Jueves 04 de Enero de 2018 - 12:01 AM

De usted depende qué tanto pueda crecer este año

No todo es de un día para otro, pues la vida es un proceso. Es preciso tener constancia y no perder de vista sus objetivos. ¡Así crecerá!

Él era un empleado destacado en una próspera empresa y estaba casado con una bella mujer, con quien mantenía tres hijos. Todos eran felices en su casa y se sentía pleno con su vida.

De pronto las cosas empezaron a salirle mal. A este hombre le insinuaron un soborno para que, a cambio de unas buenas ganancias, gestionara un ‘torcido’ en su oficina.

Él se negó con firmeza e indignación. Como resultado de la negativa, su jefe, quien hacía parte del sucio negocio, lo degradó. Finalmente renunció y se quedó desempleado tanto tiempo, que no quiso volver a pasar hojas de vida.

Comenzó entonces una especie de calvario, de vergüenzas, de contrariedades y de consecuencias negativas que hasta el sol de hoy lo tienen tambaleando.

Varios de sus mejores ‘amigos’ le dieron la espalda. Experimentó, además, la hostilidad de sus propios hijos ya crecidos, y hasta su mujer lo abandonó para irse con otro hombre.

Después de todo eso, de su despido, de sus contrariedades y de su desgracia, lo he visto en la calle. Se le ve mal vestido, mal oliente y casi que con pena; todo por la imagen que él sabe que está proyectando al público.

Está solo, más solo que nunca después de su desgracia. ¿Se recuperará? ¿Por qué es tan injusta la vida con él si fue decente en su actuar?

Diría que él podrá haber perdido todo, pero no su dignidad.

En lo que sí creo que está fallando es en asumir esa falsa creencia de que cuando todo está perdido no hay nada qué hacer al respecto.

Dicen que cada quien es responsable de su vida y de su destino, por más duras que sean las circunstancias. Y la verdad, si le soy sincero, yo estoy muy de acuerdo con esa frase.

Temo que el protagonista de esta historia se fue resignando a su mala suerte. Nunca analizó cuáles serían sus otras opciones, para así empezar a trabajar diariamente en conseguir ese lugar laboral en donde se sintiera a gusto consigo mismo.

Debió ser previsivo para que, en caso de que las cosas no jugarán a su favor -como finalmente sucedió- tuviera las armas para enfrentar las adversidades a tiempo y salir bien librado.

Los problemas que esto le significó a su familia son situaciones que no podemos controlar, pues no hay que obligar a nadie a que nos quiera o nos apoye.

Y lamentablemente, a pesar de apostar nuestra vida por aquellos a quienes amamos, muchas veces no somos correspondidos.

Creo que lo mejor que puede hacer este hombre es dejar atrás el pasado y empezar de cero, desechar los pensamientos negativos e ir en busca de nuevos horizontes.

Yo sé que lo más difícil es recomenzar, pues con frecuencia nos aferramos al pasado y eso es lo que no nos deja avanzar.

Si usted pasa por alguna situación difícil y tiene que recomenzar, hágalo. Una vez dé el primer paso debería empezar a definir prioridades, qué quiere lograr a corto, mediano y largo plazo, y apostar con toda su disciplina y empeño para lograrlo.

Dependerá de usted qué tan lejos llegue, según el empeño que le quiera imprimir. Nadie tiene prohibido el éxito en este 2018.

¡Así que a soñar y a trabajar!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
¿Cómo planear tu boda?
La boda es quizá uno de los momentos más importantes para cualquier pareja, por eso es importante pensar en cada detalle. Actualmente muchos novios...
Publicidad
Publicidad