Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:41 pm
Martes 21 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

¡Claro que se puede ser más!

Lo que usted piensa y dice acaba haciéndose realidad. Así las cosas, tenga mucho cuidado con sus pensamientos.

Hace poco le escuché a un hombre, relativamente joven, decirles a sus compañeros de trabajo lo siguiente: “Eso es lo que hay y, por ende, no fui más”.

A él, tal y como les sucede a muchas personas, el éxito le ha sido esquivo. Es un ser limitado en todos sus aspectos: en el personal, el familiar y el profesional.

Eso que le pasa no me extraña ya que él, de manera literal, cree que ‘no puede ser más en la vida’.

A veces no se triunfa porque no se tengan las capacidades, ni porque la suerte no sonría, sino porque muchos están programados para dos cosas: para resignarse y para fracasar.

La gente no suele estar diseñada para ser la “Número 1”.

¿Por qué?

Porque se tiene la fea costumbre de pensar que ‘faltan cinco para el peso’ o que ‘esa es la vida que toca llevar’.

Lo peor es que este tipo de persona, tanto en la forma de pensar como en las palabras que utiliza para expresarse, siempre se recuerda que el fracaso es su singular ‘coequipero’.

Por lo general existen voces internas que le impiden a ese ser realizar cualquier arte u oficio, simplemente porque se bloquea.

Mientras no exista una reprogramación mental, él no podrá producir cambios permanentes, ni a corto ni a largo plazo.

¿Sabe algo?

Eso de programarse de nuevo es posible, entre otras cosas, porque el cerebro obedece las órdenes que usted le dé y, además, aprende de todas las experiencias que ha tenido a través de los cinco sentidos.

Una de las claves para empezar a conseguir lo que se proponga es creer en usted mismo.

Yo sé que suena soñador, pero es que si no lo hace no lo va a conseguir.

En ese aspecto siempre es clave entender que lo que atrae a su vida está en armonía con sus pensamientos y sus palabras.

En lo que tiene que ver con lo que habla, debería comprender que las cosas que dice son anclas que despiertan en usted estados emocionales.

No es lo mismo cuando usted escucha la expresión ‘triunfar’, que cuando conjuga el verbo ‘fracasar’.

Es determinante tener cuidado con su lenguaje y le corresponde recrear comportamientos específicos a través de una serie de terapias o técnicas de superación y cambio personal.

Es preciso sacar de la cabeza tanta ‘cucaracha’ y dejar entrar ideas que le permitan crecer y ganar más confianza en sí mismo.

Puede que haya tomado malas decisiones en el pasado, pero también es claro que está en capacidad de emprender acciones propositivas y correctas en el presente.

Es como generar no solo un nuevo comportamiento, sino también un pensamiento más alentador, con el cual adquiere la capacidad de visualizarse. La idea es estar cargado de todas las herramientas esperanzadoras que necesita para alcanzar el éxito.

De esta forma usted descubre recursos desaprovechados que tiene, lo que le permite conseguir los objetivos deseados y solucionar las contradicciones internas.

Cambie los esquemas de creencias negativas por positivas. De esta forma podrá embadurnarse de iniciativas que potencien su vida.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (31 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Pan integral casero
Pan integral hecho en casa de manera sencilla y rápida con la máquina panificadora.
Publicidad
Publicidad