ahora, gracias al Circuito de Arte de Bucaramanga – El Centro con las Salas Abiertas, los amantes del arte podrán admirar, una vez más, las obras de uno de los más grandes artistas de Colombia, quien, con sus monumentales murales, esculturas y pinturas, exploró esos submundos, condenados siempre a la marginalidad, al igual que esa sensualidad que subyace en sus personajes femeninos.

En “Grau vive”, los espectadores podrán encontrar en las obras del maestro su inconfundible talento, a través de la instalación mixta, la obra gráfica, la escultura vaciada en bronce y la pintura sobre tela, sus más grandes aportes al mundo del arte. Cada pieza retrata una escena en la que el tiempo se detiene y la belleza femenina evoca una atmósfera particular. La naturaleza femenina se apodera de su entorno y ofrece un pasadizo secreto a otras épocas que, en esencia, son tan cercanas y universales. En sus obras no existe espacio para el tabú. La libertad es la voz cantante en ese coro que, al unísono, le canta al sincretismo.

Para el dibujante y pintor Enrique Grau, la exploración que realizó con las bellezas de diferentes latitudes propició ese encuentro con un tipo de estética inconfundible en que cada accesorio y cada trazo revelan un origen, un punto de encuentro y un sincretismo cultural. El almirante Rafael Grau Araujo señala en el cuadernillo “Vida y obra del maestro Enrique Grau” que él “nació artista, se podría decir, que cuando vino al mundo, llegó con los pinceles dentro de los pañales”. Esa apreciación es contundente a la hora de explorar su obra, que llega a un nivel de perfección absoluto. Cada trazo suyo revela esa contundencia de las formas que en la escultura alcanzó un nivel inalcanzable, en medio de esa bohemia que no solamente estuvo en su vida, sino que también retrató en sus obras.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Gafas de sol, por gusto y salud
Las gafas de sol son uno de los accesorios que más nos encantan en días de playa. Lo interesante es que debes saber que las gafas de sol son...
Publicidad
Publicidad