Domingo 04 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Despertar

Algunos experimentan ‘sueños de terror’ despiertos y lo peor es que no hacen algo pasa sacudirse de ellos. Así las cosas, se ven abocados a tener una vida frustrada.
Archivo/VANGUARDIALIBERAL
Al dormir hay quienes tienen la habilidad de ‘dirigir’ los contenidos de lo que sueñan.
(Foto: Archivo/VANGUARDIALIBERAL)

Al dormir hay quienes tienen la habilidad de ‘dirigir’ los contenidos de lo que sueñan. Ellos los denominan así: ‘sueños lúcidos’.

En estos casos, son conscientes de lo que pasa en sus respectivas siestas. Y en ocasiones, como si se tratara de un guion, pueden manejar todas sus escenas oníricas.

¿Cómo lo logran?

Ellos adquieren un alto grado de conciencia y no permiten que su descanso se les arruine. Eso hace que no se queden despiertos a la mitad de la noche, ni se llenen de miedo. Cuando abren los ojos, en lugar de verse a oscuras o quedarse desconcertados por lo que acaban de soñar, optan por continuar durmiendo; solo que se aseguran de que puedan hacerlo de una manera plácida.

Debo admitir que esta habilidad no se ha podido demostrar científicamente; aunque eso no significa que la información sea falsa.

Menciono el caso porque, tal y como se hace con esos ‘sueños lúcidos’, todos deberíamos aprender a escribir nuestros libretos.

Y no estoy hablando de manera precisa de dormir, sino de enfrentar nuestros miedos de la mejor forma que lo podemos hacer: despiertos.

Las situaciones negativas que experimentamos y los niveles de estrés hacen más probable que nuestra vida se convierta en una pesadilla.

Cuántos de nosotros, a pesar de saber que estamos cometiendo errores y somos conscientes de que ellos nos arruinarán la vida, de manera terca insistimos en dejarnos llevar por los vicios.

Deberíamos entender que podemos vencer la falta de voluntad y la ansiedad que nos azotan, no solo para alejar las angustias, sino también para no ser tan susceptibles a las cosas ‘fuertes’ que vemos o escuchamos a nuestro alrededor.

Para esquivar una ‘pesadilla’ o iniciar un cambio necesitamos una cosa: ¡Decisión! Si decidimos cambiar, el cambio ya se habrá iniciado. Y luego, para que ese cambio sea efectivo, debemos suministrarnos las dosis de la perseverancia y de la disciplina.

Debemos desterrar los pensamientos negativos que lleguen a nuestra mente, entre otras cosas, para no soñar con ellos a toda hora.

Es preciso erradicar esas angustias, no para esquivarlas, sino para entender que ellas no tienen licencia para destruirnos.

Es algo así como soñar que la vida se acuesta a nuestro lado y que con ella empezamos a disfrutar y a ser felices.

Los contenidos de nuestros sueños de la ‘vida real’ no deben ser confusos ni deben estar revueltos porque, de esta forma, este mundo nos podría resultar más desconcertante de lo normal.

Si insistimos en ser pesimistas y mezclamos esta actitud con otras emociones negativas, haremos de nuestra vida una auténtica pesadilla.

No sigamos dándoles forma a esas emociones complejas y mejor limpiemos nuestra vida interior, pues allá está la luz que nos da la claridad que necesitamos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Pollo al Vino con Champiñones
Un pollo exquisito y sencillo de preparar.
Publicidad
Publicidad