Domingo 28 de Enero de 2018 - 12:01 AM

La sencillez, gran nutriente para la vida

Si usted es de los que no para de estresarse y de angustiarse por los problemas, le sugiero una gota de serenidad. Intente mantener su mente libre de tantas presiones. Viva el aquí y el ahora y, sobre todo, deje a cada día su propio afán.

Todos, sin excepción alguna, deberíamos simplificar nuestra vida. No se trata de reducir nuestras acciones ni de resignarnos a la suerte, sino de aprovechar con sencillez cada día.

Lo que le planteo es que identifique cuáles cosas realmente necesita para vivir bien y deseche las que no sirven o le restan energía.

Si analiza bien, en cada jornada tiene mucho por hacer: trabajo, tareas, otras responsabilidades, más actividades y proyectos, en fin...

Lo peor es que muy pocas veces tiene tiempo o espacio para todo. Y en ese orden de ideas, su paz interior es la más damnificada.

Si en realidad no somos dueños de nada, ¿De qué le sirve sacrificar días enteros o fines de semana, si lo único que consigue es tener más dinero en su cuenta bancaria?

Es hora de revaluar las prioridades para disfrutar más y descubrir la libertad que brinda el tener una vida sencilla.

No le estoy sugiriendo que se quede cruzado de brazos dejándose llevar por la rutina. Hablo de asumir la vida de una forma más relajada.

Y para ello es preciso ser buena persona, no presumir nada y no lastimar a ningún ser vivo, incluido usted mismo. También debe consentirse y pensar en que su mundo es algo más que trabajo.

Ojo: es fundamental cuidar sus pensamientos. Recuerde que las ideas negativas son energías destructoras. Para evitar este ‘parloteo’ pesimista que bombardea su cabeza, mantenga siempre una actitud esperanzadora.

Otra estrategia clave es practicar el perdón, comprendiendo que la conducta dañina de alguien no significa nada personal.

Escuche el lenguaje de la mente universal. Esto es aprender a interpretar las situaciones o las experiencias que le llegan, teniendo la certeza de que cada una tiene un mensaje propio.

Si le dificulta escuchar estos mensajes, en medio del estrés y los problemas que afronta, es preciso que practique la meditación, que tenga momentos para estar solo e incluso que recurra a la oración.

Digo meditar porque esa es una práctica espiritual beneficiosa, pues le eleva las energías e incrementa su grado de conciencia.

Y, de manera paradójica, estando en una soledad moderada podría encontrarse a usted mismo. Cuando se eliminan las distracciones, la sencillez sale a flote.

También la oración es una de las mejores formas de conexión entre su mente y lo que ve a su alrededor.

Haga que todo en su vida se convierta en una verdadera oración y notará que los milagros empezarán a ocurrir, porque la mente registra sus pensamientos y responde positivamente a ellos.

Por último, quiero recomendarle que se concentre en su deseo de ser feliz y hacer el bien a los demás. De esa manera, logrará una vida más serena.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
California Roll (Sushi)
El California Roll es uno de los makis más famosos de la comida oriental.
Publicidad
Publicidad